La trinchera infinita, una de las películas españolas del año, ganadora de dos premios Goya, incluyendo el de mejor actriz para su protagonista Belén Cuesta, ya está disponible en formato doméstico en una edición que incluye una interesante selección de material adicional.

La película se presenta en formato 2.39:1 con pista de audio en castellano en calidad DTS-HD Master Audio 5.1 e incluye pista de subtítulos en inglés para la película.

El contenido extra comienza con un making of dividido en cinco capítulos con posibilidad de verse individualmente o de seguido. Consta de piezas muy cortas que en total suman algo más de deiciséis minutos de metraje, con mucho plano explicativo de los procesos, y no tanto testimonio del equipo, aunque también: La primera gira en torno a la historia y el miedo como motor de la historia, con palabras de Emilio Palacios; la segunda en torno a las armas, con plabras del maestro armero del rodaje; a continuación la directora de arte de la parte andaluza del rodaje habla de su trabajo en Carboneras, pueblo de la sierra de Aracena, donde ocurrió gran parte del rodaje en exteriores de la película; la siguiente pieza muestra el rodaje de la escena final del personaje de Higinio en la casa cuartel de la Guardia Civil y la última pieza recoge el momento del final de rodaje, con la realización de la clásica foto de equipo.

A continuación encontramos ocho escenas eliminadas descartadas del montaje final. Un total de dieciocho minutos de metraje, donde encontramos, en su mayoría, pequeños detalles del confinamiento de Higinio, tanto individuales, como dentro de las escenas originales, pequeños añadidos que amplían la información sobre su día a día escondido en casa, otras, momento algo más extensos de interacción con otros personajes, pero todos con una relevancia narrativa no muy fuerte, que actúan como complemento a lo ya presente en el montaje final.

Por último, la edición incluye el documental original que inspiró a la película. 30 años de oscuridad, producido en 2011, es un documental que mezcla animación y entrevistas reales, y que cuenta, en la voz de Juan Diego, la historia de Manuel Cortés, alcalde de la localidad malagueña de Mijas, que, acabada la Guerra Civil, no pudo salir de España y se convirtió en uno  de los ‘topos de la guerra’, pasando más de 30 años encerrado en casa. Un documental nominado al Goya que volvió a poner de actualidad un tema tan doloroso como el de estos hombres que sacrificaron su vida para evitar la represión.