Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

La mitad de los nominados este año a los Emmy como mejores actores de reparto en drama repiten su candidatura del año pasado, entre ellos el ya doble ganador Aaron Paul. Se les unen la fuerza bruta de Bobby Cannavale, el robaescenas Jonathan Banks y el gran Mandy Patinkin que finalmente se ha colado en el sexteto aunque el año pasado se olvidasen de él. Se echa de menos el nombre de Sam Waterston por The Newsroom.

EmmySecundarioDramaCannavalePeqBobby Cannavale por Boardwalk Empire

Cuarta nominación a un Emmy para el actor italoamericano que ya ganó como invitado hace casi una década por hacer del novio de Will en Will & Grace. Suma además dos candidaturas por Nurse Jackie, incluyendo la de este año. El hecho aspirar a un premio tanto en comedia como en drama nos da una dimensión de la versatilidad de este actor al que pronto podremos en ver en Blue Jasmine, lo último de Woody Allen. Su personaje en Boardwalk Empire, Gyp Rosetti ha avivado el casi extinguido fuego de la serie de época de la HBO, con un comentado desnudo integral incluído, aunque esa escena no tiene lugar en ‘Sunday Best’ el episodio propuesto por el actor en el que su escena más destacada es un monólogo en una iglesia a través del cual culpa a Dios de todas las desdichas que ha sufrido. Cannavale desata toda su rabia (y más de un salivazo a cámara) y rescata con su visceralidad a una serie que está cada vez más de capa caída. Se ha quedado como único representante del elenco con nominación este año y parece que se tendrá que conformar con ella.

EmmySecundarioDramaBanksPeqJonathan Banks por Breaking Bad

Casi un cuarto de siglo ha tenido que pasar para que le caiga a Banks su segunda nominación a un Emmy. La primera fue en esta misma categoría en 1989 por Wiseguy, policiaco de la CBS que duró 4 temporadas en antena. El actor ocupa el hueco que dejó Giancarlo Esposito por esta misma serie el año pasado (y esperamos que ocupe Dean Norris el que viene), confirmando una vez más la fuerza de los papeles secundarios en Breaking Bad. Desde que Mike hizo su aparición al final de la segunda temporada, hemos terminado cogiendo gran cariño a ese asesino a sueldo estoico que recuerda en muchas ocasiones al Sr. Lobo de Pulp Fiction. Además han logrado darle profundidad al dejarnos ver su lado débil: el familiar. Sólo con la mirada que dirige a su nieta jugando en el parque antes de tener que escapar de la policía ya justifica esta nominación. ¿Será capaz de conseguir lo que no logró Esposito y terminará destronando a Paul?

EmmySecundarioDramaPaulPeqAaron Paul por Breaking Bad

Apenas 34 años y ya con 2 Emmys en su haber por el personaje al que seguramente estará toda la vida agradecido: Jesse Pinkman. Se le escapó por la segunda temporada de la serie frente a Michael Emerson y dejó que Peter Dinklage se hiciese con el suyo cuando Breaking Bad estuvo de hiato. Pero Aaron Paul, al igual que Cranston y al igual que la serie en conjunto, no ha dejado de ir a más, emocionándonos año tras año. Improbable centro moral de un grupo de personajes despreciables en su mayoría, Jesse, ex-yonqui arrastrado con un talento innato para la química y para meterse en problemas, siente que no puede aguantar más en ‘Buyout’ e intenta convencer a su socio Walt por todos los medios de que dejen el negocio. Desde la furia que despliega al principio del episodio hasta la comedia involuntaria en una cena más que incómoda, Paul convence una vez más con una humanidad y una rabia que son dignas de premio. Pero, ¿tanto como para darle un tercer Emmy?

EmmySecundarioDramaCarterPeqJim Carter por Downton Abbey

El veterano actor británico logra su segunda nominación consecutiva a un Emmy por Downton Abbey. Se ha quedado como único representante de la serie inglesa en esta categoría tras la sorprendente decisión de su compañero Brendan Coyle de no presentarse este año tras ser candidato el pasado. Su Mr. Carson no ha tenido ninguna trama especialmente memorable en la tercera temporada limitándose a servir de bisagra como siempre entre los Crawley y la gente del servicio. En el episodio 6 (el 7 para los ingleses) debe mediar para controlar las hormonas de los jóvenes trabajadores de la casa, incluyendo un malentendido homosexual. Carter impone con su presencia, su altura, su flema, sus palabras medidas, pero no logra brindar una interpretación memorable. De hecho, Rob-James Collier está mucho mejor en el episodio, pero sabemos que la Academia tiende a nominar en ocasiones por inercia. Si ganase Carter este año sería desde luego toda una sorpresa.

EmmySecundarioDramaDinklagePeqPeter Dinklage por Juego de tronos

Ésta es la tercera nominación a un Emmy para uno de los pocos estadounidenses del elenco de Juego de tronos. Tras ganar por la primera temporada de la serie hace dos años, perdió la posibilidad de repetir premio en la pasada edición cuando su personaje, Tyrion Lannister, tuvo su gran momento triunfalista y de lucimiento en el espectacular episodio ‘Blackwater’. Lamentablemente para Tyrion su personaje durante la tercera temporada de la serie se ha quedado algo apagado, derrotado y anulado por su padre (Charles Dance) y siendo obligado a contraer matrimonio (y engendrarle un hijo) con la pequeña e inocente Sansa Stark (Sophie Turner). En ‘Second Sons’, el episodio de la boda, Dinklage vuelve a bordar todas las características del famoso enano: sarcasmo, embriaguez y una decencia que no es habitual de ver en el resto de los personajes que habitan Poniente. Quizá este año su puesto podría haberlo ocupado su compañero y hermano en la ficción Nicolas Coster-Waldau, que sí ha gozado de una trama que permanece en el recuerdo. Por todos estos motivos no le vemos ganando el día 22.

Episode 212Mandy Patinkin por Homeland

Cuarta nominación a un Emmy para el versátil actor norteamericano que ya materializó la primera de ellas en premio en el 95 como actor principal en aquella serie de hospitales que surgió a la vez que Urgencias pero no logró el mismo éxito: Chicago Hope. Con tres nominaciones al Globo de Oro en su haber, entre ellas la de Yentl, de Barbra Streisand, (Patinkin es un gran actor musical), muchos le recordamos por su Iñigo Montoya de La princesa prometida, pronunciando una de las frases más recordadas de la Historia del Cine. El año pasado echamos de menos que se acordaran de su Saul Berenson, pero es que en la segunda temporada de Homeland lo ha bordado con esa figura de padre/mentor para Carrie (Danes) que se pasa todo el metraje de ‘The Choice’, el final de temporada, preocupado por el futuro y el bienestar de su protegida. Con una economía gestual muy medida, Patinkin nos transmite tanto su entereza como sus miedos y esa sonrisa que le llena la cara en el plano final del capítulo merece un Emmy este año. ¿Se beneficiará el actor de la división de votos de los candidatos de Breaking Bad?

Ganará: Aaron Paul por Breaking Bad
Debería ganar: Mandy Patinkin por Homeland