Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Dos científicos, un portero y un policía conforma este magnífico cuarteto de personajes nominados. Si bien parece cantado quién se llevará el cabezón a casa la noche del próximo domingo, no cabe duda de que por lo menos tres de los mencionados brillan en las películas a las que representan y les aportan un peso especial.

GOYATLÓN 2011: Actor protagonista

Daniel Brühl por Eva

Samuel Pérez
Nacido en Barcelona pero criado en Colonia, Brühl saltó a la palestra a los 25 años con el éxito internacional de Good Bye Lenin, aunque ya llevaba una década, desde su adolescencia, trabajando en la televisión alemana. Sus raíces hispanas y su perfecta dicción en castellano le abrieron las puertas de la industria cinematográfica española consiguiendo su primera nominación a un Goya como actor protagonista hace cinco años al encarnar a Salvador (Puig Antich). Su dominio del inglés y el francés le ha llevado incluso a trabajar en Hollywood (Malditos bastardos, El ultimátum de Bourne). Es, sin lugar a dudas, uno de los actores europeos más internacionales del momento. Con Eva consigue su segunda nominación a un Goya y, aunque se aprecia de forma muy positiva una madurez interpretativa, sobre todo en el plano personal a la hora de abordar un personaje que tiene que dejar atrás miedos y errores del pasado, es probablemente el rival más débil de los cuatro candidatos de este año.

GOYATLÓN 2011: Actor protagonista

Antonio Banderas por La piel que habito

Pablo López
Hace 15 años de la última nominación al Goya para Antonio Banderas. Su carrera ha evolucionado tanto como su capacidad interpretativa, en aquel año fue por Two Much, éste, por La piel que habito, su reencuentro con Almodóvar, responsable de sus dos primeras nominaciones a estos premios, por Matador en 1987 y por Átame en 1991. Banderas se enfrenta a la gala del domingo como segunda opción al premio, aunque con posibilidad de salir victorioso ya que su magnífica interpretación del doctor Ledgard le ha reportado buenas críticas y además hay ganas en la Academia de reconocer con uno de sus premios al actor español más internacional. Su contención y disciplina a la hora de interpretar a este personaje nos trae un Banderas alejado de los papeles explosivos en los que solemos verlo y que resuelve con maestría, así como aprovechando y canalizando según deseos de Pedro Almodóvar toda su capacidad interpretativa. Su frialdad, lejanía y su pétreo rostro ante el horrible drama de La piel que habito le han supuesto una nueva nominación al Goya,  ahora deben auparlo un poco más para poder vencer al que parece claro favorito de la noche.

GOYATLÓN 2011: Actor protagonista

Luis Tosar por Mientras duermes

Rubén Miguélez
Luis Tosar afronta con esta su sexta nominación al Goya, galardón que ya ha ganado en tres ocasiones por sus papeles en Los lunes al solTe doy mis ojos y Celda 211, largometrajes que también fueron premiados con el Goya a mejor película. En esta ocasión, Tosar es la única opción a premio que tiene Mientras duermes, película en la que interpreta a César, un portero de edificio de apariencia amable que esconde un escalofriante secreto: su obsesión por controlar, manipular y destrozar vidas ajenas. Tosar consigue dar vida a la perfección a un personaje trastornado y carente de humanidad de cara al espectador, pero amable y sencillo en su relación con el resto de personajes, en especial con su nueva víctima, la joven vecina del 5ºB. Este desdoblamiento de personalidad con el se maneja el personaje de Tosar lo convierten en todo un reto interpretativo que conlleva grandes riesgos, pudiendo caer en un tono demasiado irreal que desprestigie el conjunto de la película. Lejos de cometer errores, Tosar está excelente y realiza una de las mejores interpretaciones del año. A pesar de ser un fuerte contendiente, se presenta complicado que consiga arrebatarle el premio a los grandes favoritos.

GOYATLÓN 2011: Actor protagonista

José Coronado por No habrá paz para los malvados

María Pérez
José Coronado no lo ha tenido fácil. Quizá lastrado por esa facha de galán impecable con toques canallas, ha tenido que luchar contra el encasillamiento al que parecía destinado mediante una búsqueda constante de personajes antagonistas de esta idea. Y la verdad es nos alegramos de que Urbizu le llamase para hacer La caja 507 en 2000. Los personajes que escribe para él son cada vez más duros y complejos, y Coronado da la talla con creces. A la expectativa de lo que pueda pasar con la que será su cuarta película juntos, Armas y conversaciones, la verdad es que No habrá paz… es la que mejor recepción ha tenido por parte de crítica y público, y en buena medida eso se debe a la estupenda composición que hace el actor madrileño de Santos Trinidad, ese policía con nombre de sicario colombiano, terriblemente marcado, obsesivo, implacable, irreflexivo, sociópata, que no despierta ni un nanogramo de empatía pero del que sin embargo no se puede apartar la mirada ni un segundo. El Goya ha de ser suyo. ¡Rocanrol!
Ganará: José Coronado por No habrá paz para los malvados

Debería ganar: José Coronado por No habrá paz para los malvados