Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
A la preocupación por el sesgo en la raza y el sexo de los personajes en las películas nominadas, se añade el sesgo por edad en las semanas previas a la gala

Si en los años anteriores en las discusiones pre-Oscars en las redes sociales abundaban las etiquetas #OscarsSoWhite y #OscarsSoMale, parece que este año la preocupación dentro y fuera de la industria es la edad. Un estudio publicado por la Escuela Annenberg de Comunicación y Periodismo, perteneciente a la Universidad del Sur de California, y del que se hace eco la revista Deadline, habla de la escasez de personajes por encima de 60 años entre las películas nominadas, y de que son aún más escasos entre las mujeres y las llamadas minorías. Como ejemplo, cita que en los últimos tres años sólo hubo dos personajes de más de 60 años en las 25 películas nominadas al Oscar, y que los dos estaban interpretados por Michael Keaton (Birdman y Spotlight).

El estudio añade que sólo el 22,3% de los personajes de más edad eran femeninos, el 10,1% pertenecían a un grupo étnico o racial, y ninguno era latino. Entre los personajes femeninos de más de 60 años, sólo cuatro eran afroamericanas; no había ninguna latina, ni asiática, ni nativa americana. Tampoco salen bien parados los mayores de 60 años no heterosexuales. Los autores del estudio basan sus conclusiones en la edad de los personajes, no en la edad de los intérpretes, y en personajes principales, que sirvan de motor de la acción, por lo que quedan excluidos Denzel Washington (su personaje en Fences tiene 53 años), Kevin Costner en Figuras ocultas y Stephen Henderson en Fences.

Además del sesgo por edad, aparece también el sesgo por sexo: el informe cita que las mujeres mayores a menudo son mostradas en un estatus inferior respecto de los hombres. Y añade que muchos de los diálogos de esta gente mayor con personajes más jóvenes hacen referencia a la edad o a problemas relacionados con la edad, como el Alzheimer o la pérdida de visión.