Esa es la primera impresión en la que se recae cuando vemos las que han sido finalmente nominadas a mejor actriz. La segunda es que la Academia quiere darle ya un Oscar a Winslet después de que todo el mundo clame por no haberle premiado en las cinco anteriores ocasiones en las que ha sido candidata. Nominarla por The reader en vez de por Revolutionary Road no es nada casual ya que la actriz británica da un auténtico recital en la película de Stephen Daldry como una oficial nazi que tiene una relación con un adolescente a lo largo del tiempo. Es un papel que le ha exigido cierta transformación física (hay fragmentos de la película en los que tiene el aspecto de una anciana) además de dar rienda suelta a todo su potencial dramático sin olvidar el acento alemán que implica su personaje. Sin duda, toda una joyita de papel que recayó en Winslet después de que Nicole Kidman no pudiera acometerlo por quedarse embarazada.


katewinsletthereader.jpgCon The reader (que además ha logrado las candidaturas de mejor película y mejor director) Kate Winslet domina la categoría de mejor actriz con comodidad frente a una veterana a la que se resisten darle un tercer Oscar por si se peca de exceso (Meryl Streep) y una jovencita que todavía tiene mucho futuro por delante (Anne Hathaway). A Kate Winslet no se le tiene que escapar este Oscar y la Academia siempre tiende a ayudar y a allanar el camino todo lo que puede cuando se le mete una cosa entre ceja y ceja y deciden hacer conjura general.

Además de lo comentado el que Kate Winslet no haya conseguido las dos nominaciones todavía la beneficia más al no existir el factor de la división de votos, hecho que suele producirse en la mayoría de las ocasiones en la que un mismo actor es nominado por dos papeles en la misma edición.

La maniobra final de la Academia es lo que mejor le ha podido pasar a Kate para ganar definitivamente el Oscar que se le resiste. Además, con todos los honores, porque de esta manera lo hará en la categoría de protagonista sin que sepa a menor el de actriz de reparto. Se avecina un gran momento ese 22 de Febrero cuando la Academia, al igual que hizo con gente como Scorsese en su momento, de carpetazo a una de sus deudas más recientes y brinde a Kate Winslet ese Oscar a la mejor actriz que una figura como ella ya se va mereciendo.