Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Gritos y susurros en la alfombra roja de los Goya

Adrián Lastra optó por los brillos en el esmoquin de Dsquared2 y por un flequillo que desafiaba la ley de la gravedad Aina Clotet con conjunto de camiseta con mangas de plumas y falda con estampado vegetal en tonos azules y morados. Aire juvenil y desenfadado, pero de perfil bajoÁlex García fue el más atrevido con un esmoquin de The Stoat y una especie de kimono de terciopelo por encima. Es tan guapo que aunque se vista de Conde Drácula de lutoEsto es sentido del drama y del espectáculo. Escote de vértigo en la espalda y cola en un vestido de lentejuelas negras. GlamourCamisa blanca y falda morada. Sencilla y elegante. El flequillo no le favorece nadaMuchos dijeron que el vestido con capa de Juanjo Oliva que llevaba Antonia San Juan se parecía en exceso al de Gwyneth Paltrow en los Oscar, que era de Tom Ford. Lo más llamativo, los pendientes de hojaBrocado en negro sobre negro en el esmoquin del guapísimo Antonio VelázquezVolvió a escoger el look reina góticaSentido del espectáculo, diseño innovador, con ese lazo de lentejuelas en trampantojo y la falda de volantes jalonados de lentejuelas en amarillo y turquesa. El vestido de Gucci que llevaba Bárbara Lennie era el más bonito que paseó por la alfombra del MarriottBelén Cuesta fue una de las damas de blanco de la gala. Una pena que ese tipo de corpiño tan rígido no favorezca. Y ella habría merecido un look más espectacular y divertidoBelén López con escote asimétrico y gigantesco estampado op-art en la falda. De Antonio GarcíaLo peor es llevar algo con lo que te sientes incómoda, como le pasó a Candela Peña con este esmoquin blanco de solapas doradas de Juan Pedro López. Mal ajustado y estuvo todo el rato sujetándose el escoteCristina Brondo dejó de lado el look sexy de otros años a favor de un aire más romántico con este vestido rosa palo de Teresa HelbigLa multinominada Cristina Rodríguez siempre arriesga con ella misma. Esta vez se equivocó con el homenaje a Víctor o Victoria que quería decir mucho más de lo que realmente decíaSi Si Eduardo Casanova hubiera llevado un esmoquin negro todos nos habríamos preocupado. Y el color de pelo. VivaNunca sabremos si el éxtasis de Elena Ballesterosse debe a su virginal diseño con encajes y florecillasIngrid García-Jonsson apostó por el bloque rojo de Sybilla. Es tan guapa que aunque se ponga un sacoEl apuesto Javier Rey Jesús Castro le saca mucho partido a su miradaJuana AcostaA Leticia Dolera le gustan mucho las golondrinas. Precioso vestido de Alicia RuedaMacarena García llevó un precioso vestido naranja de Paul Ka. Pena que los zapatos, unos estiletos negros muy normales, no acompañaranPreciosa Manuela Vellés en un arriesgado vestido turquesa de Ana LockingMaría Botto de amarillo pollitoMar Saura iba supersexy con este vestido dorado de Michael KorsPrecioso el diseño de Dior que lució Michelle JennerMíriam Giovanelli tampoco debía de estar muy a gusto con este vestido negro con extraños dibujos en el cuerpoNatalia de Molina no podía ni andarNatalia Sánchez iba favorecida, pero tiende a envejecerseNerea Camacho con un dramático diseñode Dsquared2Nieves Álvarez vendiendo siempre a Stéphane RollandPablo Rivero y su esmoquin azulPaco León con su look camarero de Vacaciones en el mar, esmoquin blanco de Dsquared2Paz Vega, de cisne negro. DramaRuth Díaz, blanco con escote y espalda de cristales formando constelaciones. Muy bonito
Los goya siempre decepcionan en cuanto a moda

La alfombra roja de los premios mayores del cine español causa gran expectación pero suele ser fuente de decepción. Siempre se echa en falta riesgo, sentido del drama y del espectáculo, y lo que hay a espuertas es sobriedad y actrices (sobre todo ellas) que se sienten y van disfrazadas, que se nota que no van cómodas. Y eso, o te lo tomas con sentido del humor como Emma Thompson o queda fatal allá por donde salgas.

En líneas generales, mucho blanco y mucho rojo, algo de amarillo, naranja, y sobre todo poco estampado. Entre los hombres gana lo clásico.