"ELECTION"(Alexander Payne, 1999): La corrupción política comienza en el instituto


Cine inteligente y…………de adolescentes. Así se podría definir esta comedia satírica con la que destacó el director de “Entre Copas” (2004) hace ya casi una década. Nominada al Oscar al mejor guión original, la película cuenta la historia de unas elecciones a la presidencia escolar que se convierten en un tira y afloja entre una arribista niña repipi dispuesta a lo que sea con tal de ganar y un profesor que es la viva imagen del perdedor y piensa evitar que gane a toda cosa.

El primer acierto del guión de Payne es el de no hacer de sus personajes estereotipos. Sentimos lástima por la chica a pesar de ser tan perfecta y odiosa y vemos como el profesor no es precisamente alguien admirable ya que engaña a su mujer con su mejor amiga, desea a su alumna y está dispuesto a manipular las elecciones para pararle a ésta los pies. Otro acierto es mostrarnos el abismo que hay entre lo que dicen las voces en off de los personajes (todos cuentan la historia desde su punto de vista e incluso hay flashbacks reveladores acerca de su vida) y lo que hacen realmente. En cuanto a lo formal, la película comienza con los clásicos planos detalle y planos fijo que muestran las personalidades de los dos protagonistas , profesor y alumna y, a veces, Payne construye momentos realmente divertidos a base de particiones de pantalla, uso de música de spaguetti western y superposiciones de imágenes (las caras lujuriosas de las mujeres que desea realmente el profesor mientras hace el amor con su esposa son uno de los momentos más divertidos). Otras veces lo formal acaba construyendo escenas muy gratuitas como las escenas de Nueva York del final, las del profesor vestido como James Bond cuando acaba de fornicar con su amante o las idealizadas postalitas de amor de la chica lesbiana que tal vez pretenden parodiar el trasdentendalismo con el que se toman muchos adolescentes temas absolutamente triviales.

Pero si hay algo bueno aparte de un guión alabado por el mismísimo Peter Bogdanovich, esto se concentra en las interpretaciones de Matthew Broderick como profesor (en los 80 fue el alumno de bastantes películas de instituto) y de Reese Witherspoon como alumna arribista, despiadada y doña perfecta. Todo aquel que se pregunte qué ha hecho esta chica para ser una de las actrices jóvenes más admiradas de Hollywood debería ver esta película. Y sobre todo, deberían ver como la sátira sobre el perdedor, la adolescente ganadora dispuesta a todo por serlo y el instituto lleno de bobos y corruptos no es más que un símil acerca de la propia política norteamericana y sus “lobos”. Después de todo, año y medio después de que “Election” se estrenase George Bush ganaba las elecciones de forma más que dudosa y discutible.

VALORACIÓN:
Trailer de la película en inglés