Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
A Contracorriente suma un nuevo gran nombre más a su catálogo: Orsos Welles dirigió y protagonizó Un historia inmortal en 1968, una película de medio metraje producida por la televisión francesa con Jeanne Moreau y Fernando Rey en su reparto. La edic...

A Contracorriente suma un nuevo gran nombre más a su catálogo: Orsos Welles dirigió y protagonizó Un historia inmortal en 1968, una película de medio metraje producida por la televisión francesa con Jeanne Moreau y Fernando Rey en su reparto. La edición replica la original que Gaumont editó en Francia, tanto en los montajes disponibles de la película, como en contenido extra.

La película se presenta en su formato original 1.66:1 con pistas de audio en calidad DTS-HD Master Audio 2.0 Mono tanto en su idioma original francés como en su versión original en inglés, cada una de estas pistas está disponible en su versión respectiva. Ambas versiones incluyen pista de subtítulos en castellano.

UnaHistoriaInmortalBDFicComo ya se ha apuntado, la edición incluye dos montajes de la película, el original francés de aproximadamente cincuenta minutos, y el inglés, extendido, de cincuenta y ocho minutos aproximadamente. El contenido extra es idéntico para ambas en cada uno de sus menús: comienza por el tráiler promocional de la edición restaurada de la cinta, e incluye la pieza Orson Welles: el poder de la ilusión, un documental dirigido por Dominique Maillet, con testimonios de Françoise Garnault, montador de la película; Olivier Gérard, ayudante de dirección de Welles; François Thomas y el director de fotografía Willy Kurant. Testimonios sobre la realización de la película, la significación de ésta dentro de la filmografía de Welles, así como las intenciones del realizador tanto técnicas como artísticas, y el proyecto fallido de llevar más historias de Karen Blixen a la pantalla.

Además, el apartado Otro títulos incluye avances de Posada Jamaica, Ascensor para el cadalso y El festín de Babette. La edición está presentada en una caja de color negro, como nos tiene acostumbrada la editora, a juego con la carátula.