Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Aunque Coco sea claramente la película de animación más alabada y laureada del año, esta selección de cinco títulos nos hacen ver que, incluso en una cosecha escasa como la de 2017, la animación tiene una capacidad notable de contar historias diferentes por vías bien diversas. Así están dos cintas comerciales pero originales como El bebé jefazo y Ferdinand, la producción independiente The Breadwinner y la europea Loving Vincent.

El bebé jefazo. Tom McGrath y Ramsey Naito

Oscar
Tom McGrath y Ramsey Naito: primera nominación

Otros premios del año

Otras nominaciones del año

  • Globos de Oro: nominación de mejor película de animación
  • Premios Annie: 7 nominaciones
  • Visual Effects Society: 2 nominaciones


Dreamworks consigue su nominación en esta categoría con esta película de disparatada premisa que acaba funcionando como alegoría anti Trump en un entorno insólito. Una cinta tan atrevida como disparatada pero que parte con pocas probabilidades para una película que ha tenido un buen reflejo en taquilla pero poco respaldo de la crítica. Tampoco ayuda su discreto paso por la carrera de premios del año, ni siquiera la estadística, que coloca el premio en manos de Disney/Pixar con mayor probabilidad que en otras candidatas. Como siempre suele ocurrir en esta (y en otras muchas) categoría, la nominación ya es suficiente premio para una película como ésta en un año de, salvo honrosas excepciones (todas reflejadas en esta categoría), poca excelencia en las cintas de animación.
Pablo López

The Breadwinner. Nora Twomey y Anthony Leo

Oscar
Nora Twomey y Anthony Leo: primera nominación

Otros premios del año

  • Premio Annie a la mejor película independiente
  • Críticos de Los Ángeles: mejor película de animación

Otras nominaciones del año

  • Globos de Oro: nominación de mejor película de animación
  • Critics’ Choice: nominación de mejor película de animación
  • Premios Annie: 10 nominaciones


El primer largometraje en solitario de la directora británica Nora Twomey (co-directora junto a Tomm Moore de El secreto del libro de Kells) consigue con esta su primera nominación al Oscar y, además, firma una de las películas de animación más laureadas del año. Esta adaptación de la novela infantil homónima escrita por Deborah Ellis narra la historia de una joven afgana que se disfraza de chico para poder trabajar y ganar dinero para su familia. Ganadora del premio a la mejor película de animación (en la categoría de largometrajes independiente) en los últimos premios Annie, donde contaba con otras 9 nominaciones, y candidata a todos los grandes premios del año en la categoría de animación, The Breadwinner es uno de los títulos más interesantes del año. Casi cada año, en los Oscar nos encontramos con el mismo caso: una película de animación independiente, alabada por público y crítica, que llega al final de la carrera como segunda opción, haciéndole la competencia a los grandes títulos del año, que suelen estar firmados por Disney-Pixar. Como en la mayor parte de los casos, lo más probable es que The Breadwinner se tenga que conformar con haber plantado cara hasta el final, porque todo apunta a que Goliat le volverá a ganar la partida a David.
Alan Dameron

Coco. Lee Unkrich y Darla K. Anderson

Oscar
Lee Unkrich: 1 oscar, 3 nominaciones

  • Oscar a la mejor película de animación por Toy Story 3 (2011)
  • Nominación al mejor guión adaptado por Toy Story 3 (2011)

Darla K. Anderson: 2 nominaciones

  • Nominación a la mejor película del año por Toy Story 3 (2011)

Otros premios del año

  • Globos de Oro: mejor película de animación
  • Bafta: mejor película de animación
  • PGA: mejor película de animación
  • Premios Annie: 11 premios incluyendo mejor película
  • National Board of Review: mejor película de animación
  • Críticos de Boston: mejor película de animación
  • Críticos de Los Ángeles: mejor película de animación
  • Críticos de Nueva York: mejor película de animación
  • Críticos de Boston: mejor película de animación


