NICOLE KIDMAN SERÁ DUSTY SPRINGFIELD

Lo admitamos o no, la Kidman no levanta el vuelo desde que ganó el Oscar a la mejor actriz encarnando a Virginia Woolf en “Las horas”. Tras su divorcio de Cruise, “Moulin Rouge” y “Los otros” la convirtieron en la gran dama del Hollywood del siglo XXI. Un par de fracasos a la altura de “Embrujada” o “Las mujeres perfectas” rompieron el espejismo creado en torno a esta australiana de mirada felina, maneras elegantes y dotes sobradas para la interpretación.
¿Qué mejor que protagonizar un nuevo biopic musical ahora que están tan de moda? Si Ray Charles o Edith Piaff los han tenido, ¿por qué no Dusty Springfield? ¿Y quién mejor para encarnarla que Nicole?? La película podría suponer su ave fénix y hacerla resurgir de las cenizas, dado que en los últimos meses (y más aún con el batacazo que supuso “La brújula dorada”) la estrella ha sido más noticia por su cuarenta cumpleaños, su embarazo o sus rumoreadas sesiones de bótox que por sus películas. Dusty Springfield lo tuvo todo para hacer una película interesante (y algo tópica también): adicciones, buena voz, una declarada bisexualidad dentro de una época poco dada a las confesiones de ese tipo, y un aura mítica. Veremos que tal se maneja nuestra Nikky con la gran estrella del pop británico de los 60.
Dusty Springfield no sabía qué hacer consigo misma en esta maravillosa canción. Un vídeo de una de sus míticas actuaciones en una televisión llena de decorados psicodélicos.