CÁPSULA: "Harry Potter y la orden del fénix" (David Yates, 2007)

Coincidiendo con el estreno mundial del último libro de la saga, se ha estrenado “Harry Potter y la orden del fénix”. Y volvemos a tener en la prensa el comentario de todas y cada una de las entregas de las películas del niño mago: es más oscura que las anteriores. Ciertamente, a medida que el personaje entra en la adolescencia sus temores sobre la vuelta de Voldemort se van cumpliendo a pesar de que nadie le cree y de que el ministerio de magia intenta acabar con la dirección de Dumbledore en el colegio Hogwarts y sustituirlo por una repelente inquisidora adicta a los gatos. Todos estos motivos dan para una película bastante oscura cuyo climax es una emocionante lucha entre el propio bien y el mal interior del protagonista.

Para los no iniciados en el universo Potter lo dicho anteriormente les puede sonar a chino. Ese es uno de los principales problemas de la película, que se siente más como una historia de transición hacia otras narraciones que como un relato autosatisfactorio.Otro problema es que las aventuras del niño mago, al menos en el cine, comienzan a repetirse y a dejar de sorprender. A pesar de inimaginables movimientos de cámara, de panorámicas sobre Londres nunca vistas y de esos pequeños detalles mágicos que tanto gustan a los admiradores de estas historias (la cabina roja y típicamente londinense que se convierte en un ascensor que conduce al ministerio de magia), cada película tiene menos magia que la anterior. Si a veces el tono más adulto es de una originalidad y un entusiasmo únicos (“Harry Potter y el prisionero de Azkaban”, Alfonso Cuaron, 2004) otras resulta plomizo y sólo llega a la categoría de entretenido como en esta ocasión. Suerte que el personaje de la inquisidora, el de Imelda Stauton es graciosamente repelente y que algunos pasajes del libro como las dictatoriales órdenes de esta se resuelven a través de eficaces elipsis. Veremos que nos deparan las dos películas que quedan de una saga cuyo éxito sólo se puede calificar de histórico.

VALORACIÓN:

Trailer español de la película