GOYATLÓN 2012: Actriz de reparto

OSCATLÓN 2012: Actriz de reparto

OSCATLÓN 2012: Actriz de reparto

losExtras.es arranca aquí su habitual recorrido por todos los nominados al Oscar. Comenzamos esta revisión con la categoría de mejor actriz de reparto, una de las aparentemente más pacíficas del año: pese a que no se ha llevado muchos de los premios previos, es indiscutible considerar a Anne Hathaway como favorita por su trabajo en Los miserables. Sin embargo, tiene rivales muy sólidas, sobre todo en Sally Field, que lucha por su tercera estatuilla con Lincoln; o Amy Adams que, como Hathaway, aún no tiene su galardón. Completan el quintento la casi protagonista Helen Hunt de Las sesiones y la pequeña participación de Jacki Weaver en El lado bueno de las cosas.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2012/actrizreparto1.jpg”}ItUvaTmX39M{/youtubejw}

Amy Adams por The Master

Fernando de Luis-Orueta
Cuarta nominación en tan sólo siete años para Amy Adams (la precedieron Junebug, La duda y The Fighter), que corre el riesgo de convertirse en candidata perenne y ojalá pronto ganadora. No es probable que sea este año, pese a que su composición en The Master es deslumbrante. La estadounidense desarrolla con impresionante credibilidad los dos lados de una misma moneda: la aparentemente encantadora y comprensiva Peggy Dodd y su reverso en la intimidad, la manipuladora y obsesiva mujer que espolea las turbias intenciones de su marido, interpretado por Philip Seymour Hoffman. En esta especie de revisión de la Eleanor Shaw (Angela Lansbury) de El mensajero del miedo, Amy Adams es una mujer con dos caras inquietante y seductora, un abismo de ambición incontrolable. El Oscar la va a esquivar de nuevo, pero no podrá resistirse mucho más.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2012/actrizreparto2.jpg”}D722R8tzmn8{/youtubejw}

Sally Field por Lincoln

Roberto Bra
Han pasado 28 años desde que Sally Field subió a recoger su segundo Oscar a mejor actriz por En un lugar del corazón y desde entonces no había vuelto a estar nominada. Hasta ahora. Ha sido Steven Spielberg quien en su último trabajo, Lincoln, ha sacado a la actriz, de 66 años, de las sombras otorgándole el papel Mary Todd Lincoln, esposa del presidente estadounidense interpretado por Daniel Day-Lewis. Se ha hablado mucho sobre la gran interpretación que realiza el británico en la cinta e incluso de la de Tommy Lee Jones, y se ha olvidado, o al menos relegado a un segundo plano, la gran labor interpretativa de Sally Field, que ejerce su papel de sufrida esposa, consejera y protectora de uno de los hombres más importantes en la historia de los Estados Unidos. Un trabajo en el que no le pesa compartir escena con Daniel Day-Lewis o Tommy Lee Jones, y que solventa de manera sublime llegando a ponerse a su altura y otorgándonos algunos de los mejores, y más dramáticos, momentos de la película. No será tarea fácil que Sally Field se lleve la estatuilla, pero sin duda es la única que pueda amargar la noche a la gran favorita, Anne Hathaway. Méritos no le faltan.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2012/actrizreparto3.jpg”}vHwyCp6ah6U{/youtubejw}

Anne Hathaway por Los miserables

Rubén Miguélez
Cuatro años después de recibir su primera nominación al Oscar como actriz protagonista por La boda de Rachel, Anne Hathaway vuelve a la palestra por la puerta grande, esta vez como secundaria y gran favorita al premio. Esta joven actriz neoyorquina camina hacia la codiciada estatuilla de la mano de Fantine, su personaje en Los Miserables. Un personaje breve en cuanto a metraje pero de una valía incalculable y que ha sido interpretado por tal número de actrices que el mero hecho de meterse en su pellejo supone un tremendo acto de valentía. Si a esto le sumamos la particular visión de Tom Hooper y la arriesgada decisión de rodar todas las interpretaciones musicales en directo, el reto es aun mayor. Hathaway se lanza a la piscina y se entrega por completo al personaje, que alcanza su punto más álgido en una desgarradora interpretación del mítico ‘I Dreamed a Dream’, sosteniendo un primer plano fijo durante los cuatro minutos y medio de canción y asegurándose su paso a la historia del género musical. Sería toda una sorpresa que no se hiciera con el Oscar.

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2012/actrizreparto4.jpg”}9o8roUxo_0E{/youtubejw}

Helen Hunt por Las sesiones

Samuel Pérez
Quince años han pasado desde el Oscar que consiguió Helen Hunt por Mejor… imposible derrotando ese año a cuatro damas inglesas del calibre de Bonham-Carter, Christie, Dench y Winslet. En los 90, gracias al taquillazo dirigido por James L. Brooks y otros títulos relevantes como TwisterNáufrago, así como los múltiples premios que recibió por su participación en la sitcom Loco por ti, parecía que iba a comerse el mundo. Pero apenas ha tenido papeles relevantes en la última década y no ha sido hasta que Ben Lewin le ha confiado el goloso rol de Cheryl, la terapeuta sexual del personaje real Mark O’Brien (maravilloso John Hawks) que le ha llegado su segunda nominación a un premio de la Academia. Es una lástima que a esta mujer no le ofrezcan tan a menudo personajes así de fascinantes, porque es capaz de abordarlos con una naturalidad pasmosa, aunque tenga que desnudarse sin pudor tanto física como emocionalmente. Por desgracia se trata de la única candidatura de la película, aunque eso no le impidió a Penélope Cruz ganar su Oscar hace cuatro años. Claro, que la española no competía contra Anne Hathaway…

{youtubejw width=”600″ height=”369″ img=”oscatlon/2012/actrizreparto5.jpg”}O_1yZURAIjI{/youtubejw}

Jackie Weaver por El lado bueno de las cosas

Pablo López
Esta es la segunda nominación al Oscar para Jacki Weaver que, al contrario que con Animal Kingdom hace dos años, donde muchos gremios, críticos y predicciones la daban como ganadora; en esta ocasión es la primera aparición en la carrera de este personaje que solo ha recibido nominación en conjunto junto al reparto en los Gotham y los SGA. En El lado bueno de las cosas, Weaver encarna a Dolores, una madre resignada y sufriente ante la bipolaridad diagnosticada de su hijo y los problemas familiares que ésta provoca. De los cuatro actores nominados, quizá sea la actriz australiana la que sepa canalizar mejor las energías de su personaje, permaneciendo un un constante, firme y necesario segundo plano sin ningún tipo de atisbo de protagonismo artificioso, como ya hizo magistralmente en su anterior interpretación nominada al Oscar. Tal vez sea esa falta de notoriedad y de careos interpretativos con sus compañeros los que precisamente hacen grande su interpretación. Sería un año perfecto para poder saldar la deuda de hace dos años y terminar de cuadrar la posibilidad del pleno interpretativo de la película. Pero ser la menos presente en la carrera de las cinco nominadas no juega en absoluto a su favor.
Ganará: Anne Hathaway por Los miserables

Debería ganar: Anne Hathaway por Los miserables