Los Globos de Oro 2022 se asoman al abismo

La edición 79ª de los Globos de Oro corre grave peligro de no celebrarse tras la polémica desencadenada por la patente escasez de representación de la diversidad entre los miembros de la HFPA que los organiza. La puntilla la ha puesto de momento la cadena NBC, encargada de su retransmisión televisiva, que ha cancelado la emisión de la ceremonia del añp que viene.

La polémica se inició el 21 de febrero de este año, cuando Los Angeles Times publicaba, nueve días antes de la edición 78ª, un artículo en el que cuestionaba la formación tan blanca de la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood, una asociación minúscula y con un poder “insospechado” a la que la misma cabecera ha sometido a escrutinio en más artículos sobre sus tácticas poco éticas, el origen, la dedicación o la edad de sus miembros.

En contestación a ese artículo y las críticas que desencadenó, la HFPA anunció la semana pasada que en 2021 admitiría 20 miembros nuevos con la intención de aumentar un 50% el número de integrantes a lo largo de los próximos 18 meses, para poder así dar cabida a grupos con menor representación en la asociación. Pero esta medida no ha logrado detener la avalancha de reacciones en contra, encabezadas por Netflix, que anunció un boicot a los premios al que se han unido Amazon y WarnerMedia, y a favior del que se han alzado voces populares como Mark Ruffalo o Scarlett Johannson, que declaró hace dos días que en alguna ocasión se había abstenido de participar en ruedas de prensa con la asociación por preguntas y comentarios sexistas de sus miembros.

El último en apoyar este boicot ha sido el actor Tom Cruise, que ha devuelto los tres Globos de Oro en su poder (conseguidos por Nacido el cuatro de julio, Jerry Maguire y Magnolia), según ha confirmado Variety.