Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
La primera vez que se pudo ver la película de Woody Allen fue en el pasado Festival de Cannes y ya ahí el nombre de Penélope comenzó a sonar con fuerza. La actriz madrileña ha entrado con todo derecho en la ampl...

La primera vez que se pudo ver la película de Woody Allen fue en el pasado Festival de Cannes y ya ahí el nombre de Penélope comenzó a sonar con fuerza. La actriz madrileña ha entrado con todo derecho en la amplia galería de personajes femeninos del cine de Allen. Penélope ha recibido estupendos calificativos por su papel de ex mujer del personaje de Javier Bardem con el que tiene una relación de amor-odio y muy liberal ya que el pintor que interpreta el oscarizado actor español no se lo piensa a la hora de llevar a la cama a las turistas estadounidenses que interpretan Scarlett Johansson y Rebecca Hall.

penelopecruzvickycristinabarcelona.jpg

El gran acierto de la interpretación de Penélope es sacar a relucir ese lado castizo y arrabalero que ya mostró en Volver y que le valió su primera nominación al Oscar. Ahora, todo parece apuntar que conseguirá una segunda nominación en la categoría de mejor actriz de reparto a la espera de conocer si finalmente la distribuidora de la película la postula como actriz principal o de reparto de cara a los Oscar. Todo parece apuntar que lo hará en esta última categóría.

Aunque todavía faltan por estrenarse los pesos pesados de este año, Penélope tiene a su favor varias cosas. En primer lugar, sería la novena vez que una actriz de una película de Allen es candidata en la categoría de reparto. Allen tiene buena mano con las actrices y la Academia lo ha sabido reconocer.  Ya fueron nominadas en la categoría de mejor actriz de reparto Mauren Stapleton por Interiores, Mariel Hemingway por Manhattan, Judy Davis por Maridos y mujeres, Jennifer Tilly por Balas sobre Broadway y Samantha Morton por Arreglos y desacuerdos. Ganaron el Oscar Dianne Wiest en dos ocasiones por Hannah y sus hermanas y Balas sobre Broadway y Mira Sorvino por Poderosa Afrodita.

Además de ese reconocimiento de la Academia por las mujeres de Allen en la categoría secundaria, no hay que olvidar que Vicky Cristina Barcelona ha logrado ser la película más exitosa del neoyorkino en Estados Unidos de la última década. Se ha realizado una gran campaña a favor de ella con grandes premieres en Los Ángeles y Nueva York y Woody Allen parece haber vuelto con fuerza al circuito hollywoodiense tras tenerle en el ostracismo más absoluto.

No lo tendrá fácil para ganar. Suenan como posibles rivales en la categoría Viola Davis por Doubt, Taraji P. Henson por El curioso caso de Benjamin Button y Kathy Bates por Revolutionary Road. Lo que está claro es que el huracán español sigue bien presente en Hollywood y Pé puede ser el próximo ciclón que se pasee por las costas californianas el próximo mes de Febrero.