GOYATLÓN 2012: Actor revelación

GOYATLÓN 2011: Actor revelación

Analizamos hoy una de las categorías más reñidas de los premios Goya: cuatro actores que han demostrados con creces en otros medios su capacidad interpretativa y que en esta ocasión entran en competición por un papel decisivo en sus carreras, una interpretación relevante y sobresaliente y, en definitiva, una oportunidad perfecta y justa de ser premiados para cualquiera de ellos. 

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”goyatlon/2011/actorrevelacion1.jpg”}o9Y-9Q9pM-s{/youtubejw}

José Mota por La chispa de la vida

Pablo López
La exitosa carrera de José Mota tenía, como no cabría ser de otra forma, que desembocar de una u otra manera en el cine. La puesta de largo (ya que anteriormente ha interpretado algunos papeles secundarios) de su carrera le ha venido de la mano de Álex de la Iglesia, que le ha otorgado un papel protagonista absoluto en una película que ha levantado pasiones tanto para bien, como para mal. En cualquier caso, es de recibo reconocer la gran capacidad interpretativa de Mota que en esta ocasión interpreta un papel contenido, serio y doloroso muy alejado de los papeles que estamos acostumbrados a ver el televisión. Algo como lo que hizo Fernando Tejero en 5 metros cuadrados, aunque éste no ha conseguido nominación. José Mota tiene muchas papeletas para ser el ganador de esta categoría, pero sus compañeros de nominación no se lo van a poner fácil: mucha calidad, mucha interpretación relevante y memorables, en una de las categoría más reñidas de estos premios. En cualquier caso, José Mota demuestra con creces en La chispa de la vida que es un digno merecedor del premio, ahora solo queda esperar a conocer el veredicto final de los académicos.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”goyatlon/2011/actorrevelacion2.jpg”}SIhO7srEboU{/youtubejw}

Jan Cornet por La piel que habito

Samuel Pérez
El actor catalán que se dió a conocer hace 6 años con La noche del hermano y saltó a la fama gracias al éxito televisivo de Motivos personales ha demostrado gracias a la oportunidad que le ha dado Almodóvar en La piel que habito que no es sólo una cara bonita. Se trata probablemente de uno de los roles masculinos más complicados que pueblan la filmografía del manchego y Cornet cumple con creces dotando de múltiples aristas a su Vicente, sin hacer de él una víctima pero tampoco alguien completamente culpable. El hecho de salvar un papel que corría el riesgo de caer en el mayor de los rídículos es merecedor de un sonoro aplauso. Y, ¿por qué no?, de un Goya.

Marc Clotet por 'La voz dormida'

Marc Clotet por La voz dormida

Fernando de Luis-Orueta
El barcelonés Marc Clotet es una de las sorpresas agradables de La voz dormida. Hasta ahora sólo le habíamos visto en series de televisión, tanto en grandes éxitos de TV3 (El cor de ciutat) como de nacionales (El comisario, Física o Química). En cine apenas había aparecido brevemente en Mil cretinos, la cinta que el año pasado firmó Ventura Pons. Una de las singularidades que hacen que Marc Clotet es si aire distinguido, a diferencia de muchos de los jóvenes que pueblan el audiovisual español. Consecuentemente, en la película de Benito Zambrano interpreta a un valenciano de familia burguesa pero republicana, que lucha contra el Franquismo y que se enamora de la inocencia de Pepita, la protagonista. Clotet dota a su personaje del aire idealista y naif necesarios y hace lo posible por rellenarlo de todo aquello que se ha quedado por el camino de la adaptación del libro a la pantalla.Aún así, parece que habrá de esperar a mejor ocasión para ganar el Goya y, sinceramente, esperamos que la tenga.

Adrián Lastra por 'Primos'

Adrián Lastra por Primos

Rubén Miguélez
Tras convertirse en una cara conocida de la pequeña pantalla, Adrián Lastra da el salto al celuloide con su participación en Primos dando vida a José Miguel, un hilarante joven cargado de traumas que forma parte del trío protagonista de la película. El suyo es un papel jugoso a la par que cargado de peligros, puesto que tiene que lidiar con un estado de pánico y desesperación casi continuo y dotarlo de una vis cómica nada fácil de conseguir. Lastra pasa el examen con sobresaliente, llevando con mucho acierto la evolución de un personaje que parte de una histeria desmesurada y centrando en él gran parte de la atención durante todo el metraje, siendo sin duda una interpretación que bien podría hacer que se alzara con el Goya.
Ganará: José Mota por La chispa de la vida

Debería ganar: Adrián Lastra por Primos