Disney ha cerrado un acuerdo con Paramount sobre los derechos de las futuras entregas de Indiana Jones, según informa Variety. La compañia se hace así con el control absoluto sobre el estreno de cualquier futura película.

Con la adquisición de Lucasfilm, Disney ya obtuvo el control sobre la franquicia. Sin embargo, Paramount conservaba los derechos de distribución para cualquier nueva entrega y “recibirá una participación financiera en cualquier película futura que sea producida y estrenada” así como también conservará los derechos sobre los cuatro films precedentes.