Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

La competición por el Oscar a la mejor película extranjera es, un año más, peculiar. Después de quedarse fuera la gran favorita (la francesa De dioses y hombres) junto a la representante española, sí ha pasado el corte la peculiar propuesta griega... Seguir leyendo

La competición por el Oscar a la mejor película extranjera es, un año más, peculiar. Después de quedarse fuera la gran favorita (la francesa De dioses y hombres) junto a la representante española, sí ha pasado el corte la peculiar propuesta griega, Canino. También aspira al premio la ganadora del Globo de Oro, la danesa In a Better World; una polémica cinta argelina, Fuera de la ley; el trágico largometraje canadiense Incendies; y la mexicana Biutiful (coproducción con España), dirigida por el ya muy popular en la Academia Alejandro González Iñárritu.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2010/extranjera1.jpg”}9gUDq10ZIjg{/youtubejw}

Fuera de la ley, de Rachid Bouchareb (Argelia)

María Pérez
El director argelino Rachid Bouchareb, que ya estuvo nominado en 2007 en esta misma categoría por su película Days of Glory, vuelve a estarlo con Fuera de la ley, muestra ejemplar de su cine fiero, apasionado, violento, político y tremendamente polémico en Francia, en este caso con una película que trata sobre los orígenes y primeras campañas del Frente de Liberación Nacional argelino, un movimiento que encabezó revueltas violentas en Francia y en Argelia en la carrera hacia la independencia del país en 1962. Pero Bouchareb no elige la perspectiva histórica, sino la de tres hermanos argelinos que son expulsados de su país en los años 20, cuando aún son unos niños, con la intención de explicar, con un cierto tono épico, las motivaciones personales de los activistas que integraron el FLN. Es una pena que vaya precedida por la controversia política, no muy del gusto de algunos sectores de la Academia, y que haya otras candidatas con más posibilidades.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2010/extranjera2.jpg”}YDf-XuYid1A{/youtubejw}

Incendies, de Denis Villeneuve (Canadá)

Fernando de Luis-Orueta
Ojo a la candidata canadiense, todavía muy poco conocida en Europa pero que es una de las películas más fuertes de esta competición. La impresionante cinta de Denis Vileneuve adapta una rotuda pieza teatral de Wajdi Mouawad (que sigue en gira mundial y este mismo año visitó España) en la que una inmigrante muere y, por medio de su testamento, envía a sus hijos gemelos de vuelta a Israel a descubrir quiénes son realmente. Ese viaje, con ecos de tragedia griega, es un periplo apasionante y doloroso rodado con una fuerza y una honestidad apabullantes. Incendies, como todas las grandes películas, anuncia su categoría desde el minuto 1, con una de las mejores secuencias iniciales en muchos años. No hay que despistarse con sus grandes bazas para llevarse el gato al agua: primero, porque Canadá comparte muchos profesionales con Hollywood, que apoyarán a su representante; y segundo, porque todos los votantes de esta categoría tienen que ver las cinco películas nominadas, e Incendies se les va a pegar a la piel.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2010/extranjera3.jpg”}r2d528Nh-Kw{/youtubejw}

In a Better World, de Susanne Bier (Dinamarca)

María Pérez
Susanne Bier vuelve a estar nominada al Oscar a mejor película extranjera cuatro años después de Después de la boda y de haber dirigido una película de producción estadounidense (Cosas que perdimos en el fuego, 2007), lo cual la coloca como la más conocida de los nominados en esta categoría junto a Iñárritu (y con cierta ventaja por eso mismo y por haber conseguido un Globo de Oro hace poco más de un mes). In a better world (Haevnen) cuenta una historia de amistad infantil entre Christian, que acaba de perder a su madre y ha regresado a Dinamarca para vivir con su padre, y Elias, un niño dulce e ingenuo que sufre el acoso por parte de los matones de su colegio. Christian enseguida asume el papel de protector de Elías y empieza una cruzada de venganza y violencia contra los que le pegan, y Elias se desvive por su nuevo amigo. Esta amistad le sirve a Bier de punto de partida para reflexionar, con su habitual sobriedad, y apoyándose en un reparto impecable, sobre las reacciones, infantiles y adultas, de pasividad, perdón, revancha, sobre las formas poco honestas de comunicación entre los mayores y para mostrar la dinámica de relaciones en el seno de dos familias desestructuradas bien distintas.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2010/extranjera4.jpg”}VQT8LCohdUk{/youtubejw}

Canino, de Giorgos Lanthimos (Grecia)

Samuel Pérez
Lo primero que hay que constatar con la nominación de Canino como película de habla no inglesa es que algo está cambiando en la Academia. Atrás quedan los tiempos en que las seleccionadas eran, mayoritariamente, películas amables y narrativamente convencionales. La propuesta de Grecia de este año es una auténtica bofetada a la mente, una película que no puede dejar indiferente. Y el gran cine es eso: la búsqueda de la reacción, ya sea risa, incredulidad o simple y puro terror. El retrato de esta ¿familia? ¿¿disfuncional?? está contado de forma pausada y, aparentemente, desorganizada. Nada más lejos. Todo en Canino tiene un subtexto y un por qué, sin necesidad de caer en mensajes obvios. Porque realidades como la que nos muestra Lanthimos, por desgracia, existen. Una de las películas más valientes de los últimos años. Ojalá la Academia tenga las narices de premiarla.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2010/extranjera5.jpg”}WQAfAlZ8TCw{/youtubejw}

Biutiful, de Alejandro González Iñárritu (México)

Pablo López
El último trabajo de Alejandro González-Iñárritu, que propone de forma explícita un profundo y descarnado ramillete de miserias personificadas por Uxbal, un inmigrante de los suburbios urbanos de la barcelona más cosmopolita, ha ido cosechando éxitos allá por donde ha pasado casi sin rechistarle a nadie. La crudeza de su historia y la sobresaliente interpretación de su protagonista mucho tienen que decir el respecto. El punto de giro vino en la ceremonia de los Globos de Oro, cuando la propuesta danesa, también presente en esta categoría, dio el paso al frente y se alzó con la estatuilla. No hay que negar mérito a ninguna de las candidatas, pero recordemos que Alejandro González-Iñárritu ya tiene experiencia en los Oscar en esta categoría y  es un viejo conocido de la Academia por sus otras películas, datos que pueden jugar a su favor… pero también en su contra. En cualquier caso, lo que no puede negarse es que méritos no le faltan a este drama de dolores físicos y sentimentales que no ha dejado a nadie indiferente de entre su público.
Ganará: Biutiful

Debería ganar: Canino

Tu quiniela: