Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
Los premios de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood son el gran examen antes de los Oscar

La Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA) anuncia hoy las nominaciones a los Globos de Oro, el gran examen previo a los Oscar, en un año que está claramente perfilado tras varias ediciones con la carrera de los premios especialmente abierta.

Pero no es el caso de este 2016-2017, porque hay una película que tenía aroma a gran favorita hace unas semanas y, superados los premios de los críticos, ahora es ya la rival a batir. La ciudad de las estrellas (La La Land), de Damien Chazelle, ofrecía unos ingredientes extraordinariamente seductores: dos estrellas rutilantes, una historia de Los Ángeles, un musical contemporáneo y el aroma a la mejor tradición hollywoodiense. Ahora, además, cuenta con el favor de la taquilla (acaba de romper el récord de recaudación de un estreno limitado) y de los premios de los críticos con su incontestable victoria anoche en los Critics’ Choice, pero también el sensacional papel que ha jugado en el resto de asociaciones, donde muchas veces ha quedado finalista cuando no ha resultado ganadora.

Será, a buen seguro, la gran protagonista de las nominaciones a los Globos de Oro, aunque su capacidad de adelantar los Oscar va a quedar tamizada por la división entre drama y comedia/musical. La La Land entra en este segundo grupo, dejando el primero libre para los títulos que le hacen sombra. El principal es Manchester frente al mar, de Kenneth Lonergan, que fácilmente será hoy también una de las protagonistas.

Más interesante será descubrir qué papel juega Moonlight, de Barry Jenkins, la gran película indie del año, que se enfrenta hoy al examen de una votación de marcado gusto mainstream. Si logra aparecer en las grandes categorías ya no habrá dudas de que estamos ante una de las grandes candidatas a los Oscar.

También se la juega Mel Gibson con su Hasta el último hombre: debería de ser una de las cintas más nominada en estos Globos de Oro con su querencia por las grandes estrellas y su cierto conservadurismo político, que esta película puede satisfacer. Y, al revés, si no encuentra aquí su hueco, menos lo logrará en los Oscar.

Los Globos de Oro son, además, la única bala para las películas con estrenos tardíos. Y este año la que más necesita de su empujón es Silencio, de Martin Scorsese. Las críticas están siendo extraordinarias pero ha llegado tarde para los primeros galardones. Es aquí donde tiene que encontrar acomodo o va a tener que hacer un esfuerzo sensacional para hacerse hueco en la Academia.

Otras películas que deben de estar muy pendientes de las candidaturas de hoy son Fences, que hasta ahora sólo ha logrado alguna tímida mención a Viola Davis; La llegada, que no termina de despegar en la carrera y lo tiene muy complicado siendo un sci-fi; Comanchería, o Jackie.

Y es la penúltima bala para películas que se esperaban y hasta ahora no han aparecido: Lion de los Weinstein o Aliados.

Las respuestas, a las 14:30, hora peninsular española.