Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Una de las grandes triunfadoras de los Creative Emmy de la semana pasada, Boardwalk Empire, que se alzó con cuatro premios, es la única serie que no repite nominación en la gran categoría de la noche con respecto al año pasado. La incorporación ha sido House of Cards, la apuesta del videoclub online Netflix que parece haber encandilado a los académicos. La victoria de Homeland el año pasado puede repetirse en esta ocasión, si Juego de tronosBreaking Bad, que son las auténticas series del momento, no lo impiden.

Breaking Bad

EmmySerieDramaBreakingPeqUna de las muchas ventajas con las que parte la serie de Vince Gilligan este año es que los últimos episodios de Breaking Bad, que competirán en los Emmy por última vez el año que viene, se han emitido justo durante los días de votación de esta ceremonia. Los primeros ocho capítulos de esta tanda final pisaron el acelerador y lo dejaron todo listo para una recta final que, para los que la estamos disfrutando estos días, no tiene desperdicio ni respiro. Sin Gus Fring de por medio, Walter White decide hacerse con las riendas del negocio sin percatarse de que, primero, es mucho más complicado y peligroso de lo que cree y, segundo, sus acciones le llevarán a un camino, esta vez sí, sin vuelta atrás para con los miembros de su familia. La serie de la AMC repite las 13 nominaciones de la última edición pero parece que finalmente en esta ocasión público y crítica están rendidos ante la que es, sencillamente, una de las mejores series de la Historia. Sólo queda que los académicos se dignen a reconocer este hecho. Y si finalmente vuelve a ganar Homeland, o House of Cards Juego de tronos dan la sorpresa, más les vale premiarla el año que viene en su última posibilidad.

Downton Abbey

EmmySerieDramaDowntonPeqLa tercera temporada de la serie británica ha acumulado en esta edición 12 nominaciones, cuatro menos que las del año pasado, por lo que podemos deducir que la serie está en ligero declive en cuanto al favor de los académicos. Además, en los Creative Emmy sólo pudo revalidar el premio de mejormúsica, perdiendo la peluquería frente a Boardwalk Empire. Pero la verdad es que la serie de Julian Fellowes ha echado toda la carne en el asador durante esta temporada, corrigiendo algunos errores de su folletinesca segunda temporada. Y el culebrón de época sigue estando ahí, claro está, pero las emociones se han multiplicado con varias bodas (y no bodas), nacimientos y muertes. Visual e interpretativamente sigue siendo sobresaliente pero sus guiones no son ni de lejos tan redondos como los de una de las grandes damnificadas este año en los premios, The Good Wife, que debería ocupar esta plaza. Tras el boom del año pasado, Downton Abbey ya no es la favorita de tantos votantes, así que no contamos con ella como ganadora el domingo.

Juego de tronos

EmmySerieDramaTronosPeqEl año pasado por estas fechas, cuando evaluábamos la segunda temporada de Juego de tronos, comentábamos que le faltaba un pequeño empujón para llegar a ser sobresaliente y que quizá lo conseguiría al año siguiente al adaptar el mejor libro de la saga: “Tormenta de espadas”. Pues bien, ese salto cualitativo que mencionábamos al final sí tuvo lugar y la tercera temporada de la serie creada por Benioff y Weiss nos ha brindado 10 capítulos casi perfectos con varios momentos que ya se han convertido en Historia de la televisión. De las 11 nominaciones que la serie tuvo el año pasado ha pasado a 16 en esta ocasión, aunque el pasado fin de semana, en los Creative Arts, sufrió un ligero varapalo al conseguir sólo dos premios menores (efectos visuales y maquillaje) y perder en categorías decisivas como fotografía, montaje o reparto, demostrando que quizá la Academia aún no está preparada para otorgar el premio más grande de la noche a una serie de fantasía. Y si no lo logra en esta ocasión, que parece ser su mejor momento, nos tememos que pueda terminar pasándosele la oportunidad.