¿Puede la muerte ser el tema central de una película infantil? Esta sería, seguro, una de las preguntas que se repetirían muchas veces los responsables de Pixar -y, sobre todo, los de Disney- antes de dar luz verde a Coco allá por 2011. Tanto la cálida recepción del público como las cifras de taquilla, que al fin y al cabo son la prueba más palpable de ello, demuestran que hicieron bien en lanzarse a la piscina. La película de Lee Unkrich (Toy Story 3) y el debutante Adrian Molina sobre un niño criado en una familia de zapateros al que le prohíben desarrollar su pasión por la música ha superado la recaudación de otras películas emblemáticas del estudio como Monstruos, S.A., Ratatouille o Los Increíbles, con más de 700 millones de dólares en todo el mundo. Especialmente bien ha funcionado en China y -esta era la prueba de fuego- en México, país en el que se estrenó coincidiendo con la celebración del Día de Muertos y donde se ha convertido ya en la película más taquillera de la historia. Como ocurría en Del revés, Pixar amolda para la mente de los niños una historia adulta, que resuena más allá de los gags, los números musicales y de esa persecución que alarga más de la cuenta la parte central de la película. Disney y Pixar se han llevado a casa cada oscar de animación en lo que va de década con excepción de 2012, el año de Rango, así que, si nos dejamos guiar por indicadores como su victoria en los Globos de Oro, el récord que ha batido al ganar 11 annies o los Bafta, donde acaba de salir triunfadora en la categoría de película animada, Coco tiene la victoria en los Oscar asegurada. Y no será, posiblemente, el único oscar de la noche con acento mexicano.
Bernardo Pajares

Ferdinand. Carlos Saldanha

Oscar
Carlos Saldanha: 2 nominaciones

  • Nominación a mejor corto de animación por Bellotas (2003)

Lori Forte: Primera nominación

Otros premios del año

Otras nominaciones del año

  • Globos de oro: mejor película de animación y mejor canción original


La primer película de Carlos Saldanha fuera de las sagas Río y Ice Ace es una con un fuerte mensaje que se ve a la legua aunque al público adulto le cueste un poco entrar y los más pequeños no entiendan muy bien qué es eso de una corrida de toros. Una vez dentro, el gigante Ferdinand se gana el cariño de todos con su pacifismo y su sueño de vivir tranquilo en una granja donde cultivan flores como mascota de una niña llamada Nina en lugar de morir en la plaza embistiendo. El mensaje antitaurino está ahí, con el torero dibujado como el villano de la historia y los toros pobres víctimas ingenuas que buscan la gloria sin saber que están destinados a morir de una manera u otra. Sentimientos a raudales y dentro de los parámetros marcados para una película infantil. Uno de los grandes puntos fuertes de Ferdinand, que probablemente no sabrán apreciar quienes votan en los Oscar, es el gran trabajo de documentación que hay detrás de esta película. Hasta los números de los autobuses que se ven en el viaje de Ferdinand y sus amigos a Madrid son los correctos.
M.J. Arias

Loving Vincent. Dorota Kobiela, Hugh Welchman y Ivan Mactaggart

Oscar
Hugh Welchman: 1 oscar, 2 nominaciones

  • Oscar al mejor corto de animación por Peter & the Wolf (2008)

Dorota Kobiela y Ivan Mactaggart: primera nomiación
Otros premios del año

  • Premios del Cine Europeo: mejor película de animación
  • Críticos de Boston: mejor película de animación

Otras nominaciones del año

  • Globos de Oro: nominación de mejor película de animación
  • Bafta: nominación de mejor película de animación
  • Critics’ Choice: nominación de mejor película de animación
  • Premios Annie: 3 nominaciones


Hay varios títulos sobre la vida o la obra de Van Gogh: El loco del pelo rojo, Vincent y Theo, Van Gogh o el sueño de Akira Kurosawa titulado Cuervos con Martin Scorsese interpretando al genio impresionista. En ninguno de ellos se transmite el poder de la pintura de Van Gogh o el misterio que le rodeó durante toda su vida. Por eso Loving Vincent es, sin duda, la mejor película hecha jamás sobre el artista. Estos dos polacos, Kobiela y Welchman sí han sido capaces del milagro, transmitir a través de sus imágenes la sensación que supone mirar un Van Gogh, todos esos estímulos que recorren tu cuerpo cuando observas los brochazos, los colores o la composición de cualquiera de sus cuadros. ¿Cómo lo han hecho? Ahí está el punto fuerte de esta nominada. Lo que ha llevado a Loving Vincent a la carrera por el oscar son esos 56.800 fotogramas pintados sobre óleo tal y como los hubiera pintado Van Gogh. 80 minutos donde las obras magistrales de excelentes pintores contemporáneos se suceden una por una buscando algo de claridad entre los últimos días del pintor. Es la primera película de la historia compuesto por lienzos animados y el resultado es de una belleza apabullante. Su originalidad es su apuesta para llevarse el Oscar. La gran cuestión es si los académicos habrán percibido flaqueza narrativa en esa consecución de obras maestras a las que cualquier espectador se acaba acostumbrando.

Pedro Moral

Ganará: Coco
Debería ganar: Coco
Molaría que ganase: The Breadwinner