Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

A Contracorriente continua nutriendo su catálogo con títulos de autores europeos en los que ha confiado estos meses. Es el caso de Louis Malle, del que edita ahora Mi cena con André, una de las obras más aclamadas de la etapa americana del realizador francés. Una rara avis que llega ahora en formato doméstico en las mejores condiciones posibles, y con algún contenido adicional.

La película se presenta en formato 1.37:1 con pista de audio en calidad DTS-HD Master Audio 2.0 Mono para su versión original en inglés, con subtítulos en castellano tanto para la película como para el contenido adicional.

Los extras comienzan con el tráiler original de la película restaurado, a continuación se ha incluido un tráiler mudo de la cinta, una versión diferente del avance que, según advierten al comienzo, ha perdido la pista de audio con el tiempo, pero como valor documental, se ha incluido. A continuación encontramos la pieza Mi cena con André restaurada, un breve vídeo sobre el proceso de reacondicionamiento del negativo que ha dado lugar a la copia de calidad impecable incluida en este disco. Un puñado de escenas seleccionadas de las que se muestra el estado antes de la restauración y después, donde podemos observar el resultado del proceso de limpiado, equilibrio y estabilización de la imagen.

Por último, encontramos El pequeño teatro de Louis Malle, una pieza de poco más de veinte minutos dirigida por Pierre-Henri Gilbert, autor de otras piezas de making of editadas por Gaumont (a su vez editadas aquí por A Contracorriente), que, en esta ocasión recoge testimonios de Ghislain Uhry, pintor y decorador y a su vez amigo personal de Malle, que habla de toda su etapa americana, lo que supuso para él el acercamiento al teatro y, entre todo ese contexto, qué supone Mi cena con André dentro de su filmografía e historia personal.

El apartado de Otros títulos incluye adelantos de otras películas del director editadas por A Contracorriente: Un soplo en el corazón, Lacombe Lucien y Adiós muchachos. Como en otras ediciones, el disco se presenta en una elegante caja de color negro a juego con la tonalidad cromática del diseño de la portada.