Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Mad Men lleva cinco años dominando la categoría de mejor guión en drama acumulando hasta un total de trece nominaciones contando las tres de este año. Sólo se le escapó la pasada edición frente al capítulo final de Friday Night Lights. ¿Recuperará la hegemonía este año? Puede que no si en esta edición arrasa la sensación del momento en EE UU: Downton Abbey, con su inferior especial navideño.

Downton Abbey

Julian Fellowes por ‘Christmas Special’, de Downton Abbey

El ganador de un Oscar hace una década por el guión de Gosford Park, precursora cinematográfica de Downton Abbey, está imparable. No sólo ganó el Emmy el año pasado en la categoría de miniserie y telefilm, donde la serie británica competía hasta ahora, sino que ha escrito una nueva versión de Romeo y Julieta, protagonizada por Hailee Steinfeld y Douglas Booth y con grandes nombres como Paul Giamatti y Stellan Skarsgaard en el reparto, que se estrenará en el 2013. Mientras, ha seguido escribiendo episodios de este estiloso culebrón inglés que tiene locos a los americanos. El episodio especial de Navidad, con una duración como la de una película, tiene dos tramas principales potentes, la judicial y la romántica, pero se pierde en vergonzosas tramas secundarias como la de la Ouija. Este año la Academia puede optar o por refrendar el éxito de Mad Men por quinto año consecutivo, probablemente en su mejor momento, o dar el relevo a otra serie, y la única opción factible es Downton Abbey. Si gana, cosa bastante probable, será una victoria injusta.

Homeland

Alex Gansa, Howard Gordon y Gideon Raff por ‘Piloto’, de Homeland

Ni Breaking Bad, ni Boardwalk Empire, ni Juego de tronos. El único hueco libre en esta categoría disputada entre los publicistas de los 60 y la mansión de principios del siglo XX es la otra revelación del año: Homeland. Al igual que en la categoría de dirección, la propuesta del episodio piloto es sólida, pero no la mejor opción, cuando existen capítulos mejores como «The Good Soldier» o «The Weekend». Nominan, eso sí, a las cabezas visibles del proyecto: Gideon Raff, guionista israelí responsable de la versión original en la que se basa esta adaptación norteamericana, y Gansa y Gordon como impulsores del proyecto. Los dos coincidieron por primera vez a finales de los 80 en la serie La bella y la bestia, para la que George R.R. Martin (escritor de los libros de Juego de tronos) también escribió unos cuantos capítulos, y también han pasado por productos emblemáticos como Expediente X 24. Este año no parece que vayan a pasar de la nominación, pero veremos en unos pocos días, cuando comience la segunda temporada, si son capaces de sorprendernos y dar un salto cualitativo que les valga una estatuílla.

Mad Men - Commissions and fees

André y María Jacquemetton por ‘Commissions and fees’, de Mad Men

Esta es la tercera nominación a un Emmy como guionistas para el matrimonio Jacquemetton, dos de las personas de confianza del creador de Mad Men, Matthew Weiner, para escribir sus milimétricos episodios y que han firmado ya una decena de ellos a lo largo de cinco temporadas. Su episodio de este año, «Commissions and fees» representa la bajada a los infiernos de Lane Pryce (Jared Harris, no en vano es el episodio propuesto por el actor para competir como actor de reparto) y contiene uno de los mejores discursos de Don Draper acerca de la felicidad, pero de los tres episodios propuestos este año se trata del más débil, por lo que parte con muy pocas opciones para vencer.

Mad Men - Far away places

Semi Chellas y Matthew Weiner por ‘Far away places’, de Mad Men

Para este analista, Mad Men ha tenido dos episodios sobresalientes este año: el aclamado «The other woman», del que hablamos más abajo, y éste «Far away places». Curiosamente ambos vienen firmados por las mismas personas: Matthew Weiner y una novel en la serie de la AMC, Semi Chellas. Esta guionista, californiana de nacimiento pero emigrada a Canadá, fue responsable del éxito televisivo canadiense The eleventh hour, ganadora de varios premios Gemini (los Emmy canadienses) entre 2002 y 2005. Seguramente ese dato fue lo que llamó la atención de Weiner para contar con ella en la quinta temporada de Mad Men. La estructura de este episodio ya llama la atención. En lugar de ir alternando las tramas a lo largo del metraje, nos cuenta tres historias consecutivamente, como tres cortos de 15 minutos cada uno y todos con un tema en común: la frustración y la infelicidad. En el primero Peggy (Elisabeth Moss) lidia con sus problemas laborales y emocionales; en el segundo Roger (John Slattery) accede a consumir LSD con su mujer para expandir su mente y salvar su matrimonio (el mejor segmento, sin duda, el más arriesgado); y en el tercero Don (Jon Hamm) y su mujer discuten durante un viaje romántico. Las tres historias están ligeramente interconectadas y las tres terminan con un regusto agridulce. Un guión perfecto, maravilloso, que merecería ganar si no existiese «The other woman».

Mad Men - The other woman

Semi Chellas y Matthew Weiner por ‘The other woman’, de Mad Men

Chellas y Weiner vuelven a escribir a cuatro manos un capítulo de la quinta temporada de Mad Men tras el excelente «Far away places». Y cuando parecía que no iban a ser capaces de superarlo, nos sorprenden con «The other woman», el episodio que tres de sus actores nominados han elegido para competir este año. Este capítulo también tiene tres tramas pero una de ellas tiene mayor peso a lo largo del episodio: la de Christina Hendricks y el sacrificio que se le pide por la empresa para lograr firmar con su primer fabricante de automóviles, Jaguar. Sólo esta línea argumental ya se merece todos los aplausos del mundo pero es que además, quitando la trama de Megan (Jessica Paré) y sus intentos para triunfar como actriz, la otra trama, la que venía soterrada el resto del capítulo, la insatisfacción laboral de Peggy frente a los desplantes de Don, explota en una última secuencia sublime, de lo mejor que ha dado la televisión en los últimos años, apoyada en el extraordinario trabajo actoral de Moss y Hamm y que queda sellada con un beso en la mano. Ya el año pasado el excelente «The suitcase» perdió frente al final de Friday Night Lights. ¿Volverá a sucumbir el mejor episodio de Mad Men del año frente a otra sorpresa como puede ser la de Downton Abbey?

Ganará: «Christmas Special», de Downton Abbey

Debería ganar: «The other woman», de Mad Men