Mad Men

EMMYS 2012: Análisis previo (drama)

Mad MenSi Mad Men resultase ganadora del Emmy a la mejor serie dramática el 23 de septiembre, superaría, con cinco galardones consecutivos, uno por temporada, a El ala oeste de la Casa BlancaCanción triste de Hill StreetLa ley de Los Ángeles, que consiguieron cuatro cada una en su momento. Igualaría el récord de Frasier, que también cosechó cinco premios a la mejor serie, pero en la categoría de comedia.

Desde luego tanto The good wife como Juego de tronos piensan plantarle cara, con unas temporadas magníficas este año. Dexter, caída en el olvido de muchos, debería devolverle la nominación a Breaking Bad, que estuvo de hiato el año pasado. Y el fin de Friday night lights deja espacio para la revelación de la temporada: Homeland. El sexto hueco parece que estará disputado por una Boardwalk empire algo irregular este año, y la sorpresa de que Downton Abbey pasa de competir en la categoría de miniserie a la de drama. BossDamages, la última temporada de HouseLuck podrían entrar por sorpresa, pero es poco probable.

Jon Hamm (Mad Men), que vió como el año pasado Kyle Chandler (Friday night lights) se llevaba el Emmy al mejor actor, debe estar tirándose de los pelos al volver a competir contra Bryan Cranston (Breaking Bad), que ya le ganó en tres ocasiones. Pero quizá los dos se queden con un palmo de narices si Hugh Laurie, otro eterno nominado sin premio, se alza victorioso por la última temporada de House. Olyphant, Hall y Buscemi optan de nuevo a nominación, pero alguno tendrá que dejar espacio al Damian Lewis de Homeland y al ganador del Globo de oro Kelsey Grammer por Boss. Si no fuese porque Luck ya ha sido cancelada Dustin Hoffman podría tener posibilidades de nominación. Quizá alguno de las dos propuestas de Downton Abbey, Hugh Bonneville y Dan Stevens, se materialice en candidatura. Y ciudado con el William H. Macy de Shameless, que igual se cuela, aunque con tanta competencia lo tiene difícil.

HomelandDe las actrices nominadas el año pasado podrían repetir todas salvo Connie Britton (Friday night lights). Nominadas seguras son la ganadora del año pasado Margulies (The good wife) y Moss (Mad Men), así como la favorita de muchos, Claire Danes (Homeland). Hargitay, Bates y Enos parten con menos posibilidades y podían dejar hueco a Michelle Dockery o Elizabeth McGovern (Downton Abbey), el regreso de Glenn Close a Damages, Katey Sagal por Sons of anarchy (aunque la Academia siempre la ha ignorado), Kyra Sedgwyck, que siempre ha conseguido nominación por The Closer salvo el año pasado, o la propuesta culebronesca de Madeleine Stowe en Revenge. Y no perdamos de vista a Jessica Paré (Mad Men), que ha decidido presentarse como principal, haciéndole la competencia a Moss.

Los actores de Juego de tronos, al estilo de Modern family, han decidido presentarse todos como secundarios, incluso el ganador de la última edición Peter Dinklage. Sus contrincantes del año pasado (Braugher, Charles, Cumming, Goggins y Slattery) vuelven a competir, pero deben dejar espacio a Mandy Patinkin (Homeland), el regreso de los chicos de Breaking Bad (Aaron Paul, Giancarlo Esposito, Dean Norris) o la posibilidad de que a Slattery le acompañe Jared Harris por Mad Men, que ha realizado una temporada estupenda. Michael Pitt debería ser reconocido este año por Boardwalk Empire, aunque eso será si le dejan Nick Nolte (Luck), Neal McDonough (el nuevo malo de Justified) o los chicos de Smash, Christian Borle y Jack Davenport.

Margo Martindale, por “motivos de guión” no puede revalidar su Emmy como secundaria por Justified el año pasado. Pero la que sí puede hacerlo, aunque cambiando de categoría, es la Maggie Smith de Downton Abbey. Baranski, Forbes, Hendricks, Macdonald y Panjabi serían merecedoras todas ellas de repetir nominación. Rose Byrne vuelve a la competición con su personaje de Damages, Gretchen Mol podría dar la sorpresa por su aparición en Boardwalk Empire y Morena Baccarin sigue demostrando en Homeland que es mucho más que una cara bonita. Lena Headey (Juego de tronos) ya debió ser nominada el año pasado. Y Anna Gunn (Breaking Bad) ha decidido competir como secundaria este año. Megan Hilty y Anjelica Huston son opciones muy lejanas por Smash, y, si no fuese porque ya nadie se toma en serio a True Blood, Fiona Shaw y Kristin Bauer deberían ser nominadas. Aunque la última debería competir en comedia.

Hugh LaurieEn el terreno de los actores invitados The good wife vuelve a ser la reina. Michael J. Fox debería repetir nominación y podrían acompañarle Matthew Perry, Martha Plimpton, Carrie Preston o Anika Noni Rose. De las pocas propuestas de Mad Men destacan las de Julia Ormond y, sobre todo, Alexis Bledel. Y, por favor, que dejen ya de nominar a Robert Morse por inercia. Dexter, aunque pase por su momento más bajo, siempre ha visto reconocidos a sus villanos invitados y Edward James Olmos y Colin Hanks no deberían ser la excepción este año.

Las estrellas Bernadette Peters y Uma Thurman podrían conseguir nominación por Smash. La ganadora del año pasado, Loretta Devine (Anatomía de Grey) vuelve a ser candidata, al igual que la excelente Joan Cusack de Shameless. Y Luck presenta a tres pesos pesados: Michael Gambon, Joan Allen y Mercedes Ruehl. Ley y orden: Unidad de víctimas especiales, que siempre suele colar a algunas de sus invitadas en esta categoría, ha recibido este año las apariciones de Chloe Sevigny, Jane Adams y, de nuevo, Anika Noni Rose.

En cuanto al apartado de dirección, volvemos a contar este año con nombres de primera línea: Michael Mann (Luck), Gus Van Sant (Boss) o Phillip Noyce (Revenge). También podrían ser nominados los pilotos de dos series malogradas: el de Pan Am (de Thomas Schlamme) y el de Smash (Michael Myers). Renny Harlin también es candidato por un episodio de Último aviso (Burn notice).

Suele sorprender en ocasiones el número de episodios propuestos en esta categoría por una serie. Este año la palma se la llevan Breaking BadMad Men con 10 y 9 episodios propuestos respectivamente, lo cual choca bastante teniendo en cuenta que sus temporadas son de 13 episodios.

Y si las series de AMC pecan en exceso con sus propuestas en dirección, los productores de The good wife se han quedado cortos en la categoría de guión. Tan sólo han propuesto un episodio en una serie en la que lo que brilla principalmente es la calidad de sus guiones. El aclamado episodio “Blackwater” de Juego de tronosaspira a nominación tanto en dirección como en guión.

> Más análisis previos: Comedia | Miniserie y telefilm