Mad Men

EMMY 2012: Mejor dirección en drama

Tres finales de temporada, un piloto y una pequeña joya son los cinco candidatos este año al Emmy a la mejor dirección en serie dramática. Todas las series nominadas en la categoría mayor tienen aquí su representación, excepto Juego de tronos, lo cual le resta bastantes puntos para alzarse victoriosa como mejor drama. Repasemos estas extraordinarias cinco horas de televisión de este año.

Boarwalk Empire

Tim Van Patten por ‘To the lost’, de Boardwalk Empire

Actor televisivo en los 80 reciclado en director a partir de los 90 a, prácticamente, asalariado de la HBO en el nuevo milenio, Tim Van Patten, que estuvo nominado el año pasado en esta categoría por el piloto de Juego de tronos, tiene un extenso currículum que incluye The WireLos SopranoRomaDeadwood. Doble ganador del DGA por Sexo en Nueva York, a Van Patten no hay género que se le resista y éste año ha firmado cuatro de los doce episodios de la segunda temporada de Boardwalk Empire, el primero y el último incluídos. El que nos ocupa, “To the lost”, como buen finale, es un excelente clímax a la relación entre Nucky Thompson (Steve Buscemi) y Jimmy Darmody (Michael Pitt) con giro sorpresa (o no tan sorpresa) de esos que te dejan noqueado durante bastante tiempo. Tiene en su contra que la serie, a pesar de que Martin Scorsese lograse este mismo premio por el episodio piloto el año pasado, ha perdido parte del interés de la crítica y el público, convirtiéndose en una de las rivales más débiles de la carrera frente a sus competidoras. A pesar del buen hacer de Van Patten, sería muy extraño que resultase ganador este año.

Breaking Bad

Vince Gilligan por ‘Face off’, de Breaking Bad

Otra finale de temporada y otro enfrentamiento legendario: el de Walter White (Bryan Cranston) y Gus Frink (Giancarlo Esposito). En esta ocasión lo dirige el creador de la serie, Vince Gilligan, criado en la escuela de Expediente X, de la que escribió hasta 30 episodios. De los 46 capítulos que conforman las cuatro primeras temporadas de Breaking Bad, Gilligan sólo se ha puesto detrás de la cámara en 4 ocasiones, la primera para el piloto que le reportó su primera nominación al Emmy como director y que perdió ante House. Pero cada vez que dirige se nota. Maneja como pocos la creación de tensión y juega con la paciencia del espectador hasta límites insospechados (las secuencias en las que Tío Salamanca quiere transmitir un “mensaje”). Planos imposibles, una dirección de actores magistral, un momento macabro que ha pasado ya a la Historia de la televisión… todas las armas de Gilligan como narrador se conjuntan en 50 perfectos minutos. Aunque el hecho de que la serie no tenga ninguna nominación en guión, ¿le restará posibilidades?

Downton Abbey

Brian Percival por ‘Christmas Special’, de Downton Abbey

Percival viene ya con un Emmy debajo del brazo tras ganar el año pasado en la categoría de miniserie o telefilme donde competía hasta ahora Downton Abbey, serie que también le ha hecho ganador del BAFTA. Ahora consigue su segunda nominación por el último episodio de la segunda temporada, el especial de Navidad que es, prácticamente, una película en sí mismo y que gira en torno a dos tramas principales: la judicial centrada en los personajes de Brendan Coyle y Joanne Froggatt y la sentimental protagonizada por Michelle Dockery y Dan Stevens. La elegancia de las tomas de Percival sigue intacta, pero el apoyarse en un débil guión (las secuencias de la Ouija son un poco de vergüenza ajena) no le hace ningún favor. No es la que más méritos tiene para alzarse ganadora, pero la adoración que sienten los estadounidenses en estos momentos hacia este culebrón británico podría hacer saltar la liebre.

Homeland

Michael Cuesta por ‘Piloto’, de Homeland

La revelación de esta temporada, Homeland, ha venido de la cadena de pago Showtime por lo que no es de extrañar que para dirigir el piloto acudiesen al responsable del primer capítulo de otra de sus series emblemáticas: Dexter. Michael Cuesta consigue su primera nominación a un Emmy por un episodio modélico que presenta todas las cartas de la serie a la perfección. De Afghanistan a Washington seguimos la cruzada de la agente de la CIA Carrie Mathison (Claire Danes) en su búsqueda de la verdad sobre el militar Nicholas Brody (Damian Lewis). Mientras algunas series necesitan de varios episodios para encontrar su tono, Homeland queda perfectamente descrita en sus primeros 55 minutos. La tensión y ambigüedad, las aristas de los personajes, todo queda esbozado con maestría para luego ser desarrollado a lo largo de la temporada. Cuesta, que también podría haber sido candidato por el taquicárdico final de temporada, tiene bastantes posibilidades de alzarse con el premio.

Mad Men

Phil Abraham por ‘The other woman’, de Mad Men

Abraham consigue su segunda nominación a un Emmy como director, tras haber sido candidato cinco veces como director de fotografía (cuatro por Los Soprano y una por el piloto de Mad Men, que ganó). Ya en la primera temporada Weiner le dejó dirigir un episodio y en la segunda logró su primera candidatura como director por el excelente “The Jet Set”. Ha dirigido episodios de series tan emblemáticas como dispares: The Good WifeBreaking BadThe Walking DeadThe Killing. Para la quinta temporada de Mad Men, Weiner le ha regalado dos bombones: “Lady Lazarus” (el episodio de los Beatles), y el mejor y catártico episodio de la temporada, “The other woman”, que viene a ser el “The suitcase” de este año: el episodio que críticos y seguidores han reverenciado. Y no es para menos. La relación de Don Draper con dos de las mujeres más importantes de su vida (y ninguna es su esposa ni su ex-esposa) queda alterada para siempre y simbolizada en el caso de una de ellas con un elegante beso en la mano. Una escena, apoyada en un sobresaliente trabajo actoral, que hace aflorar la lágrima de forma contenida pero desgarradora. Mientras que Mad Men apenas tiene rival en la categoría de guión, ¿logrará romper la maldición y ganar el premio de dirección que siempre se le ha resistido?

Ganará: Michael Cuesta

Debería ganar: Vince Gilligan