La actriz Luise Rainer, la primera en ganar el Oscar dos años consecutivos, ha fallecido en Londres a los 104 años por culpa de una neumonía.

Esta actriz alemana nacionalizada estadounidense ganó la estatuilla en 1936 por El gran Ziegfeld y en 1937 por La buena tierra. Pero mucho antes de esto Rainer se pateó los teatros de toda Alemania cuando formaba parte de la famosa compañía de teatro de Max Reinhardt, en Berlín.

Actuó en varias películas alemanas hasta que un cazatalentos de la Metro-Goldwyn Mayer la descubrió en 1930. Su primera película pasó sin pena ni gloria pero sus siguientes papeles la convirtieron en una estrella. Sin embargo, después de ganar los dos Oscar consecutivos su carrera en Hollywood prácticamente desapareció.

Harta de papeles frívolos y decepcionada con la industria, donde dijo que era imposible tener una conversación intelectual, se mudó primero a Nueva York y finalmente  regresó a Europa. El 1 de mayo de 1939 debutó en el Palace Theatre de Mánchester con la obra Behold the Bridge. 

Regresó a America con la obra A Kiss for Cinderella de James M. Barrie, para la que actuó en el Music Box Theatre de Nueva York en mayo de 1942. Y un año después estrenó su última película en Hollywood, Hostages. 

Después sólo hizo algunas apariciones en televisión, la más famosa fue un doble papel en un episodio de Vacaciones en el mar, 1983.

El día que Hollywood formó parte de la Guerra Civil Española

Rainer era una gran defensora de la Segunda República Española, de hecho llegó a recaudar fondos entre las estrellas de Hollywood con los que rehabilitó un castillo en Francia para acoger a niños republicanos que huían de la guerra. Y si preguntáis a vuestros padres y abuelos sobre esta actriz probablemente no hayan oído hablar de ella nunca, porque su nombre estuvo prohibido por el gobierno de Franco.

Quizá por esta especial relación con nuestro país, la actriz fue la elegida en 1983 para entregar el Oscar a mejor película extranjera a José Luis Garci por Volver a Empezar.