Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

La Academia de Cine de Hollywood ha publicado actualizado las reglas de los Oscar para la edición de 2019, que será la número 91. Los principales cambios afectan a las categorías de largometraje documental, partitura original y canción original.

En el caso de los documentales, la institución ahora determinará elegible cualquier película que logre un “premio calificador” de un festival competitivo, sin tener en cuenta su plataforma de distribución. Esto no sólo simplifica los requisitos a plataformas on line como Netflix, sino que también abre las puertas a compañías de televisión como HBO, que ya no tendrán que cumplir con el estreno en salas para concurrir a los Oscar, sino que bastará con que hayan obtenido un premio en alguno de los festivales convalidados por la Academia.

Se mantiene también la exigencia de haber sido objeto de una crítica publicada por alguno de los siguientes medios: The New York Times, Time Out New York, The Village Voice, Los Angeles Times o LA Weekly. Además, debe haberla realizado un crítico de cine, quedando excluidos expresamente los críticos de televisión.

Los apartados de música, tanto partitura original como canción original, seguirán el mismo sistema que las categorías de documental al incorporar una doble fase en el proceso de nominaciones. En una primera ronda de votaciones, los miembros de la rama de música reducirán la lista de inscritos a 15 preseleccionados; y en una segunda votación se escogerán entre ellos a los cinco nominados. Ambas votaciones se recontarán mediante el peculiar y muchas veces polémico sistema de papeletas preferenciales.

La rama de efectos visuales ha relajado un poco sus estrictas normas para la valoración de los méritos de los candidatos. Ahora las bobinas podrán verse on line e, igualmente, votar por Internet. Hasta ahora el voto sólo podía hacerse presencialmente.