Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

La Academia de Cine de Hollywood ha publicado las reglas de los 92º Premios Anuales, es decir de los Oscar de 2020. Y la Junta de Gobernadores ha fallado en contra de Steven Spielberg, que proponía impedir que las películas producidas y exhibidas por las plataformas digitales pudieran competir por los Oscar, reservándolos así para las películas destinadas a la exhibición tradicional en las salas.

Sin embargo, al menos por el momento, la regla de elegibilidad para competir en los Oscar permanece intacta: las películas de Netflix, o de cualquier otra plataforma, podrán competir siempre que cumplan con la tradicional condición de haberse exhibido comercialmente en una sala del condado de Los Ángeles durante al menos una semana consecutiva.

«Apoyamos la experiencia en la sala de cine como parte integral del arte del cine, y la tomamos en seria consideración en nuestras conversaciones», dice el presidente de la institución, John Bailey, en un comunicado. «Nuestras reglas actualmente requieren exhibición cinematográfica y permiten que una amplia selección de películas participen en la competición de los Oscar. Está en nuestros planes estudiar los profundos cambios que están aconteciendo en nuestra industria y mantener conversaciones con nuestros miembros sobre este asunto».

Película internacional

De las reglas que sí cambian quizá la más llamativa sea la de Mejor película en lengua extranjera, que dejará de llamarse así para designarse Mejor película internacional, aunque mantiene prácticamente intacta el resto de requisitos y procedimientos, empezando por la exigencia de que sean película que no estén dialogadas en inglés.

«Nos hemos percatado que la referencia a ‘extranjera’ está obsoleta en una comunidad de cineastas global», explican en el comunicado Larry Karaszewski y Diane Weyermann, co responsables del comité que regula esta competición. «Creemos que Mejor película internacional representa mejor esta categoría y promueve una visión positiva e inclusiva de la creación cinematográfica y del arte del cine como experiencia universal».

El único cambio práctico en este terreno es que el corte intermedio entre la presentación de categorías y el anuncio de nominaciones que hasta ahora reducía la lista de contendientes a nueve, ahora las dejará en diez preseleccionadas: siete por la votación de los miembros que integran este comité y tres que se reservan los responsables de esta sección para asegurarse de que entre las finalistas están los títulos con mayor relevancia del año (más o menos, las ganadoras de los festivales de Cannes, Berlín y Venecia).

Otros ajustes

Más allá de esta categoría, en Mejor película animada se elimina el requisito de que haya ocho largometrajes estrenados en el año para que el premio se pueda conceder, una cláusula que nunca se ha activados porque la cifra de estrenos de animación siempre supera ampliamente ese umbral.

El número de nominados a Mejor maquillaje y peluquería se amplía de tres a cinco, así como la preselección previa a las nominaciones se amplía de siete a diez títulos.

Finalmente, se facilita algo más la competición de los cortometrajes tanto de imagen real como de animación, al permitir que el exigido estreno en sala de cine pueda realizarse no sólo en Los Ángeles como hasta ahora sino también en Nueva York.

Como ya se había anunciado, los Oscar de 2020 se celebrarán el 9 de febrero, acortando sensiblemente el calendario de la temporada de premios en un movimiento que supone un verdadero terremoto para el resto de las galas que se van a ver obligadas a apelotonarse en pocas semanas.