defendersin
Después de varias vueltas de tuerca al género ‘series de abogados’, nos llega a Fox la enésima propuesta ‘para los amantes de “Boston Legal”, como ellos mismos promocionan, ésta vez con un punto de partida diferente. Con una premisa que recuerda a una mezcla entre ‘Nip/Tuck’ y ‘Las Vegas’, en cuanto a riqueza, glamour y ostentación, y en cuanto a protagonismo de la ciudad de Las Vegas, aunque abordado de forma más chabacana y cómica, ‘The Defenders’ viene dispuesta a conquistar el corazoncito huérfano de los aficionados al género que quieran buscar sustituto para las historias de abogados pícaros que se ganan la vida con cuestionables maneras y amplia sonrisa

La principal ventaja y comodidad de esta serie  a la par que su principal problema y lacra es que está matemáticamente formulada para rellenar un hueco sin que se note lo más mínimo que ha sido rellenado, es decir, sus productores no se cortan un pelo en promocionarla como la nueva ‘Boston Legal’ porque es precisamente lo que quieres, que sea la nueva sustituta de esta serie, y para ello han reunido los ingredientes idóneos para ello.

No sólo recuperan a un mito de la pantalla como Jim Belushi (en la otra era  William Shatner) para ponerlo junto al pipiolo Jerry O’Conell, sino que sus tramas de poli nuevo, poli viejo pasados de rosca recuerdan muy mucho a aquellos Alan Shore y Denny Crane. En cualquier caso, el hecho de que la serie se desarrolle en Las Vegas, pretende dotarla de una frescura de la que este episodio hace buena gala, pero que no aporta nada nuevo al panorama catódico.

Sin duda, y a pesar de que la serie se interese (o eso queremos creer) por ser algo más que un mero relleno, su característica más remarcable es que esta nueva serie, a priori, y juzgando el piloto, es total y absolutamente irrelevante. No es especialmente buena, no es especialmente mala, se mueve entre las dos orillas sin un rumbo fijo y sin generar interés alguno por éste, quizá lo más doloroso que puede decirse de una serie. De todas maneras, no hay que perder la esperanza, estamos hablando de un piloto.

Tanto es así, que a pesar de todo lo reflejado, la serie sienta unas bases con bastante jugo por extraer y si sabe concienzudamente alejarse su cometido, quizá podría llegar a ser una interesante comedia de abogados sin  pretensiones y sin necesidad de recurrir a fórmulas ya probadas. No sabemos qué ocurrirá, mientras tanto, nada mejor que ir comprobándolo semana a semana con los capítulos de ‘The Defenders’ que estrena Fox hoy jueves día 27 a las 22 de la noche.