Homeland

EmmySerieDramaHomelandPeqA pesar de haber ganado un buen puñado de Globos de Oro y de su incontestable calidad, el año pasado no supimos prever desde esta página la victoria de Homeland como mejor serie dramática del año. Sus guiones tensos y sus interpretaciones llenas de matices convencieron a una Academia que quizá buscó premiar un producto en las antípodas de la serie que llevaba ganado cuatro años seguidos: Mad Men. Además, su visión de la política exterior y de las amenazas en territorio estadounidenses, son temas que a los americanos les han empezado a interesar realmente en lo que llevamos de siglo. La pregunta era si la serie de Showtime podría aguantar ese nivel durante una segunda temporada. Y la respuesta ha sido sí… y no. Ha acentuado muchas elementos positivos como la relación de los dos protagonistas, pero ha forzado en demasía el factor de la credibilidad, sobre todo en la recta final de capítulos. Aun así la serie ha pasado de 9 nominaciones el año pasado a 11 en esta edición. Los Emmy son muy dados a cogerle cariño a una serie y premiarla todo lo que puedan pero, ¿será Homeland la excepción que confirme la regla?

House of Cards

EmmySerieDramaHouseCardsPeqLa única serie nueva de este año que se ha visto honrada con ser nominada como uno de los mejores dramas del año no viene de las cadenas generalistas ni de la televisión por cable. El futuro ha llegado gracias a Netflix, el portal de visionado legal de contenidos que ha decidido comenzar a producir ficción propia y ofrecérsela al consumidor por temporadas enteras. Con un pedigrí que incluye un reparto encabezado por Kevin Spacey y Robin Wright y un piloto dirigido por David Fincher (los tres nominados en sus categorías), estaba claro que Netflix apuntaba a las carreras de premios. Lo que es una lástima es que les haya quedado un producto muy frío y con unos guiones que apenas atrapan al espectador. Los tejemanejes lobbystas que perpetra el congresista Underwood (Spacey) siempre parecen salirle bien y la audiencia no tiene ningún personaje con el suficiente carisma como para identificarse con él. De las seis series nominadas es la que memos candidaturas tiene en total: sólo 9; pero viene de ganar dos premios gordos en los Creative Arts: reparto (que ganó Homeland el año pasado antes de proclamarse mejor serie) y fotografía. ¿Dará Netflix al final el campanazo mayor?

Mad Men

EmmySerieDramaMadMenPeqDe niña mimada de todos los votantes del 2008 al 2011 a ser la última en todas las quinielas va sólo una temporada: este sexto año de las andanzas de Don Draper y sus compañeros publicistas tuvo un comienzo vacilante y reiterativo. Hasta que las dos principales agencias de publicidad no se juntaron, la serie parecía ir yendo sin rumbo. Draper (Hamm) volvía a las infidelidades, Peggy (Moss) se peleaba con su novio por el piso en el que vivían… Nada parecía deslumbrarnos como la serie nos tenía acostumbrados. Pero como siempre Weiner, que es muy listo, lo tenía todo en mente y los últimos episodios dieron sentido a todo (las infidelidades llevaban a la trama de Vietnam) y nos volvió a ofrecer un final de temporada de quitarse el sombrero. Quizá ese balbuceo del comienzo sea lo que le impida ganar esta ocasión, además que es el año que menos candidaturas acumula en toda su historia: sólo 12 frente a las 17 del año pasado. Aunque ahora que sabemos que no sólo le queda un año sino dos más en los Emmy (la séptima y última temporada será emitida por AMC en dos tandas en 2014 y 2015, al igual que han hecho con la última de Breaking Bad) confiamos en que la despedida sea por todo lo alto y, si lo merece, con otro premio a la mejor serie. Si 30 Rock sienta precedente este año en comedia tras ganar varios años seguidos y volver a reinar con la última temporada… quizá Mad Men pueda optar a lo mismo.

Ganará: Breaking Bad
Debería ganar: Breaking Bad