Ángeles González Sinde y César Antonio de Molina en los Goya

González Sinde deja la Academia para dirigir Cultura

Ángeles González Sinde y César Antonio de Molina en los Goya
González Sinde y De Molina, ministros entrante y saliente, en los pasados premios Goya (J.J.BAS)

La hasta ahora presidenta de la Academia de Cine española, Ángeles González Sinde, ha sido nombrada a primera hora de la tarde de hoy nueva ministra de Cultura, es sustitución de César Antonio de Molina. La Academia está cerrada por vacaciones de Semana Santa y su director, Carlos Cuadros, se encuentra de viaje en el extranjero por lo que es improbable que se conozca algo sobre su sustitución de forma inminente.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha explicado que la elección de González Sinde responde a los desafíos de la Red y la propiedad intelectual. En una entrevista publicada el pasado septiembre en el diario Abc, la nueva ministra señalaba: “Hay que organizar completamente la difusión y la copia de las obras. No puede ser que los vendedores de equipos y los fabricantes cuenten con todo el beneplácito y el apoyo de la sociedad y en cambio quienes generan contenidos se queden sin recibir dinero por su trabajo. Si pudiéramos entrar en los supermercados y llevarnos las cosas sin pagar sería una catástrofe. La piratería no la compensa el canon. ¡Sólo son unos céntimos! Mientras, el gran beneficiado es el que fabrica todos estos sistemas y el que vende la línea de ADSL”. En Twitter ya ha surgido el primer apodo: Sinde-scargas.

Ángeles González Sinde, madrileña de 41 años, es hija de José María González-Sinde, miembro fundador y primer presidente de la Academia de Cine. Guionista y directora, ha ganado dos premios Goya, uno por el guión de La buena estrella (Ricardo Franco, 1997) y otro a la mejor dirección novel por La suerte dormida (2003). Ocupaba el cargo de presidenta de la Academia desde diciembre de 2006.  Durante su mandato la institución estrenó su nueva sede, un gran edificio en el centro de Madrid; y escogió a Carlos Cuadros para digirir la Academia en sustitución de Ana Arrieta.