Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Aunque la omnipresente Pixar este año también tiene nominado el corto Bao, que parte como favorito de la categoría, la belleza de One Small Step y, sobre todo, el maravilloso Weekends deberían hacer fracasar las encuestas este año. Completan el quinteto de nominados Animal Behaviour, una pieza sobre animales en una sesión de terapia, y Late Afternoon, que trata la demencia senil desde el punto de vista de los recuerdos que permanecen.

Animal Behaviour

Alison Snowden y David Fine

Oscar
Alison Snowden: 2 nominaciones, 1 oscar

  • Nominación a mejor corto de animación por Second Class Mail (1986)
  • Oscar al mejor corto de animación por Bob’s Birthday (1995)
  • Nominación a mejor corto de animación por Animal Behaviour (2019)

David Fine: 1 nominación, 1 oscar

  • Oscar al mejor corto de animación por Bob’s Birthday (1995)
  • Nominación a mejor corto de animación por Animal Behaviour (2019)


Un grupo de animales diferentes en una reunión de terapia, conducida por un psicólogo canino. A los cinco pacientes que asisten regularmente (una sanguijuela a la que separarse produce ansiedad, una mantis que sufre canibalismo sexual, un cerdo chocoadicto, una gata con TOC y un pájaro que padece de sentimiento de culpa desde sus días de permanencia en el nido) de repente se une un simio con problemas para controlar la ira. Su intervención hará aparecer las verdaderas personalidades del resto de animales. Alice Snowden y David Fine, que ya ganaron el oscar al corto de animación por Bob’s Birthday, consiguen su segunda nominación conjunta con este corto cuyo planteamiento recuerda al magnífico Creature Comforts de la factoría Aardman, pero que se queda muy lejos debido a una ejecución algo rústica para los tiempos que corren y a un guión que desfallece en la segunda mitad, cuando se define el verdadero ser de los animales y algunos resultan más interesantes (la mantis y la sanguijuela) que otros. Aun así, es un corto muy disfrutable, con buenos diálogos, gran sentido del humor tanto gráfico como lingüístico y buenas interpretaciones de los dobladores.

Bao

Domee Shi y Becky Neiman-Cobb

Oscar
Primera nominación para ambas

El favorito de la categoría es este corto sobre una madre que lucha contra el síndrome del nido vacío y que precedía la proyección de Los Increíbles 2; es el primero de la factoría Pixar dirigido por una mujer, Domee Shi, que se inspiró en su propia vida como hija de inmigrantes chinos en Canadá. Una mujer de mediana edad está cocinando unos dumplings cuando uno de repente cobra vida. Tras el horror inicial, lo cría como un hijo, sobreprotectora, hasta que, cuando crece, quiere irse de casa. Ella, en plena pelea, se lo come. Pero la historia del dumpling refleja su verdadera relación con su hijo, el choque de culturas oriental y occidental, y le hace conducirla mejor a partir de ese momento. La pieza es sencilla y emotiva y está llena de buenas intenciones, y la animación es intachable, y tiene el sello “para todos los públicos” de otras cintas de Pixar: la historia entretiene a los pequeños, pero tiene impacto emocional en los adultos que la vean con ellos. Aunque no esté a la altura de la finura visual de Piper, Bao es eficaz, introduce una nueva sensibilidad en la fábrica de animación y la mezcla de culturas puede indicar nuevos caminos para los largos y una carrera para Domee Shi como directora de largos en la casa.

Late Afternoon

Louise Bagnall y Nuria González Blanco

Oscar
Primera nominación para ambas

El estudio irlandés Cartoon Saloon, que el año pasado estuvo en la categoría de mejor largometraje de animación con El pan de la guerra, vuelve al plantel de nominados con Late Afternoon, dirigida por Louise Bagnall y con producción de la española Nuria González Blanco. El corto es una evocadora pieza sobre la demencia senil, centrada en una anciana que, perdiendo la memoria a corto plazo, se sumerge en su mundo interior a la vez que recuerda trazos de su vida. Con la fantástica voz principal de la veterana actriz Fionnula Flanagan, el corto se distingue de entre los muchos dedicados a la vejez y sus estragos por la ausencia de dramatismo y la exposición de emociones esenciales y genuinas en una narración fragmentada y un trazo sencillo, carente de pirotecnia visual y con mucho lirismo que a veces deriva en lo onírico y lo abstracto.

One Small Step

Andrew Chesworth y Bobby Pontillas

Oscar
Primera nominación para ambos

Esta preciosa pieza es el primer proyecto de Taiko Studios, una factoría chino-estadounidense de reciente creación en la que trabajan artistas procedentes de Disney, como los dos que firman One Small Step. En él, una niña llamada Luna que vive sola con su padre, zapatero, tiene como sueño y objetivo en su vida llegar a ser astronauta. Pero la adolescencia le hace frustrarse y convertirse en una adolescente uraña, mientras su padre la observa e intenta ayudarla. Cuando su padre desaparece, Luna descubre una caja en la que su padre ha guardado todos sus zapatos usados, y recupera su sueño y su motivación. Y aunque la historia es sencilla y desde luego su mensaje (“cree en ti mismo y en tus sueños”) suena convencional, la impresionante animación, la exquisita personalidad del dibujo y el optimismo y sentimentalismo eficaz, que evita caer en lo meramente manipulador, de la narración lo convierten en uno de los mejores del conjunto, por encima del favorito Bao.

Weekends

Trevor Jimenez

Oscar
Primera nominación

Otros premios del año

  • Annecy: Premio del Público al mejor corto
  • Annecy: Premio del Jurado al mejor corto


La quinta pieza en liza está relacionada también con la factoría Pixar, de donde procede su autor Trevor Jimenez. Basándose en la experiencia personal del autor, Weekends sigue los pasos de un niño tras el divorcio de sus padres, una época en la que debe transitar entre casa y casa para estar con los dos. El chaval lucha contra las repercusiones de ver cómo sus padres buscan su nueva felicidad por separado, mientras su realidad se ve interrumpida por secuencias de sueños en las que el niño toma contacto con su subconsciente para explorar sus deseos de vivir en familia y su miedo a los extraños. Y es en estas secuencias donde la cinta se muestra más real y cercana al espectador, y también más profunda, sensible y emotiva. Weekends es espectacular, sin duda el mejor de los cinco, con una animación 2D delicada sobre un trazo de carboncillo hecho a mano que da una textura poco refinada y más conectada con el cómic, sin diálogos, con un cuidadísimo diseño de sonido y abundancia de planos amplios. El conjunto es redondo y de justicia sería que se alzase con el premio en la gala del 24.

Ganará: Bao
Debería ganar: Weekends
Molaría que ganase: Weekends