Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Siempre hemos mantenido que desde fuera de EE UU se puede seguir la carrera por los Oscar con mucha más objetividad que desde Hollywood por varias razones. Una, evidente, la distancia, la perspectiva. Otra, el calendario de estrenos. Habrá quien diga que es baladí pero echar un vistazo a lo que las distribuidoras internacionales se reservan para febrero es un calco perfecto de lo que sus matrices, los grandes estudios, esperan lograr en los Oscar. Con ese calendario en la mano hemos realizado una gran puesta al día de la parrilla del Oscatlón.

A fecha de hoy (siempre hay cambios), el calendario de estrenos estadounidenses en España es el que sigue:

13 de diciembre: Nominaciones a los Globos de Oro
14 de diciembre: Deseo, peligro
28 de diciembre: American Gangster
11 de enero: Expiación y Before the Devil Knows You’re Dead
13 de enero: Entrega de los Globos de Oro
18 de enero: En el valle de Elah
22 de enero: Nominaciones a los Oscar
25 de enero: Hacia rutas salvajes y Grace is Gone
1 de febrero: Juno
8 de febrero: Cometas en el cielo
15 de febrero: La guerra de Charlie Wilson, Pozos de ambición y Sweeney Todd
22 de febrero: The Savages
24 de enero: Entrega de los Oscar
7 de marzo: No es país para viejos
19 de marzo: Cosas que perdimos en el fuego y Walk Hard
28 de marzo: Margot y la boda

Con esta parrilla en la mano se pueden sacar unas cuantas conclusiones sobre qué esperan sinceramente los estudios rascar en la carrera por los Oscar. La primera es que, como ya intuíamos después de las muy congeladas buenas críticas de American Gangster: aunque Universal siga apostando por Denzel Washington para mejor actor, no cree que el largometraje sea uno de los grandes candidatos.

La fecha de estreno de Deseo, peligro también revela que no es la candidata de Focus Features. Llegando a las pantallas al día siguiente de que se anuncien los Globos de Oro quiere aprovechar el tirón de alguna eventual nominación como la de mejor película extranjera. En cambio, esta minimajor (que en realidad está dentro del entramado del grupo NBC Universal) está segura de Expiación: la ha colocado dos días antes de la entrega de los Globos en la que lleva las de ganar: no compite con Sweeney Todd, que va en la categoría de musical, y pese a tener de rival a Pozos de ambición o La guerra de Charlie Wilson, saben que el clasiquísimo gusto de la Asociación de la Prensa Extranjera hacen de un melodrama como el suyo caballo ganador.

Ese mismo fin de semana está previsto el estreno de Before the Devil Knows You’re Dead. Lo primero que hay que decir es que en España no la distribuye una major, sino una empresa nacional (A.Zeta Cinema). Y lo segundo es que sus posibilidades son una gran incógnita: Sidney Lumet ha recibido toda clase de parabienes de la crítica pero ahora mismo es imposible saber si va a saltar de ahí al palmarés del año. Ese vaticino ha de ser tan cauto como su fecha de estreno.

Descolgada en el fin de semana anterior a las nominaciones de los Oscar se ha quedado En el valle de Elah. En EE UU esta película ha pasado totalmente desapercibida a pesar de los nombres que la firman. Quizá sea que lo de izar la bandera de las barras y estrellas boca abajo le ha quitado las ganas a Warner Independent (no terminamos de asimilar el nombre de esa compañía) de promoverla más. Pese a algún que otro anuncio en la prensa, la película está desaparecida de la carrera, cosa que lamentamos muchísimo por Tommy Lee Jones que está inmenso.

Una vez que tengamos la lista de candidatos a los Oscar, se irán estrenando las películas que aspiran a premio (de menor a mayor, como casi siempre ocurre). Es aquí donde la lista es verdaderamente reveladora pues pone al descubierto las quinielas que manejan los propios estudios. Así, Paramount Vantage está convencida de que logrará que Hacia rutas salvajes haga un buen papel y los Weinstein creen que John Cusak competirá como mejor actor por Grace is Gone. Ese fin de semana, por cierto, se estrenará también 4 meses, 3 semanas y 2 días, la cinta rumana que se cuenta entre las muy favoritas para el Oscar a la mejor extranjera.

En las semanas siguientes, cuando en los medios la tensión infurtiva sobre los Oscar afloja, se prevé sacar Juno y Cometas en el cielo. La primera es el tapado de Fox Searchlight, que el año pasado logró el fenómeno de Pequeña Miss Sunshine. Han hecho montones de pases para la prensa de manera que nadie duda de que su joven protagonista, Ellen Page (nada que ver con la diva del teatro inglés, Elaine Page) será una de las favoritas. Lo que no es tan seguro es si lograrán que la propia película esté entre las cinco: una de las claves de Miss Sunshine es que estuvo en cartel desde julio e hizo su conquista por riego por goteo; en cambio, Juno se estrena en EE UU el 5 de diciembre y sólo en salas escogidas.

Cometas en el cielo llega a las salas en el momento valle (por usar terminología de la Renfe) de la promoción. Lo bueno es que será, sin duda, el estreno de esa semana. Lo peor, es que su fecha no nos saca de dudas: ¿puede Paramount Vantage, un estudio pequeño, luchar por varias películas?

Y luego llega el viernes que debería ser declarado Fiesta Nacional para que los cinéfilos puedan encerrarse en las salas: Pozos de ambición, La guerra de Charlie Wilson, y Sweeney Todd de una tacada. La primera es la otra candidata de Paramount Vantage, que el año pasado tan bien gestionó Babel, aunque le falló el final. Una película demasiado de autor, se dijo. Pues de ser así, Pozos de ambición no lo va a tener mejor. Las otras dos se van a empezar a proyectar para la prensa la semana que viene por lo que su posición en la carrera deberá ser revisada en unos días. De momento, por el día en que se estrenan, sabemos que Universal y Dreamworks-Paramount-Warner (nada menos), resectivamente, van a por todas.

En la víspera de los Oscar podremos comprobar el inmenso talento que Philip Seymour Hoffman y Laura Linney han desplegado para The Savages, logren nominación o no. El problema de este tipo de cintas es que huelen tanto a vehículo para sus actores que a los votantes les puede echar un poco para atrás.

¿No echan de menos algo? En efecto: No es país para viejos, la cinta de los Coen, está prevista para ¡dos semanas después de los Oscar! Parece que Disney desconfía de que una película tan violenta como esta pueda hacer un buen papel en los premios. Razones para dudarlo no les falta, aunque Buena Vista España debe recordar que Javier Bardem es el virtual ganador en todas las quinielas habidas y por haber del Oscar al mejor actor de reparto. Y a la gente le gustará comprobar el gran trabajo de su compatriota cuando esté recién nominado y no dos semanas después de haberse llevado la estatuilla.

Y para terminar, sólo queda destacar lo lejos que quedan los estrenos de Cosas que perdimos en el fuego, Walk Hard (la parodia de las biografía de músicos) y Margot y la boda, títulos todos ellos que han surgido en algún que otro análisis.