Los Goya vuelven a cerrarse a los estrenos ‘on-line’

La Junta Directiva de la Academia ha dado a conocer hoy las bases de los 36º Premios Goya, es decir, los que distinguirán las películas estrenadas a lo largo de este año 2021. Pero tendrán que haber sido estrenadas en salas de cine porque la institución ha eliminado la excepción que creó en la pasada edición por razón de la pandemia para admitir a competición los estrenos on-line. Este año sólo permitirá que compitan las películas que se hayan estrenado en plataformas el pasado mes de enero. Todos los demás títulos que aspiren a competir por los Goya tienen que cumplir la fórmula tradicional: un mínimo de 7 días consecutivos de exhibición comercial en una misma sala.

Esta decisión es contraria a la adelantada por la Academia de Hollywood que, aunque todavía no ha publicado las bases de los Oscar 2021, ya ha adelantado que extenderá la admisión de estrenos on-line para todo este año.

En las bases de 2021 también se introducen algunas modificaciones importantes en la regulación de algunas categorías. La propia institución pone el acento en la creación de una preselección en la categoría de mejor documental, que reducirá la lista total de títulos inscritos para competir por este premio a 15 preseleccionados. Las bases no aclaran exactamente cómo se realizará este corte sino que se limitan a señalar que lo realizará “la especialidad de Documental”. Esta primera criba es similar a la que aplican desde hace varios años los Oscar en esta y otras categorías. No obstante, todos los documentales estrenados durante el año podrán optar a estar nominados en el resto de apartados.

A partir de esta edición, también se ha fijado que los premios a mejor película, mejor película de animación, mejor película documental, mejor película iberoamericana y mejor película europea serán para las personas que figuren en los títulos de crédito como “productor/a o producido/a por” y no para las empresas productoras de las películas.

Entre las novedades de las Bases, también figura el cambio en los requisitos de participación en la categoría de mejor película europea. A partir de ahora, en lugar de las distribuidoras españolas, “la película participante deberá ser seleccionada por una institución similar a la Academia de Cine, Instituto de Cinematografía o, en su defecto, por un jurado en el que estén integrados representantes de todos aquellos cineastas que intervienen en la producción de películas del país de origen”. Esta misma norma se aplicaba ya en el caso del Goya a la mejor película iberoamericana.

También se contempla en esta convocatoria que sólo podrán optar a mejor dirección novel los directores y directoras cuya película sea su primer largometraje, ya sea codirigido o dirigido en solitario. En caso de ser una película dirigida por más de una persona y una de ellas ya había dirigido previamente, ninguno de los directores podrá concurrir en esta categoría y deberán hacerlo de forma conjunta en la categoría de mejor dirección.

En cuanto a los apartados de mejor actor y actriz protagonista, se limita el número de inscripciones a un máximo de 2 nombres por película en cada una de estas categorías de interpretación protagonista.

Los cambios también afectan a la categoría de mejor cortometraje de ficción: podrán participar los cortometrajes seleccionados en 4 de los festivales señalados por la Academia –en anteriores ediciones el número de selecciones requeridas era 6–.