Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

La competición por el Oscar a la mejor fotografía tiene una peculiaridad este año: tres de las cinco cinta nominadas son extranjeras. Algo así ya había ocurrido en 2005 con La casa de las dagas voladoras, Largo domingo de noviazgo y La pasión de Cristo, precisamente obra de uno de los candidatos este año, el veterano Caleb Deschanel. Pero las candidatas más fuertes son dos cintas en blanco y negro, Cold War y Roma, cuyo director Alfonso Cuarón está a punto de hacer historia.

Łukasz Żal por Cold War

Oscar
2 nominaciones

  • Nominación a mejor fotografía por Ida (2015)

Otras nominaciones del año

  • BAFTA: Mejor fotografía
  • American Society of Cinematographers: Mejor fotografía

Łukasz Żal ya compitió por el Oscar con la anterior película de Pawel Pawlikowski, la inolvidable y estilizadísima Ida. Cold War comparte con ella el radical punto de partida: constreñir la imagen a 4:3 en un blanco y negro severísimo. Pero a partir de ahí Żal dota a Cold War de su propio código, algo más libre que en la anterior cinta, en el que juega constantemente con la profundidad de campo de forma que junto los protagonistas, también el espectador pueda observar el entorno en el que se desarrolla su historia. Para el dúo Pawlikowski-Żal cada plano es una película en sí mismo y se mima hasta el último detalle como tal: el encuadre, la iluminación, la distancia focal… Todo resulta exquisito y sofisticado en Cold War. El Oscar sería más que justo.

Robbie Ryan por La favorita

Oscar
Primera nominación

Otros premios del año

  • BIFA: Mejor fotografía

Otras nominaciones del año

  • BAFTA: Mejor fotografía
  • American Society of Cinematographers: Mejor fotografía
  • Critics’ Choice: Mejor fotografía

Para rodar su primera película de época, Yorgos Lanthimos ha prescindido de su habitual director de fotografía, Thimios Bakatakis, para optar por Robbie Ryan, un camarógrafo en cuyo currículum figuran Yo, Daniel Blake o Philomena. Lo que Lanthimos esperaba de él era que no se aferrara a la ortodoxia y le siguiera el juego con su planteamiento de rodar con luz natural en bruto y lentes de ojo de pez. Y así, Ryan se enfrentó a un peculiar rodaje en el que la cámara formaba parte de la coreografía del movimiento, que ensayó primero durante semanas antes de echar a rodar; en el que estaban prohibidas las técnicas más elementales para trabajar la luz como el uso de reflectores; y en el que constantemente se planteaban planos de una amplitud imposible. El resultado es una cinta radical en su planteamiento estético que desarrolla un lenguaje visual que por momentos puede ser agotador pero que, desde luego, es único.

Caleb Deschanel por La sombra del pasado

Oscar
6 nominaciones

  • Nominación a mejor fotografía por Elegidos para la gloria (1984)
  • Nominación a mejor fotografía por El mejor (1985)
  • Nominación a mejor fotografía por Volando libre (1997)
  • Nominación a mejor fotografía por El patriota (2001)
  • Nominación a mejor fotografía por La pasión de Cristo (2004)

La sorpresa del quinteto de nominados es el veterano Caleb Deschanel, que suma su sexta nominación. Colaborador habitual de las películas de Mel Gibson como director, Deschanel (padre de las actrices Emily y Zooey Deschanel) es un todoterreno que ha pasado por todos los géneros y estilos que lo mismo filma a los gansos de Volando libre como a Tom Cruise dando saltos en Jack Reacher como el remake de El rey león. Florian Henckel von Donnersmarck le contactó para filmar La sombra del pasado antes incluso de escribir el guión porque, en su opinión, ningún otro director de fotografía hubiera sido capaz de poner imágenes a esta historia sobre el proceso de creación artística. Deschanel quería que la película fuera un lienzo para el lienzo del protagonista y para ello Deschanel acompaña al pintor Gerhard Richter, trasladando a sus propias imágenes los rasgos de sus obras en cada momento de su carrera. Es un gran trabajo, pero con la inesperada nominación ya tiene su recompensa.

Alfonso Cuarón por Roma

Oscar
2 oscar, 10 nominaciones

  • Nominado al mejor guión original por Y tu mamá también (2003)
  • Nominado al mejor guión original por Hijos de los hombres (2007)
  • Nominado al mejor montaje por Hijos de los hombres (2007)
  • Nominado a la mejor película por Gravity (2014)
  • Oscar a la mejor dirección por Gravity (2014)
  • Oscar al mejor montaje por Gravity (2014)
  • Nominado a la mejor película por Roma (2019)
  • Nominado a la mejor dirección por Roma (2019)
  • Nominado al mejor guión original por Roma (2019)

Otros premios del año

  • Crítics’ Choice: Mejor fotografía
  • National Society of Film Critics: Mejor fotografía
  • Críticos de Nueva York: Mejor fotografía
  • Críticos de Boston: Mejor fotografía
  • Críticos de Los Ángeles: Mejor fotografía

Otras nominaciones del año

  • BAFTA: Mejor fotografía
  • American Society of Cinematographers: Mejor fotografía

De todos es sabido que Roma, como las anteriores películas de Alfonso Cuarón, iba a ser fotografiada por Emmanuel Lubezki, el único ganador de tres oscar consecutivos en su especialidad. Pero las constantes prórrogas de la fase de preproducción impidieron a Lubezki continuar con el proyecto y pocas semanas antes de arrancar el rodaje Cuarón decidió coger el toro por los cuernos. Y lo cierto es que tiene todo el sentido que esta historia que surge de sus propios recuerdos de infancia haya sido modelada directamente por él, con esta fotografía en blanco y negro que en ningún momento resulta antigua sino de un rabioso fotorrealismo contemporáneo. Cuarón trabajó hasta la saciedad cada plano, siempre amplísimos pese a contar una historia íntima, apoyado en las escenas de dentro de la casa en la brillante solución de las paredes móviles del diseñador de producción Eugenio Caballero, logrando secuencias que parecen sencillas pero que en realidad son de una complejidad inimaginable como el paneo en el que Cleo va apagando luces por la casa en el que se cuentan 45 posiciones de cámara. Desde el plano inicial hasta la abrumadora escena de la playa rodada en una única toma, Roma es un milagro visual. Y el Oscar debería de ser suyo.

Matthew Libatique por Ha nacido una estrella

Oscar
2 nominaciones

  • Nominación a mejor fotografía por Cisne negro (2011)

Otras nominaciones del año

  • American Society of Cinematographers: Mejor fotografía
  • Critics’ Choice: Mejor fotografía

Colaborador habitual de Darren Aronofsky, Matthew Libatique fue una especie de segundo director de Ha nacido una estrella, toda vez que Bradley Cooper aparecía en muchos de los planos de la película y que, junto a Lady Gaga, también trabajaba la parte musical. Por ello, la labor de Libatique ha ido más allá de la habitual. A él se le deben los planos de los conciertos, grabados desde el escenario en los descansos de dos grandes festivales como Coachella y Stagecoach con el público real sorprendido por Cooper y Gaga. Libatique dota a la película de un aspecto de cine independiente pese a ser una producción de un gran estudio, algo que aporta un aire de frescura a una cinta que es en realidad el enésimo remake de un clásico de Hollywood. Aún así, es el trabajo más sencillo de los cinco nominados por lo que es impensable que acabe resultando el ganador.
Ganará: Alfonso Cuarón por Roma
Debería ganar: Alfonso Cuarón por Roma
Molaría que ganase: Łukasz Żal por Cold War