Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Pocas novedades en la categoría de mejor actor secundario en el apartado de comedia este año. Cuatro nombres repiten nominación, Andre Braugher, Adam Driver, Ty Burrel y Tony Hale; a los cuales se suman en esta ocasión  Tituss Burgess y Keegan-Michael Key. Una categoría especialmente floja en la que nos movemos entre los personajes caricaturizados y los personajes de drama enclavados en una categoría que no les pertenece. De los presentes, tres ya saben lo que es saborear un premio y otros tres lucharán por no irse de vacío.

Andre Braugher por Brooklyn Nine-Nine – “The Mole”

Andre

Andre Braugher lleva años en la industria televisiva cosechando nominaciones y premios. En los Emmy es la novena ocasión en la que lo encontramos mencionado, la segunda consecutiva por Brooklyn Nine-Nine. Su nominación se esperaba porque la serie goza de buena salud pero una victoria en esta categoría solo sería posible en caso de que la comedia tuviera todas las papeletas para triunfar en la categoría reina y quisieran recompensarla en alguna categoría más. Lo cierto es que el episodio presentado es el idóneo y que explota a la perfección al personaje de Andre Braugher. El arco argumental del episodio  gira en torno a su figura, por culpa de una investigación de asuntos internos, y las pesquisas que emprende para descubrir quién lo ha metido en el problema. Un personaje duro y sarcástico que saca a relucir su lado más cómico sin ser un personaje gracioso de por si.

Adam Driver por Girls – “Close-Up”

adam driver

Girls ha sido desde su aparición una serie en constante debate sobre su naturaleza cómica o dramática, y es uno de estos casos en los que, al igual que Orange is the new black, un salto de categoría de comedia a drama no sería extraño. Aún así, la serie sigue dejando grandes alivios cómicos que permiten que se haga la vista gorda. Adam Driver representa perfectamente esta problemática pues en el capítulo presentado su papel es enteramente dramático. El actor defiende su papel como siempre y sigue siendo uno de los personajes mejor tratados de la serie, así lo demuestra que esta sea su tercera nominación consecutiva en tres años, aunque de momento no se haya llevado el premio a casa. El hecho de que se haya convertido en un actor tremendamente codiciado en la gran pantalla con su drama Hungry  Hearts y la próxima aparición en Star Wars podría jugar a su favor si los Emmy deciden darle el empujón final.

Keegan Michael Key por Key & Peele

piwi

6 nominaciones ha acumulado este actor en tan solo dos años. Si bien en 2014 su incursión en la temporada de premios fue tímida, este año entra por la puerta grande con cinco nominaciones a su nombre, cuatro de ellas gracias al programa de esketches Key&Peele, donde actúa, escribe y produce. Lo bueno de un programa de este estilo es que es puramente cómico y permite al actor interpretar una gran cantidad de personajes dentro de cada episodio y retomar aquellos más carismáticos. Su nominación viene a ser la equivalente a la de los actores de Saturday Night Live. Una comedia delirante, políticamente incorrecta y desvergonzada. Cuatro temporadas lleva en emisión y este año ha sido su paso adelante definitivo. Aunque este tipo de comedias no suelen triunfar en los premios, quizá veamos a los Emmy poner una nota diferente recompensando a una de las sorpresas de la temporada.

Ty Burrell por Modern Family – “Crying Out Loud”

ty burrel

Nos encontramos aquí ante un veterano en estas lides. Seis temporadas y seis nominaciones son las que acumula ya Ty Burrel como Phil Dunphy, ganando en dos ocasiones por la segunda y quinta temporada de Modern Family. Ejemplo perfecto del secundario robaescenas pero que consigue llegar al corazón del espectador gracias a su perpetua ingenuidad. Es significativo que habiendo años en los que hasta 4 actores de la serie copaban la categoría Ty Burrel sea el único superviviente. Su premio el año pasado sorprendió y este aún lo haría más pero nunca debe descartarse. Eso sí, la serie ha pasado por mejores épocas lo cual le resta buena parte de sus posibilidades.

Tituss Burgess por Unbreakable Kimmy Schmidt – “Kimmy Goes to School”

tituss

En este caso nos encontramos con un recién llegado desde los escenarios de Broadway. El actor a participado en el musical de La sirenita, Jersey Boys, Good Vibrations o Guys and Dolls. Es obvio que su elección para el papel de Titus no es casual y su curriculum ha pesado a la hora de otorgarle un papel de este hombre gay ansioso por triunfar sobre las tablas de Broadway. Su actuación es exagerada, melodramática y pretendidamente forzada. A pesar de encontrarse en televisión, y por requisitos del guión, actúa como si lo hiciera en un enorme teatro y todas sus expresiones debieran llegar hasta la última fila. Sin duda, el episodio presentado representaba su mejor baza para conseguir la nominación e incluso llevarse el premio a casa. La grabación de su videoclip Pinot Noir supone uno de los más desternillantes momentos cómicos de la temporada.

Tony Hale por Veep – “East Wing”

tony hale

Aquí tenemos a uno que sigue los pasos de Ty Burrel y Adam Driver, tres nominaciones consecutivas sin despeinarse, incluyendo una victoria en el 2013 por su primera nominación. Visto anteriormente en Arrested Development su gran salto se ha producido gracias a este irresistible secundario Gary Walsh, ayudante apasionado de la presidenta Selina Meyer. Es un caramelo de papel y así se ha demostrado. El episodio por el que se le nomina no podría demostrar mejor su importancia. De los nominados es el que goza de menor tiempo en pantalla pero, quizá, el que mejor llega a aprovecharlo. Su arco argumental es hilarante, gastando mucho más dinero público del que debería y causando una crisis de gobierno, y tiene un enfrentamiento final con la propia Julia Louis-Dreyfus con el que termina el episodio y que, simplemente, nos deja con ganas de más. No sería raro verlo con un nuevo premio en su vitrina.

Ganará: Tituss Burgess por Unbreakable Kimmy Schmidt
Debería ganar: Tony Hale por Veep