El hombre que luchó en la sombra por liberar a Mandela

Este fin de semana ha llegado a los cines españoles Plot for Peace, el documental dirigido por Carlos Agulló y Mandy Jacobson centrado en la figura del empresario francés Jean-Yves Ollivier, quien consiguió en los años ochenta involucrar a una serie de líderes políticos y altos cargos de diferentes ejércitos y servicios secretos para sembrar la semilla de un diálogo de paz regional que condujo a la liberación de Mandela y al fin del apartheid.

Con motivo de su estreno tuvimos ocasión para habar con su protagonista, Jean-Yves Ollivier, en Madrid. “Contacté con Carlos Agulló cuando su nombre apareció entre los posibles codirectores una vez empezado el proyecto. Le llamé a Londres y  le invité a cenar para hablar con él. Me encantó su espíritu abierto, sus conocimientos y su disposición. Así que una vez que le conocimos decidimos que adelante con él. El conjunto es lo que más me atrajo del proyecto pero, sobre todo, que también iba a complacer a mis coconspiradores con los que había trabajado durante tanto tiempo y al final pues era interesante sumergirme en algo tan comprometido como esta película. Creo que ahora más que nunca se necesitan películas así, películas comprometidas”.

Se han necesitado 30 años para que la historia de Jean-Yves Ollivier, y la de la gente que colaboró con él, viese la luz. Algo sorprendente teniendo en cuenta el papel fundamental que tuvieron en la luchar contra el apartheid. “El hecho de que se haya tardado tanto tiempo en contar esta historia es porque no se podía agredir al Congreso Nacional Africano. Me explico, cuando un movimiento como el Congreso Nacional Africano reacciona, actúa y gana, quiere que se conciba que se ha ganado gracias solo a él. Rechaza la idea de haber sido ayudado o haber contado con la colaboración de alguien para poder llegar a donde ha llegado”.

“Al final de la guerra de 1945  el General Charles de Gaulle dice públicamente que Francia se ha liberado sola, olvidando a los 6 millones de australianos, británicos, americanos que han desembarcado en Normandía y que han ayudado a liberar Francia, pero era muy importante que esa idea quedase intacta para Francia. Así que, había que respetar eso para el Congreso Nacional Africano, que esa idea quedase intacta, yo he querido respetar que ellos pudiesen gozar de eso durante un tiempo porque creo que era necesario respetarlo. Quizás ahora, con el paso del tiempo, se comprende mejor que han podido llegar a donde han llegado gracias a la ayuda de muchas personas”.

Jean-Yves Ollivier  es la única persona que ha sido condecorada tanto por Pieter Willem Botha, presidente durante el apartheid, como por Nelson Mandela cuando este era presidente de Sudáfrica. “Cuando uno obra, trabaja, se las ingenia y toma riesgos para conseguir un objetivo dado. Cuando al final se consigue, uno se siente enormemente contento. Pero cuando uno ve que esa per sona por la que tanto ha luchado llega con un mensaje de paz la recompensa es doble, y realmente siento una grandísima emoción y un inmenso orgullo.

Con Plot for Peace Jean-Yves Ollivier ha salido de las sombras y ha dejado de ser un “héroe anónimo” para mucha gente que desconocía su historia y la de sus colaboradores. “Habrá que vivir con ello”, concluye entre risas el empresario francés.

Plot for Peace (Complot para la paz) se ha estrenado este fin de semanas en cines de toda España

> CRÍTICA: Plot for Peace, o el valor fundamental de la discreción