Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Los exhibidores lo tienen claro: o Disney cambia de parecer, o su nueva película, Alicia en el País de las Maravillas, dirigida por Tim Burton y protagonizada por Johnny Depp no verá la luz en más de 100 cines del Reino Unido. La polémica está servida.

Parece que Alicia en el País de las Maravillas va a traer más quebraderos de cabeza a sus creadores de los que en un principio esperaban. El nuevo filme dirigido por Tim Burton no ha comenzado su andadura comercial y ya ha protagonizado decenas de noticias relativas a su estreno. Si en España nos levantábamos hace unas semana con la noticia de que su estreno se postponía hasta el 16 de Abril por la falta de salas 3D en las que estrenarla, ahora nos llegan noticias del Reino Unido de que la cadena Odeon & UCI, también presente en Irlanda e Italia, no proyectará en sus salas la película de Disney como protesta por la ventana de explotación comercial impuesta por la major americana.

Normalmente, entre el estreno en cine de una película, y su salida a la venta, suelen pasar unas 17 semanas, pero en este caso, y debido a la crisis del sector, Disney ha decidido recortar ese espacio de tiempo a 13 semanas, lo que da menos tiempo de explotación a los cines y no ha sentado muy bien a los exhibidores. De esta manera, se pretende aprovechar la atención del estreno cinematográfico para impulsar la venta del DVD.

Paradójicamente, el estreno mundial de Alicia en el País de las Maravillas tendrá lugar este jueves en una sala del grupo Odeon & UCI de Londres. A esta proyección acudirán representantes de la familia Real británica, pero parece ser que no se verán afectados por el boicot.