Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Modern Family, el gigante de la comedia norteamericana, afronta esta candidatura a mejor serie con la intención de entrar al club de las grandes comedias, de aquellas que han ganado cuatro o más veces en la categoría reina. Rockefeller Plaza está en la misma situación, puesto que también tiene tres premios en su haber, sin embargo, ha sido precisamente Modern Family la serie que ha provocado que Tina Fey y compañía se fueran de vacío en las tres últimas ediciones. Y para que este duelo de titanes no sea solamente cosa de dos, cuatro series (Louie, Veep, Big Bang y Girls) buscan hacerse un hueco y ser nombradas en los Emmy, por primera vez, mejor serie de comedia del año.

30 Rock

emmy2013rockefellerplazapeq30 Rock podría despedirse por todo lo alto si los votantes de los Emmy deciden decirle adiós devolviendo la serie de Tina Fey a lo más alto del podio de las mejores comedias del año, lugar que ocupó durante tres años, triunfando en las ediciones de 2007, 2008 -su edición más exitosa, llevándose un total de 7 Emmys- y 2009. Todo cambió en 2010, cuando apareció el gigante Modern Family y provocó que la hasta entonces mimada de los Emmy se fuera a casa de vacío. Es más, en las tres últimas ediciones, las que ha dominado Modern Family, 30 Rock ha conseguido un total de 42 nominaciones, y no se ha llevado ni un solo premio. Este año es la serie comedia nominada con 13 candidaturas, y continuar con la racha de vacíos supondría un varapalo para una serie que no merece esa despedida. 30 Rock jugará las cartas del sentimentalismo para intentar hacerse con más de un premio. Las nominaciones a mejor guión, dirección y edición son para su doble episodio final Hogcock! / Last Lunch y sus dos actrices nominadas, Fey y Krakowski, también han optado por mandar ese divertido y emotivo cierre para intentar rascar el premio en el último empujón. Al fin y al cabo, los votantes solamente tendrán que ver el último episodio de una serie que parece haberles encantado durante años y decidir que hacerla triunfar es una bonita forma de despedirla. Series como Raymond o Barney Miller ya saben lo que es ganar por su última temporada.

Girls

emmy2013girlspeqLa revelación de la pasada temporada consiguió un total de cinco nominaciones en la pasada edición, de los cuales solamente consiguió llevarse el más pequeño de todos, el de mejor casting en serie de comedia para Jennifer Euston. La serie de la polifacética Lena Dunham vio como ganaban otros en las categorías de guión, dirección, serie y actriz principal, y en todas las categorías fue derrotada por series que están presentes en la terna de este año -Louie, Modern Family y Veep, respectivamente-. Donde si han conseguido triunfar ha sido en los Globos de Oro, desbancando a Modern Family de la posición como mejor comedia del año y consiguiendo la propia Dunham el premio como mejor actriz. Así que una de cal y otra de arena para una serie cuya ventaja también supone su mayor hándicap, y ambas cosas tienen nombre propio: Lena Dunham. La serie, a pesar de tener personajes secundarios muy suculentos -este año ha conseguido rascar nominación como actor secundario el fantástico Adam Driver- gira en torno a Hannah Horvath, un personaje que no a todos gusta por igual. A su favor juega que la calidad de la segunda temporada de Girls no tiene nada que desmerecer a lo que se nos ofreció durante la primera y que tiene capítulos como One Man’s Trash que suponen parte de la mejor televisión que hemos podido ver durante esta temporada, por lo que esta oportunidad se antoja crucial para saber si los votantes de los Emmy se han dejado conquistar por Dunham o no.

Louie

emmy2013louiepeqLouie  es la única comedia que está nominada en todas las categorías importantes a las que optaba: mejor guión, mejor dirección, mejor actor y mejor serie. Y a estas cuatro hay que añadirle la nominación a mejor edición en comedia, categoría que en numerosas ocasiones -igual que ocurre con los Oscar con la mejor película del año- nos da la clave sobre la victoria final en mejor serie. Sin embargo, juega con la misma desventaja que Girls, y es que es básicamente la serie de un solo hombre. Louis C.K. es candidato a premio en cuatro de las cinco categorías antes mencionadas, y solamente encontramos otro nombre en representación de Louie en la de mejor edición en comedia, donde entra en acción Susan E. Morse, nominada por primera vez a los Emmy y que estuvo nominada al Oscar en 1987 por el montaje Hannah y sus hermanas. Además, la serie de Louis C.K. no es una serie tan familiar y mayoritaria como lo son algunas de sus contrincantes, y puede que el humor en ocasiones violento del rey de la stand-up comedy norteamericana no guste a todos los votantes. Hay que tener en cuenta también que la serie no ha estado nominada nunca en la categoría reina, aunque sus nominaciones han aumentado progresivamente desde su primera aparición en los Emmy hace dos ediciones, pasando de dos en 2011, tres en 2012 -llevándose la de mejor guión- y seis en esta última, lo cual sí parece indicar una tendencia muy positiva de cara a sus posibilidades.

Modern Family

emmy2013modernfamilypeqLa reina indiscutible de las tres últimas ediciones (seis premios en 2010 y cinco en 2011 y 2012) llega a esta edición en un envidiable estado de forma, y es que pocas comedias han sabido mantener contento a público y crítica tras más de cuatro años en antena. Sin embargo, tres victorias consecutivas en los Emmy también puede ser una desventaja, y es que los votantes pueden empezar a cansarse de premiar siempre la misma serie y decidan virar el rumbo, que se lo pregunten si no a Rockefeller Plaza. De hecho, solamente cuatro comedias en toda la historia han conseguido alzarse con el Emmy a la mejor comedia en cuatro o más ocasiones: Frasier, All in the family, Cheers y El Show de Dick Van Dyke. La noche del 22 de septiembre será aquella en la que Modern Family pase a formar parte de este selecto grupo de comedias o en la que de un paso atrás y le deje su ceda a una de sus contrincantes. Para evitar que esto ocurra la familia más inusual de la televisión norteamericana juega con las bazas de siempre: una comedia muy amena de la que puede disfrutar toda la familia, escrita y dirigida con mucho gusto y con unos actores que suman ya casi 100 episodios en un continuo estado de gracia. Sin duda, no son pocos valores a la hora de considerar que quizá Modern Family sí se merezca ese puesto en este Olimpo de las comedias.

Big Bang

emmy2013bigbangpeqHay un motivo que prima sobre todos los demás a la hora de valorar por qué Big Bang debería ser nombrada la mejor comedia del año tras seis temporadas en antena: es la comedia más vista de la televisión norteamericana con una media de 19 millones de espectadores durante el curso 2012-2013. De entre las cinco nominadas restantes, solamente Modern Family puede hacerle frente en cuanto a apoyo popular, y aun así ha promediado unos bastante inferiores 12,7 millones de espectadores. Sin embargo, los Emmy no parecen haber sucumbido en exceso al fenómeno fan que han despertado las aventuras de estos jóvenes científicos, y a lo largo de sus cinco años de emisión solamente Jim Parsons ha conseguido hacerse con el Emmy a mejor actor principal en comedia en las ediciones de 2010 y 2011 a pesar de que la serie tiene un acumulado de 17 nominaciones. Hay que tener en cuenta que, a lo largo de sus seis temporadas, Big Bang ha ido dejando de lado progresivamente la esencia freak que tantos halagos le supuso y ha centrado gran parte de sus tramas en un humor más fácil y centrado en las relaciones sentimentales de sus protagonistas, algo que quizá es bueno para la audiencia pero no tan bueno para la calidad de la serie. Este año se enfrenta a sus contrincantes con un total de 7 candidaturas, aunque no hay rastro de ella en las de guión, dirección o montaje, lo cual hace pensar que sus posibilidades no son tan altas como las de algunos pesos pesados de esta categoría.

Veep

emmy2013veeppeqJulia Louis-Dreyfus puede considerarse favorita en la categoría de mejor actriz principal en comedia, pero todo parece indicar su serie se postula en la tesitura de no convertirse en el rival más débil. Y es que más allá del espléndido trabajo de la actriz que encabeza el reparto, poco más ha trascendido en una serie política que si bien tiene la apariencia de algunas de las grandes vencedoras de los Emmy, como El ala oeste de la Casa Blanca, está a años luz de haber calado tan hondo. Sin embargo, es cierto que sus opciones han aumentado con respecto a las del año pasado y esta vez posee un total de cinco candidaturas (en la última edición fueron solamente tres) y a la nominación de su protagonista hay que sumarle la de otros dos actores, puesto que Anna Chlumsky y Tony Hale están nominados como mejor actriz y actor de reparto en comedia. Claro que más allá de las nominaciones de su reparto, Veep no cuenta con absolutamente ninguna nominación en las categorías técnicas y no encontramos ninguna mención a sus guiones o a su dirección, lo cual hace pensar que es harto complicado que sea nombrada la mejor comedia del año.

Ganará: Modern Family
Debería ganar: Girls