LEO Y KATE VUELVEN A SER LOS REYES DEL MUNDO( Y ESTA VEZ NO ES EN BARCO)

Imagínense la que se habría armado si, en los años 50, Humphrey Bogart e Ingrid Bergman hubiesen hecho otra película juntos después de su mítica unión en “Casablanca” (Michael Curtiz, 1942). Tal vez no sea comparable( “Titanic” , claro está, no le llega a la suela de los zapatos a “Casablanca”) pero Leonardo DiCaprio y Kate Winslet son ya una de las parejas más míticas de la historia del cine. La película del barco hundido sigue siendo a día de hoy la más taquillera de la historia, ganó 11 Oscars y fue el fenómeno sociológico más grande que el cine de los últimos años recuerda por encima de señores de los anillos, harry potters y demás franquicias taquilleras.

Pues resulta que ambos vuelven a unir sus destinos profesionales 10 años después de aquel monumento a la hipérbole y lo hacen con “Revolutionary Road”, una historia basada en la novela de Richard Yates que dirigirá el marido de la actriz, Sam Mendes (director nada menos que de “American Beauty” y “Camino a la perdición”). La novela cuenta la historia de un joven matrimonio de clase media en la norteamerica de los años 50; la clásica historia que desemboca en tragedia en donde lo sórdido, los malos tratos y la paranoia represora se ocultan bajo una bonita fachada (recuerda y mucho a la película “Lejos del Cielo” (Todd Haynes, 2002). Total, que los fans del edulcorado amor de “Titanic”(James Cameron, 1997) lo tendrán difícil si quieren ver personajes parecidos a los de Jack y Rose. Eso sí, la publicidad que genera que ambos actores vuelvan a unirse es ya notoria vistas las numerosas páginas de internet que se han hecho eco de la noticia.
DiCaprio y Winslet, considerados los mejores actores de su generación por muchos críticos y aficionados al cine, han sido amigos durante toda esta década y la verdad es que no les ha ido nada mal. A él lo han nominado 3 veces al Oscar, ha hecho un cine que mezclaba la calidad con la comercialidad, se ha convertido en el nuevo actor fetiche de Martin Scorsese (es el protagonista del Oscar a la mejor película del año, “Infiltrados” ) y ha recuperado la energía y buenas críticas que generó su carrera como actor adolescente justo antes de “Titanic”. A ella la han nominado 5 veces y tiene una carrera envidiable desde su debut en esa obra maestra que es “Criaturas Celestiales”(Peter Jackson, 1994), mezclando títulos que ya son de culto como “Olvídate de mí”(Michael Gondry, 2004) y otros muy buenos como “Descubriendo Nunca Jamás” o ” Iris”. Esperemos que de esta unión, que dará como resultado una de las películas más esperadas de 2008 (comienza a rodarse este mismo verano y estará lista para ese año) salga otra magnífica muestra del cine de Sam Mendes y del genio interpretativo de estos dos niños prodigio que ya se encuentran en la treintena haciendo siempre cine interesante y de calidad.
Video en el que los actores bromean,años después, sobre su participación en “Titanic” y que demuestra la buena amistad y sintonía que existe entre los dos.