Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

El último de nuestras entregas de análisis de los Emmy de este año va para las miniseries y telefimes. Desde la segunda y mejorada American Horror Story a la mejor obra de la filmografía de Jane Campion, pasando por una superproducción bíblica que se basa en el exceso para no contar nada, según todos los pronósticos parece que la palma se la lleva la que podría ser última película de Steven Soderbergh.

20130921emmyminiserieasylumpqAmerican Horror Story: Asylum (FX Networks)

El hecho de que la segunda temporada de esta serie (o la segunda entrega de esta miniserie —hasta su catalogación es difícil—) comparta algunos actores con la primera (sobre todo Jessica Lange y Sarah Paulson) no debe llevar a engaño. Mientras que la primera era un pastiche sin sentido, que agotaba hasta al más fiel de los seguidores, esta segunda no sólo ha parecido mejor escrita y dirigida, sino que, aunque la idea de patchwork del terror se mantiene, esta vez resulta más congruente, las referencias y homenajes son igualmente explícitos, pero están al servicio de la historia y no a la inversa, al igual que la estética, y las tramas principales (las protagonizadas por las actrices mencionadas anteriormente, sobre todo la de la segunda) enganchan de verdad, provocando verdadero interés. Todo esto no la hace merecedora del Emmy en su categoría, aunque no desentona del quinteto.

20130921emmyminiseriecandelabrapqBehind the Candelabra (HBO)

La película que pudiera ser canto de cisne del director Steven Soderbergh es un más que digno biopic con sólidas interpretaciones y una puesta en escena arriesgada que no logra el rechazo del espectador moderno, acostumbrado ya a la sobriedad y que huye de las horteradas reflejadas en ella, y con una dirección casi quirúrgica, que practica un juego de reflejos y falsas apariencias muy bien llevado. Quizá se le pueda echar en cara el desapasionamiento, y que el espectador rara vez llega a empatizar con ninguno de los dos personajes principales, o que algún secundario importante no pasa de ser una caricatura, pero con toda seguridad se llevará el premio a la sede de la HBO el domingo que viene.

20130921emmyminiseriespectorpqPhil Spector (HBO)

Uno de los casos más siniestros de personaje popular involucrado en crímenes de los últimos tiempos en manos de un gran guionista y dramaturgo como Mamet e interpretado por Al Pacino parecía una perita en dulce para el espectador, pero la per, al morderla, ha resultado estar llena de gusanos. Al Pacino pone patas arriba el archivador de tics y los saca como un niño que juega a aventar las plumas de un edredón nórdico, y lo hace en una película que deja de lado el espíritu crítico o la reflexión sobre la fama y los juicios mediáticos, algo que se esperaba claramente viniendo de quien viene. El resultado es entretenido, Helen Mirren está fantásica, como siempre, pero desde luego el telefilme está nominado por los nombres que tiene detrás y no por su calidad.

Political Animals - PilotPolitical Animals (USA)

Esta miniserie inspirada más que levemente en Hilary Clinton se conduce entre la seriedad de El ala oeste de la Casa Blanca y el culebrón descarado con un marchamo de lujo presidencial. La jugada les podría haber salido bien si el personaje principal no resultara ya conocido, pero el conjunto suena demasiado a un The Good Wife político cuyas tramas familiares son más rosas e incluso amarillas y sin el atractivo de los casos episódicos de la serie protagonizada por Julianna Margulies. Cierto es que Sigourney es mucha Sigourney, pero el hecho de que la serie no haya renovado para una segunda temporada hace pensar que no cuenta con el favor del público ni por tanto de los votantes en los premios.

The Bible (History Channel)

Ahora tendrá que venir algún académico de la televisión a explicarme qué hace esto aquí, y no está en su lugar Parade’s End o alguna otra miniserie o telefilme más que digna que se ha quedado fuera. Pero las diez horas de televisión que ocupa La Biblia (ojo, los productores amenazan con editarla en largometraje y estrenarla en salas comerciales) son una pérdida de tiempo para el espectador. Sin un hilo conductor que una los diferentes episodios (salvo la voz en off que ayuda a salvar las monumentales elipsis), el recorrido por los diferentes capítulos de las Sagradas Escrituras parece un The Bible Greatest Hits o un parque temático llamado Bibleland, lleno de malos malísimos y de desastres naturales que ya quisiera Michael Bay para sí, reforzados por una música (de Hans Zimmer, sí) que hace esperarlos hasta en los momentos más esperanzadores (de hecho, Jesús nace en medio de un tifón).

20130921emmyminiserielakepqTop of the Lake (Sundance Channel)

La segunda incursión de Jane Campion en la televisión (la primera fue la miniserie Un ángel en mi mesa, que después convirtió en película) da lugar a la que es sin duda su mejor obra. En un género tan trillado como el policiaco, la directora neozelandesa, junto al cocreador Gerard Lee, convierte la búsqueda de una preadolescente embarazada, hija de un capo local de la droga, en un retrato de la brutal sociedad en un pueblo perdido de Nueva Zelanda, de las cuentas pendientes y las mentiras, de la supervivencia y la huida, y sobre todo, de los distintos papeles que representan las mujeres en este tipo de ambientes, sin quedarle en absoluto un infumable panfleto feminista. Es la demostración de que se puede hacer televisión sobre investigación criminal con personajes fuertes y bien dibujados, cuyas tramas trasciendan la mera situación policiaca. Aparte de la factura (fotografía y música), Top of the lake está en el grupo de lo mejor que ha dado la televisión este año, y lamentablemente no habrá premio para ella.

Ganará:  Behind the Candelabra
Debería ganar: Top of the Lake