Christina Hendricks

EMMY 2012: Mejor actriz dramática de reparto

Tres mujeres repiten nominación en la categoría de mejor actriz dramática de reparto este año en los Emmy mientras que las otras tres son noveles, aunque la favorita, Maggie Smith (Downton Abbey) viene de ganar el año pasado en el apartado de miniserie. Pero la mejor interpretación del año es la de la maravillosa Christina Hendricks que viene dispuesta a acabar con la maldición de los premios de interpretación para Mad Men.

Christine Baranski por The Good Wife

Christine Baranski

Esta es la décima nominación a un Emmy para la gran Baranski, que hasta ahora sólo ha materializado en premio la primera, como mejor actriz cómica de reparto por la primera temporada de Cybill. Su Diane Lockhart le ha reportado tres candidaturas por cada una de las temporadas de The Good Wife, y el capítulo que ha propuesto este año, “Alienation of affection” es perfecto, ya que participa prácticamente en todas las tramas: lidera al bufete Lockhart/Gardner frente a una denuncia de un matrimonio al que representaron en una causa de divorcio hace dos años, dirime los problemas internos entre los socios del bufete Eli Gold (Alan Cumming) y David Lee (Zach Grenier), ofrece su apoyo a su socio Will (Josh Charles) con sus problemas con la oficina del fiscal del distrito y además tiene tiempo para flirtear con el personaje de Bryan Brown. No es la favorita en las quinielas y el hecho de que la serie no esté nominada a mejor drama le resta muchos puntos. ¿Lo conseguirá en próximas ediciones si la Academia se decide a darse cuenta de la gran serie que es The Good Wife?

Joanne Froggatt por Downton Abbey

Joanne Froggatt

Aunque la nominación de Maggie Smith estaba asegurada, muchos nos sorprendimos cuando oímos el nombre de la joven Froggatt por encima de rostros más conocidos como el de Elizabeth McGovern. Pero es entendible ya que su trama junto a Brendan Coyle es uno de los dramas más desgarradores del año: la pareja perfecta que, por circunstancias adversas, están condenados a no estar juntos. Y la palabra “condenados” está bien escogida ya que el capítulo que ha presentado, el especial de Navidad, se centra en el juicio contra su amado Bates (Coyle) por el asesinato de su esposa. Esta es su primera nominación a un Emmy y puede parecer que parte con pocas posibilidades, pero hay que tener en cuenta que Downton Abbey ha enloquecido a los americanos y la Academia puede no optar por volver a premiar a la gran Smith, sobre todo teniendo en cuenta que las dos anteriores ganadoras en esta categoría, Archie Panjabi y Margo Martindale, también eran primerizas. ¿Habrá sorpresa?

Anna Gunn por Breaking Bad

Anna Gunn

Gunn ha sido muy inteligente al bajarse a las categorías de reparto este año tras intentar durante tres temporadas ser nominada como actriz protagonista por encarnar a la polémica Skyler White, la mujer de Walter White (Bryan Cranston) en Breaking Bad. Y este gesto le ha valido su primera nominación a un Emmy. La actriz, que lleva dos décadas teniendo roles esporádicos en televisión (Urgencias, El abogado) y participó en otra serie de culto como Deadwood, da vida a la sufrida esposa de un ex-profesor de química reconvertido en fabricante de metanfetamina. Y decimos que es polémica porque muchos son los detractores de un personaje que puede resultar fácilmente cargante por ir demasiado de víctima y actuar de forma bastante inconsecuente. Como en su capítulo propuesto, “Cornered”, en el que, tras discutir con su marido, se marcha de casa con su bebé con la idea de cruzar de estado, para luego arrepentirse en el último momento. Hay quien dice que no ganará este año y que lo hará el año que viene ya que en la quinta temporada, actualmente en emisión, Vince Gilligan la está llevando al borde del abismo. Y es que Skyler podrá gustar más o menos, pero no deja a nadie indiferente.

Christina Hendricks por Mad Men

Christina Hendricks

Esta es la tercera nominación de Hendricks por Mad Men desde que en la tercera temporada ocupase el puesto de Elisabeth Moss cuando ésta pasó a competir como actriz principal. En el 2010 quedó eclipsada por la revelación de Archie Panjabi y el año pasado no puedo hacer nada frente a la malvada Mags Bennett (Margo Martindale) de Justified. Pero éste ha sido sin duda el año tanto de Hendricks, a la que hemos podido ver en más producciones de Hollywood como DriveTentación en Manhattan, como de su Joan Harris. Tras cinco años de Mad Men podemos afirmar sin duda alguna que es el personaje que ha tenido mayor recorrido: de secretaria a socia de la firma, aunque para ello haya tenido que pagar un duro precio, como se nos narra en esa joya que es “The other woman”, que Hendricks, muy sabiamente, ha propuesto. Si no gana este año, ya no se qué más puede hacer esta excelente actriz para llevarse su merecido Emmy a casa.

Archie Panjabi por The Good Wife

Archie Panjabi

Kalinda, el alter ego de Panjabi en The Good Wife, ha tenido una tercera temporada algo más descafeinada que las anteriores. Sus desavenencias con Alicia Florrick (Julianna Margulies) al final de la segunda temporada le han relegado a un segundo plano y se ha pasado todo el año en penitencia. Ninguna de sus tramas han tenido demasiado peso, aunque sí ha conseguido, como siempre, subir de tono muchas escenas, sobre todo las que comparte con la agente Lana Delaney (Jill Flint), en las que los King han demostrado que con elegancia y fueras de campo se puede ser mil veces más erótico que con imágenes explícitas. Este no ha sido el año de Kalinda, pero el que viene apunta maneras, sobre todo tras ver el final de temporada, su capítulo elegido en esta ocasión, donde descubrimos a una Kalinda frágil, asustadiza y vulnerable cuando irrumpe en su vida una persona del pasado. No ganará, pero seguro que la vemos por aquí de nuevo el año que viene.

Maggie Smith por Downton Abbey

Maggie Smith

Seis veces nominada a un Oscar y ganadora de dos de ellos, Maggie Smith no necesita ninguna presentación. Con más de medio siglo de carrera a sus espaldas esta leyenda viviente británica iguala este año en los Emmy sus números de los Oscars: esta es su sexta nominación y ya lo ha ganado dos veces, como actriz principal por Mi casa en Umbria y el año pasado como secundaria por la misma Downton Abbey. Su Condesa de Grantham es una delicia de ver cada vez que aparece en pantalla, con sus comentarios mordaces y sus esporádicos momentos de dulzura con los miembros de su familia. Su principal handicap es que el personaje, al contrario del de Christina Hendricks, no tiene apenas recorrido. El año pasado aún existía conflicto en sus tira y afloja con Isobel Crawley (Penelope Wilton) pero en la segunda temporada se ha limitado simplemente a estar. Y eso no se merece un Emmy. Es muy probable que los americanos se lo den, pero la gran Smith tiene su casa abarrotada de premios y no necesita ninguno más. Recordemos que ni siquiera acudió a recoger el del año pasado.

Ganará: Maggie Smith por Downton Abbey
Debería ganar: Christina Hendricks por Mad Men