OSCATLÓN 2012: Película de animación

OSCATLÓN 2011: Película de animación

Tres de los títulos animados más taquilleros del año se enfrentan a dos producciones de menor proyección comercial pero intensa ambición artística y narrativa. Aunque todo parece indicar que Rango se llevará este galardón, no podemos perder de vista a sus contrincantes: Kung Fu Panda 2 y El gato con botas, dos películas de la factoría Dreamworks con gran éxito de público; la francesa Un gato en París y la española Chico & Rita.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2011/animada1.jpg”}0JfxMxJ66-c{/youtubejw}

Un gato en París. Alain Gagnol y Jean-Loup Felicioli

El estudio de animación francés Folimage consigue colar por sorpresa su tercer largo de animación entre los candidatos a este Oscar. Dirigida por Alain Gagnol y Jean-Loup Felicioli, Un gato en París cuenta la historia de un minino con una doble vida. De día, vive con Zoé, una agente de policía, y su madre Jeanne, mientras que de noche recorre las calles parisinas acompañando a un ladrón en sus fechorías. Partiendo de una premisa muy interesante nos encontramos con una cinta que se aleja totalmente del tipo de animación al que estamos acostumbrados a ver en las pantallas de cine, demostrando que se debe profundizar en las posibilidades de la animación y dejar de lado en muchas ocasiones la forma más común para aprovechar una más personal. Desgraciadamente, la película se queda a medio camino en muchos momentos y sufre de agotamiento a pesar de su corta duración, lo que le resta interés a la propuesta. No parte, ni mucho menos, como favorita y en principio tendrá que conformarse con el reconocimiento que supone esta nominación.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2011/animada2.jpg”}RsSWB6uejws{/youtubejw}

Chico & Rita. Fernando Trueba y Javier Mariscal

Chico & Rita representa la mayor esperanza del cine español en esta edición de los Oscar. De la mano de Fernando Trueba y Javier Mariscal nos llega la historia de Chico, un mujeriego pianista de La Habana que encontrará el amor en Rita, la mejor cantante que ha escuchado jamás. A ritmo de bolero somos testigos de la evolución de su romance en una hora y media de pasión en la que historia y música se unen formando una armonía casi perfecta. Chico & Rita forma parte de ese cine de animación cuya ambición va mucho más allá de sus características técnicas, puesto que consigue hacernos llegar su historia hasta emocionarnos y que nos sintamos parte de ella. Su diseño, obra de Mariscal, es sencillamente delicioso y transmite un aroma realista y a dibujo hecho a mano que hace las delicias de los más clásicos, sin que se eche en falta cualquier otro tipo de animación. Es la propuesta más elaborada que podemos encontrar de entre las nominadas, pero su falta de notoriedad puede jugar mucho en su contra y alejarla de la estatuilla en favor de otros títulos de más renombre.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2011/animada3.jpg”}kJVdvDhhWrg{/youtubejw}

Kung Fu Panda 2. Jennifer Yuh Nelson

Jennifer Yuh se encuentra a los mandos de la secuela de Kung Fu Panda, que arrasó en los Premios Annie hace dos años. Esta vez tampoco se ha ido de vacío, siendo la propia Yuh la primera mujer en llevarse el galardón a la mejor dirección. En esta segunda parte volvemos a encontrarnos con Po, el entrañable oso panda que se convirtió en maestro del Kung Fu y que ahora ejerce como guerrero del dragón protegiendo el valle de la paz junto a los cinco furiosos. Esta vez será Lord Shen, un malvado pavo real, el que amenace con destruir el valle y hacerse con el control de China utilizando una misteriosa arma secreta. Kung Fu Panda 2 peca de todos los peros que se le pueden achacar a una película que ejerce de continuación a una historia ya cerrada, como son la falta de frescura o de originalidad en el planteamiento, sin embargo, se ha solventado con acierto profundizando más en la historia de los personajes y con un diseño de producción envidiable. No parte como favorita, pero sí es una posible candidata a la sorpresa final.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2011/animada4.jpg”}DziSUWvULh8{/youtubejw}

El gato con botas. Chris Miller

La segunda aportación de la factoría Dreamworks viene de mano de Chris Miller, que vuelve a ponerse al cargo de una de las películas de la franquicia Shrek tras haber dirigido la floja tercera parte. El gato con botas nos relata la peculiar historia de uno de los personajes más queridos de la saga antes de conocer a Shrek y compañía. A pesar de sus virtudes, siendo una película que ha conseguido levantar un poco el vuelo de una historia que no daba más de si, está cargada de altibajos y no termina de convencer en ningún momento. La vuelta de tuerca a la historia de este gato no es del todo acertada e incluso en algunos puntos peca de aburrida y demasiado obvia. Si a esto le sumamos que el trabajo de animación tampoco es nada espectacular, parece que el gato tiene realmente pocas posibilidades de plantar sus zarpas sobre la codiciada estatuilla.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2011/animada5.jpg”}VKVzjy7SKy8{/youtubejw}

Rango. Gore Verbinski

Gore Verbinski ejerce de director de orquesta en Rango, que parte como clarísima favorita por méritos propios tras triunfar en los Premios Annie. Rango es un camaleón doméstico que simula escenas de acción y aventura que él mismo inventa e interpreta en la seguridad de su terrario. Este estrafalario animal acabará, tras un accidente de coche, en un viejo pueblo en medio del desierto que sufre una sequía devastadora y está necesitado de un héroe. Rango se establece como un clarísimo homenaje al spaghetti western, tanto en el diseño de sus personajes como en su ambientación, construyendo un mundo animado que bien podría haber formado parte de películas como La muerte tenía un precio o El bueno, el feo y el malo. Se consigue así todo un espectáculo visual al que hay que sumarle un guión perfectamente construido que nos ofrece un personaje más que carismático en una historia cargada de emoción, aventuras y una madurez digna de admirar. Sin duda alguna, es una de las ofertas animadas más interesantes del año y, probablemente, se alzará con un Oscar que bien merecería tener dos dueños.
Ganará: Rango

Debería ganar: Chico & Rita