María Valverde: “Trabajar con Nick Nolte ha sido una aventura”

María Valverde (Madrid, 1987) es una de las actrices jóvenes españolas de carrera más fulgurante del panorama actual. Hoy presenta en el Festival de Málaga A puerta fría, dirigida por Xavi Puebla, la historia de un comercial en horas bajas que utiliza todas sus argucias para sobrevivir profesionalmente en dos días de feria de trabajo.

Este supone el regreso del director al festival, de donde salió victorioso hace algunos años con dos Biznagas de Plata, a la mejor actriz y a la mejor banda sonora, por Bienvenidos a Farewell Guttman. Una vez más, Puebla vuelve al entorno laboral con esta historia protagonizada por Antonio Dechent y María Valverde, dando vida al veterano comercial y a una azafata de congresos sustancialmente más joven que de improviso se verá envuelta en una trama para ayudarle ejerciendo de improvisada intérprete de inglés: “Inés [su personaje] es bastante pícara y ha aprendido a sacarse las castañas del fuego ella sola. Es una mujer bastante fuerte y se desenvuelve bien en situaciones a las que no está acostumbrada”, comenta. “Pero esconde varios secretos”.

Además de los dos actores protagonistas, la gran baza del reparto es poder ver en pantalla de nuevo a Nick Nolte: “Trabajar con él ha sido toda una aventura. Es una de las estrellas que admiras, y poder conocerle y trabajar con él ha sido fascinante”. El personaje de Nolte completa el trío de actores de más peso en la trama principal, un grupo que se extendió a la vida real: “También hacía de su intérprete en el rodaje”.

En esta película podemos ver a la María Valverde menos conocida, acostumbrados a verla en cartel de grandes producciones, sus ultimas apariciones en pantalla grande han sido en películas más modestas que para ella suponen “un privilegio”, sobretodo por la posibilidad de huir de las presiones de las grandes producciones: “Son retos mayores. Los otros papeles también son retos, pero en este caso, estos proyectos pequeños puedes disfrutarlos más. Son bastante enriquecedores”.

La actriz, además, acaba de estrenar Madrid, 1987, una película de David Trueba en la que también se enfrenta a personajes veteranos y que esta ambientada, casualmente, en el año en que nació: “Ha sido fantástico poder conocer lo que pasaba en el año en que nacías. El trabajo con David [Trueba] ha sido fundamental porque mi personaje es muy similar a él, y me servía de inspiración”.