Los Oscar 2021 marcarán un antes y un después en la historia de la competición: por primera -y la Academia asegura que única- vez, podrán competir películas estrenadas directamente en Internet. La decisión aprobada hoy por la Academia se aplicará únicamente a las películas que tuvieran su estreno previsto desde la fecha de cierre de los cines de Los Ángeles por la pandemia de la COVID-19 (16 de marzo de 2020) hasta que se reabran las salas y la Academia decida suspender esta excepcionalidad. Es decir, no todos los estrenos on-line podrán competir por los Oscar, sólo aquellos que han perdido su fecha de estreno en salas y salten a plataformas. “Todas las películas estrenadas después deberán cumplir los requerimientos estándar” de elegibilidad.
La Academia exige, además, que estas películas se pongan a disposición de sus miembros en la plataforma on-line de visionados de la institución y que cumpla el resto de requisitos de elegibilidad.

“La Academia cree firmemente que no hay mejor forma de experimentar la magia de las películas que verlas en una sala de cine. Nuestro compromiso se mantiene intacto y firme. Sin embargo, la históricamente trágica pandemia de la COVID-19 hace necesaria esta excepción temporal a nuestras reglas de elegibilidad para los premios. La Academia apoya a nuestros miembros y colegas durante este tiempo de incertidumbre. Reconocemos la importancia de que su trabajo sea visto y celebrado, especialmente ahora, cuando el público aprecia las películas más que nunca”, dicen el presidente de la Academia, David Rubin, y el consejero delegado, Dawn Hudson, en un comunicado.

Para que las películas puedan cumplir más fácilmente los requisitos de elegibilidad cuando los cines reabran, la Academia va ampliar el límite geográfico de las salas: si habitualmente se exige que el estreno se realice en el condado de Los Ángeles, este año se aceptarán también salas de otras zonas de EEUU: Nueva York, la bahía de San Francisco, Chicago, Miami y Atlanta.
Los festivales que hayan sido afectados por la COVID-19 pueden ofrecer películas on-line, ya sea mediante un muro de pago o una protección mediante contraseña, sin que afecta a la elegibilidad para los Oscar. La Academia otorgará excepciones para aquellas películas que sean estrenadas en Internet en el marco de un festival afectado por la pandemia, mediante una certificación emitida por el certamen en cuestión.