Los Goya, “una fiesta del cine para la gente”

 En esas breves palabras se puede resumir la ambiciosa propuesta que el actual Presidente de Academia de Cine, Álex de la Iglesia, quiere realizar para la ceremonia de entrega de los premios Goya de este año, unos galardones que este año cumplen 25 años y que De la Iglesia asegura “tienen que ser el mayor espectáculo cultural del país”.

Éste fue el principal tema de la última asamblea del año en la Academia de Cine, celebrada el pasado 18 de Diciembre por primera vez en videoconferencia con Barcelona. Los premios, que este año dejan el Palacio Municipal de Congresos para celebrarse en el Teatro Real tienen que ser “el mayor espectáculo cultural del país”, según aseguró Álex de la Iglesia.

“Haremos una fiesta del cine para la gente, para el público y no sólo una fiesta del cine para el cine”, aseguró el presidente de la Academia. “Queremos que sea una fiesta, que se vea en la calle, que la disfrute el público; que sea celebrada y compartida por los demás. Quiero que parezca Nochevieja”. Una gala, a lo grande, aprovechando la belleza del Teatro Real y el espacio de la Plaza de Oriente: “Los invitados llegarán en coches a la calle Bailén, se bajarán frente al palacio y recorrerán una inmensa alfombra roja (este año vuelve a ser la alfombra roja después de cuatro años) hasta llegar a la puerta del teatro después de pasar por una gran carpa transparente donde se realizará el photocall”.

No sólo quienes estén en la plaza, en el teatro o en sus casas, podrán seguir la gala. La intención de la Academia es colocar una gran pantalla en la Puerta del Sol; además se está negociando para que 45 salas de cine en toda España proyecten ese día la fiesta del cine español de forma gratuita. Por segundo año consecutivo Andreu Buenafuente será el encargado de presentar la gala, que de nuevo será retransmitida en directo por RTVE.

Los vídeos y espectáculos recogerán el espíritu de la celebración del 25 aniversario y por ello, compartirán escenario viejos talentos y nuevas caras. “Estamos llamando a personajes relevantes de la cultura y la vida social para que colaboren en esta celebración”, destacó De la Iglesia. “Por ejemplo, yo quería que fuera Vargas Llosa el encargado de entregar el Goya al Mejor Guión. No ha podido ser porque tiene en esas fechas un compromiso en Chile”.