Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
Sólo uno de los nominados, Bradford Young, en la categoría de fotografía lo ha estado en anteriores ocasiones

Se hace extraño llegar a este punto y que Emmanuel Lubezki no esté en el juego. Han sido tres años consecutivos los que ha ganado (El renacido es su última victoria), pero en esta ocasión el mexicano deja paso a cuatro nuevos nombres en la categoría y únicamente un reincidente: Bradford Young, Linus Sandgren, Greig Fraser, Jamex Laxton y Rodrigo Prieto. Son exactamente los cinco nominados al premio que otorga cada año la ASC, la Sociedad de directores de fotografía, que el 4 de febrero premiaba a Greig Fraser por Lion.


Bradford Young por La llegada

El responsable de la fotografía de Selma y El año más violento, Bradford Young (primera nominación), hace historia sólo con llegar hasta aquí: es el primer afroamericano que consigue una nominación en esta categoría tradicionalmente reservada para hombres blancos. Al margen de esto, su trabajo con Denis Villeneuve ha dado como fruto una factura visual etérea y elegante a la ciencia ficción de La llegada. Negros, una amplia paleta grises y unos naranjas que en ningún momento resultan estridentes son algunos de los elementos que Young maneja con destreza en la película. Puede que no gane -es el segundo en las predicciones- pero sería más que merecido que lo hiciese.


Linus Sandgren por La ciudad de las estrellas (La La Land)

Pasó de trabajar con David O’Russell en Joy (ya se conocían de La gran estafa americana) a embarcarse en el sueño largamente acariciado de Damien Chazelle. Lo del sueco Linus Sandgren (primera nominación) es un salto cualitativo importante. Los Ángeles en todo su esplendor. Coreografías de colores primarios. Un vestido amarillo que baila en un anochecer de azules irreales… Aunque Mia diga que ha tenido vistas mejores, no existen. La fotografía de Sandgren es casi tan culpable de la magia de La La Land como los movimientos de cámara de Damien Chazelle o las composiciones de Justin Hurwitz. ¿Llegará el Oscar después del BAFTA? A día de hoy, las apuestas le dan como claro favorito.


Greig Fraser por Lion

Aquí tenemos al ganador de la Sociedad de directores de fotografía. El australiano Greig Fraser (primera nominación) no es ningún recién llegado. De hecho, podría perfectamente haber estado nominado en los años de Zero Dark Thirty o Foxcatcher, dos títulos de su filmografía -como lo es también Rogue One, rodada justo a continuación de Lion– que llegaron a los Oscar. Desde una aldea situada a una distancia indeterminada de Calcuta, donde el pequeño Saroo se sube a un tren, hasta la casa de un matrimonio de Tasmania, la pareja que lo adopta. Greig Fraser adapta su estilo al gusto del director Garth Davis. Uno de los obstáculos que encontraron en su meta de darle un estilo natural a la película fue el hecho de que el equipo y el material de rodaje llamaban demasiado la atención. Esto, claro, fue un problema en las estaciones de tren por las que transita Saroo. Para solucionarlo, Fraser cuenta que tuvieron que camuflar la Alexa XT M como un elemento más del paisaje urbano y manejarla a distancia a través de una radio. En los últimos diez años, el premio de la ASC ha coincidido en 6 ocasiones con el del Oscar. ¿Estaremos ante el ganador?


James Laxton por Moonlight

James Laxton (primera nominación) es, de los cinco nominados, el que tiene un perfil más enfocado al cine independiente, con títulos como Leave Me Like You Found Me o Camp X-Ray. A Barry Jenkins lo conoció hace más de quince años, cuando estudiaban en la Universidad de Florida. Para él, cuenta, esa confianza mutua que ya sentían el uno por el otro antes de empezar a componer lo que sería Moonlight, junto con el “estupendo guión” que tenían, les proporcionó “un lienzo en blanco para hacer un trabajo fantástico”. La fotografía de Laxton refuerza la intensidad de las emociones de la película, juega con los tonos caribeños de Florida, los azules pastel y los verdes de la naturaleza, contrastados, saturados y vibrantes como la vida en la ciudad. El uso del gran angular refleja el aislamiento del protagonista, mientras que los primeros planos a cámara aprovechan el talento interpretativo de los actores, conectan su emoción con la del público. Ojo, porque podría dar la sorpresa.


Rodrigo Prieto por Silencio

Llegamos por fin al único de los cinco que repite. Al mexicano Rodrigo Prieto (2 nominaciones) le debemos la fotografía de Brokeback Mountain, Argo o El lobo de Wall Street, su primera vez con Scorsese. Y no será la última porque, después de Silencio, ya preparan juntos The Irishman. Su candidatura es una apuesta por la iluminación y el tratamiento del color que convierte la película en un Greco en movimiento. Está claro que Silencio no ha entusiasmado a los académicos pero, si quisieran compensar a Scorsese, esta sería una manera de hacerlo y al mismo tiempo poner en el escenario un discurso latino que quizá tendría unas palabras para dedicarle al presidente Trump.

Ganará: Linus Sandgren por La ciudad de las estrellas (La La Land)
Debería ganar: Linus Sandgren por La ciudad de las estrellas (La La Land)
Molaría que ganara: Bradford Young por La llegada