percyfront

Bonito arranque filarmónico para la saga ‘Percy’

percyart
Percy Jackson y el ladrón del rayo
Percy Jackson and the Olympians: The Lightning Thief

Nota: 6,5/10

Compuesta y producida por:
Christophe Beck
Conducida por:
Tim Davies
Orquestada por:
Kevin Kliesch, Tim Davies & Jake Monaco
Duración: 59:08
Sello: ABKCO Records
Fecha de lanzamiento: 16 de febrero de 2010
Disponibilidad: A la venta en edición física en la distribución habitual. Su digital se puede adquirir en Amazon y en iTunes.

{youtube width=”250″ height=”120″}h9eqNfXOX7k{/youtube}
Estás escuchando el corte ‘Homecoming’

La mitología griega sorprendentemente se ha puesto de moda en las carteleras de medio mundo. El director Louis Leterrier ha destrozado la historia de los dioses, y de paso su anterior adaptación libre al cine de 1981, en Furia de titanes. Pero previamente, Chris Columbus ya estaba planeando  la traslación de todo este imaginario ancestral al mundo moderno. Y lo hace con la adaptación de las novelas Percy Jackson y los dioses del Olimpo de Rick Riordan, una saga perfecta para emular, o por lo menos acercarse al éxito de la saga Harry Potter. Un joven americano, tras una visita al museo de historia, descubre que es hijo de Poseidón y será el elegido para restaurar el orden natural de la cosmogonía. Con todos los atributos necesarios para provocar la vergüenza ajena en cualquier europeo (y no europeo), la historia fracasa a la hora de ofrecer un mínimo de dignidad literaria. Chris Columbus no ha terminado de convencer tampoco a la audencia que no ha arropado esta película con un título tan poco atractivo. Y como en todo subproducto de estas características, la presencia de actores de la talla de Pierce Brosnan o Uma Thurman, que hace de una insípida Medusa, duele en la retina del espectador.

Sin embargo, esta cinta supone un espaldarazo significativo para el compositor canadiense Christophe Beck (Montreal, 1972), autor de las partituras de Buffy, cazavampiros, por las que guarda un Emmy, y que ha mantenido una discreta carrera en la última década (Garfield, Resacón en Las Vegas, Phoebe in Wonderland). Percy Jackson y el ladrón del rayo no sólo supone su primera película importante en muchos años sino que además le da la oportunidad de construir un trabajo a largo plazo si se confirman las secuelas. Alumno del mismísimo Jerry Goldsmith en la Escuela de Música Thorton del Sur de California, ha demostrado siempre un buen hacer en el discurrir melódico y el empleo de la orquesta.

Percy Jackson y el ladrón del rayo es una propuesta musical a la antigua usanza: varios temas principales, pasajes incidentales de orquesta muy bien ejecutados y todo al servicio de la emoción y la acción de los fotogramas. El primer tema (‘Prelude’) es una pieza de cuatro notas, interpretadas en primera instancia a flauta, y que son ejecutadas con elegancia y vigor posteriormente por toda la orquesta y el coro. Este tema despierta la magnificiencia del contexto mitológico al que se refiere la cinta con un tono tenebroso y altisonante, que nos recuerda mucho a la orientación que le confiere Laurence Rosenthal a su Furia de titanes, y a la que Beck obviamente ha echado un ojo. La mayor parte del score se concentra en pasajes de acción incidentales como es el caso del segundo corte ‘The minotaur’, en el que podemos apreciar la excelencia y la versatilidad en la conducción instrumental que dirige Beck. Tanto en éste, como en los otros de corte dinámico (‘Victory’, ‘Hydra’, ‘Fighting Luke Part 2’), apreciamos delirios temáticos así como una cuidada combinación de instrumentos, sobre todo, arpa, flautas y cuerda, para crear texturas muy bellas. El segundo tema, el que describe el viaje de Percy, se aprecia en las pistas ‘Victory’ y ‘Homecoming’, una noble pieza con un estilo que casi conscientemente nos retrotrae a las Star Trek de Goldsmith en su uso de la orquesta y el concepto de fanfarria. Pero éstos no son los únicos esfuerzos temáticos: ‘The Parthenon’ y ‘Mount Olympus’, concebidas como dos piezas magnas en las que la virtuosidad de la cuerda funciona como recurso para describir la grandeza de la Grecia clásica; o la sibilina y a la vez trágica personalidad de ‘Medusa’ con una imprecisa e impredecible selección de voces femeninas.

Christophe Beck saca nota con esta partitura que nos hace disfrutar más que nada por su propuesta acústica. El empleo y uso de la orquesta nos recuerda mucho a partituras de los buenos tiempos, y se nota que Beck es un gran admirador de la música de cine, de la de verdad. La pega que tiene el resultado final es que pese a tener tan buenos recursos y un discurrir admirable, la presentación de todo esto es poco nítida. Las temáticas no están correctamente diferenciadas y hay que buscarlas en una marea (a veces, inmensa) de indefiniciones orquestales. Por otro lado, pese a que la música objetivamente es excelente, no aporta un carisma disntintivo a la saga Percy Jackson, ya que más bien queda como un ejercicio de recuperación de estilo, como una reivindicación de cierta expresión musical, un tanto perdida en la música de cine de hoy, muy dada a mezclar, experimentar y cortar lo que ya está muy manido. Beck nos recuerda que la verdadera experimentación no está en la búsqueda de sonidos (prácticamente no se le escucha un sólo sintetizador, algo impresionante hoy en día) sino en el ejercicio filarmónico. Ya simplemente por esto, merece un aplauso.

LO MEJOR: El sonido acústico de la partitura que bebe de su buen hacer orquestal y que nos recuerda mucho a las clásicas partituras de ciencia ficción.

LO PEOR: Su excelente sonido y temática por muy buenas que sean, no dotan de una esfera propia a la saga Percy que recibe una partitura preciosa pero con poca personalidad.

EL TEMA:
‘Homecoming’

Pistas

01. Prelude
02. The Minotaur
03. Chiron
04. Victory
05. The Fury
06. Dyslexia
07. The Hydra
08. Medusa
09. Son of Poseidon
10. The Parthenon
11. Hollywood
12. Lost Souls
13. Fighting Luke, Pt. 1
14. Fighting Luke, Pt. 2
15. Hades
16. Mount Olympus
17. Poseidon
18. Homecoming
19. End Credits