Fallece Ernest Borgnine a los 93 años

Ernest Borgnine recibirá el SAG Honorífico

Ernest Borgnine recibirá el SAG HonoríficoEl Sindicato de Actores de Estados Unidos (SAG) ha anunciado que su premio honorífico de este año irá a menos del mítico Ernest Borgnine, que a sus 93 años sigue en activo. Desde su inolvidable Marty, que le valió el Oscar, hasta su doblaje en la serie de dibujos animados Bob Esponja, Borgnine es uno de las presencias más indelebles del cine de Hollywood. El galardón se entregará, junto al resto de estatuillas del SAG, el 30 de enero de 2011.

“Ya sea interpretando a villanos, simpáticos hombres corrientes, complejos líderes o desventurados héroes, Ernest Borgnine ha aportado una energía inagotable que a los 93 años sigue siendo el sello distintivo de su extremadamente activa y de su carrera. Con ese mismo espíritu jovial saludamos su impresionante filmografía y su inalterable generosidad”, señala el presindente del sindicato, Ken Howard, en una nota.

Borgnine ha recibido el reconocimiento de la industria, los halagos de la crítica y el cariño del público durante toda su carrera. Su primer éxito fue al interpretar al malvado sargento Fatso Judson en De aquí a la eternidad (1953). Dos años después interpretó al personaje que da título a Marty, la obra maestra del director Delbert Mann, con la que ganó el Oscar, el Globo de Oro y el BAFTA al mejor actor del año. En los años posteriores ya no obtuvo grandes papeles, pero se convirtió en uno de los mejores actores de carácter de la industria del cine y también de la televisión, al protagonizar la serie McHale’s Navy.

Su reputación se ha visto, eso sí, algo empañada por sus manifestaciones políticas. Activo republicano del ala más dura, nunca escatimó declaraciones en las que se burlaba de la reivindicación de la igualdad de la mujer, el movimiento hippy o los homosexuales.

Eso no le impidió participar en 9/11, la colección de cortometrajes rodados a propósito del 11-S. El suyo, dirigido por Sean Penn, retrataba a un viudo que vivía a la sombra de las Torres y que una mañana despertaba lleno de alegría al ver por fin la luz del sol.