OSCATLÓN 2012: Diseño de vestuario

GOYATLÓN 2010: Diseño de vestuario

Este año, la categoría de vestuario está definida por la variedad y la ambición. Una película de época –Lope- y dos personalísimas visiones de la posguerra –Balada triste de trompeta y Pa negre- compiten con un complejo trabajo que mezcla épocas históricas –También la lluvia- y que lleva la firma de la infalible Sonia Grande.

GOYATLÓN 2010: Diseño de vestuario

Paco Delgado
por Balada triste de trompeta

Paco Delgado es un habitual en las películas de Álex de la Iglesia: ha trabajado con él en La comunidad, 800 balas y Los crímenes de Óxford. Para Balada Triste de Trompeta, quizás la película más ambiciosa de su carrera en cuanto a vestuario, ha llevado a cabo una sutil reinterpretación del retro que suelen adoptar las películas ambientadas en la España del franquismo y, sobre todo, ha sabido sacar todo el provecho posible al aspecto de personajes que, bajo máscaras de payasos, esconden todo un caudal de violencia y frustración. La ropa del show business se muestra desgarrada y sucia, simbolizando de modo perfecto la mezcla de brillo y miseria, de maquillaje y sangre que forma parte de toda la película. Por otro lado, el vestuario del resto de personajes es colorista, teatral y levemente paródico.

GOYATLÓN 2010: Diseño de vestuario

Tatiana Hernández
por Lope

Tatiana Hernández, que ya había trabajado en producciones como Camino o La vida secreta de las palabras, recibe su segunda nominación en la categoría de vestuario gracias a la única película de época que compite este año: Lope. En esta ocasión, Tatiana Hernández ha demostrado oficio y buen gusto al elaborar un complejísimo guardarropa que se centra en los protagonistas pero que comprende también los cientos de figurantes que dan color a esta película de aventuras ambientada en el Siglo de Oro. Para los protagonistas, Hernández ha creado unos diseños que indagan en las fuentes históricas y que a la vez estilizan las formas para favorecer el sex appeal contemporáneo de unos personajes que se debaten entre pasiones y ambiciones. En los personajes masculinos ha empleado colores oscuros y materiales toscos (cuero, lino, paño). En el vestuario femenino, sin embargo, hace un mayor ejercicio de inspiración para diseñar vestidos de colorido y de formas más elaboradas, entre los que destacan algunas prendas –capas y mantos, principalmente- que nos recuerdan que a Cristóbal Balenciaga le fascinaba Zurbarán.

GOYATLÓN 2010: Diseño de vestuario

Mercè Paloma por
Pa negre

Mercè Paloma recibió una nominación a los Goya en 1998 por su trabajo en A los que aman, de Isabel Coixet, y colaboró con Agustí Villaronga en El mar (2000). Desde entonces, se ha centrado en producciones televisivas. Pa negre es su primer encargo de peso en años y, con esta inquietante historia ambientada en los años posteriores a la Guerra Civil, Mercè Paloma ha demostrado que la espera ha valido la pena. Pa negre cuenta con un vestuario cargado de significados. En una película en la que intervienen diferentes clases sociales, rangos políticos y formas de vida, el vestuario se convierte en un modo de caracterización fundamental. Así ocurre en el contraste entre la señora Manubens y la madre del niño protagonista, en el aspecto del cacique o en la pulcritud de los niños del internado. En esta película no eran necesarios grandes ejercicios de creatividad, sino una recreación fiel de la época que subrayara la verdad de la historia y que dejara el paso franco al complejo discurso lírico que fluye en otros estratos de la historia: la fotografía, los decorados, el guión o las interpretaciones.

GOYATLÓN 2010: Diseño de vestuario

Sonia Grande por
También la lluvia

Hablar de Sonia Grande es hablar de uno de los nombres fundamentales en el vestuario cinematográfico español. Autora de guardarropas tan singulares como los de Los otros o La mala educación, Grande recibe con ésta su décima nominación al premio Goya, que ya se llevó a casa en 1999 gracias a su extraordinaria labor en La niña de tus ojos. En esta ocasión, se enfrenta a uno de sus mayores desafíos en este relato de tiempos y culturas cruzadas que es, a su vez, una reflexión sobre el viejo lema que afirma que “el hábito hace al monje”. Sus personajes son españoles y bolivianos de hoy que se disponen a rodar una película sobre la llegada de los españoles a tierras americanas hace cinco siglos. La confusión comienza cuando la realidad irrumpe en la ficción y los disfraces dejan de ser disfraces; los esquemas se repiten, las identidades se confunden y el resultado es, sin duda, brillante. Sonia Grande se enfrenta a este desafío conceptual y diseña dos vestuarios distintos que adquieren diferentes significados en función de cada escena. Lo interesante es que tanto el vestuario ficticio como el actual reflejan las mismas contradicciones, idénticas divisiones, similares conflictos.
Ganará: Lope

Debería ganar: También la lluvia

Tu quiniela: