Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
Variety publica hoy un reportaje muy detallado sobre el proceso de votación de los Oscar. Como es una promesa que teníamos pendiente de cumplir porque de él se extraen grandes lecciones para prever las nominaciones, aquí van la traducción. "Elaborar ...

Variety publica hoy un reportaje muy detallado sobre el proceso de votación de los Oscar. Como es una promesa que teníamos pendiente de cumplir porque de él se extraen grandes lecciones para prever las nominaciones, aquí van la traducción. “Elaborar la lista de nominados es muy complicado porque es algo muy diferente a hacer una photo finish en la línea de meta”.

“No se trata de encontrar al ganador”, dice Rick Rosas que cuenta las papeletas junto a Brad Oltmanns. Ambos trabajan para PricewaterhouseCoopers. “Tratamos de encontrar a los cinco nominados que tengan el apoyo más amplio de la Academia”. Por este motivo usan lo que se llama un sistema de papeletas preferenciales (…). Este proceso fue elegido en 1936 y se está empleando desde entonces

Comienza cuando los miembros de cada rama eligen a sus cinco interpretaciones o trabajos favoritos en orden de preferencia para su categoría. Cuando estas papeletas llegan a PricewaterhouseCoopers, se repaerten a mano según lo que se haya anotado en primer lugar.

Para resultar nominado, un artista o una película tienen que recibir un número mínimo de votos en ese primer puesto. El número de votos requerido para asegurarse la nominación viene determinado por tomar el número total de votos emitidos en cada categoría y dividirlo por el número de posibles nominados más uno. Así son seis para las categorías como mejor actor (en la que se nominan cinco) y cuatro para las categorías como efectos visuales (en las que sólo hay tres nominados).

[En este punto hay que añadir algo a lo publicado por Variety: el resultado de dividir el número de votos emitidos pro el número de candidatos más uno es el llamado número mágico, es decir, el número de votos necesarios para logar una nominación. Lo más peculiar de este proceso es que cuando una película o una persona alcanza ese número mágico se le declara nominado y dejan de contarse las papeletas con su nombre en primera opción. Estas papeletas que no se han recontado, se distribuyen según el seleccionado en segunda opción, como se explica a continuación].

“Ocurre a menudo que en esa primera distribución nadie resulte nominado”, dice Rosas. “Estamos hablando de gente, así que todo el mundo tiene su propia opinión, y lo que nosotros tratamos de hacer es averiguar qué cinco tienen el mayor apoyo entre los votantes”. Cuando de este primer recuento no sale ningún nominado, los recontadores empiezan eliminando desde abajo. Cogen los candidatos que tienen menos votos en primer lugar de preferencia y los eliminan para las siguientes vueltas.

A pesar de que esas personas o películas dejen de ser tenidas en cuenta, esas papeletas se redistribuyen una a una según la persona o la película que el votante haya seleccionado en el segundo lugar de preferencia. Así, por ejemplo, si usted ha votada por la ‘Película A’ como su primera opción y por la ‘Película B’ como segunda opción, en el caso de que la ‘Película A’ haya sido eliminada, su voto se reasignará a la ‘Película B’.

En este punto, los recontadores vuelven a tabular las papeletas y ven dónde queda cada uno tras la redistribución de los votos. Este proceso de eliminación y redistribución continúa con las segundas opciones (o terceras, o cuartas, o incluso, quintas) hasta que haya seis montones de papeletas. De ellos, los cinco con más votos son los nominados.

Sigan respirando. Las buenas noticias es que el resto del proceso de votación (elegir a los ganadores de entre los nominados) se hace directamente. “Es como una elección en un instituto”, dice Rosas. “Tienes una papeleta con cinco nominados en cada categoría y eliges uno y el que tenga más votos, gana”.