Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Este año, la categoría de efectos visuales se amplía de tres a cinco candidatos. Sin embargo, el cambio en las reglas se ha producido un año en que sólo tres de los cinco nominados parecen tener verdadera categoría para competir por la estatuilla: Origen, Alicia en el País de las Maravillas y el penúltimo Harry Potter. Sorprende en cambio la presencia de Iron Man 2 y, más todavía, la de Más allá de la vida, ocupando las plazas de Tron: Legacy o Scott Pilgrim.

OSCATLÓN 2010: Efectos visuales

Ken Ralston, David Schaub, Carey Villegas y Sean Phillips por Alicia en el País de la Maravillas

La candidatura de Alicia en el País de las Maravillas es incontestable porque la práctica totalidad de lo que se ve en la película es un efecto visual. Desde los paisajes a los elementos del decorado pasando por los cielos y los detalles de los trajes. Todo era una enorme lona verde y gente vestida de verde que luego fueron transformados por el equipo dirigido por Ken Ralston, David Schaub, Carey Villegas y Sean Phillips. Ralston es un aristócrata de esta categoría. En sus 20 años en Industrial Light & Magic (ILM) hizo de todo: desde El retorno del Jedi a Forrest Gump y ganó cinco Oscar. Desde hace más de una década trabaja en la división de efectos visuales de Sony, Imageworks. Desde entonces no se le ha visto por los grandes premios, pero esta es su gran oportunidad.

OSCATLÓN 2010: Efectos visuales

Tim Burke, John Richardson, Christian Manz y Nicolas Aithadi por Harry Potter y las reliquias de la muerte, parte 1

Harry Potter y las reliquias de la muerte, parte 1 es sólo la segunda entrega de la saga que consigue la nominación en este apartado, a pesar del amplio trabajo de efectos y trucajes que tienen todas ellas. Y es especialmente curioso que haya entrado este año porque quizá lo que se ve en esta cinta es menos espectacular que en otras. El jefe de equipo, Tim Burke se llevó el Oscar por Gladiator y ha trabajado en todos los Harry Potter salvo en el primero. Quizá con el remate a la saga tenga mejor suerte, porque este claramente no va a ser su año.

OSCATLÓN 2010: Efectos visuales

Michael Owens, Bryan Grill, Stephan Trojanski y Joe Farrell por Más allá de la vida

La inclusión de Más allá de la vida en esta categoría ha resultado muy inesperada, sobre todo al imponerse a cintas como Tron: Legacy o Scott Pilgrim. Aunque se agradece que no todas las películas que compite en este apartado sean de ciencia ficción, hay que reconocer que el largometraje de Clint Eastwood sólo tiene un amplio trabajo de efectos visuales en la impresionante secuencia del tsunami. Su máximo responsable, Michael Owens, es un veterano de ILM, que ha formado parte del equipo en casi todos los grandes títulos de la casa desde los años ochenta. Coincidió con Eastwood en Cartas desde Iwo Jima y desde entonces han colaborado en todas las cintas del realizador. Es, sin embargo, su primera candidatura al Oscar.

OSCATLÓN 2010: Efectos visuales

Paul Franklin, Chris Corbould, Andrew Lockley y Peter Bebb por Origen

La favorita de las cinco candidatas es Origen, con su inteligente propuesta: Paul Franklin, Chris Corbould, Andrew Lockley y Peter Bebb -el mism o equipo que desarrolló los dos Batman de Nolan- tuvieron el buen criterio de utilizar técnicas digitales únicamente cuando se requerían -París doblándose como un papel, una ciudad soñada desmoronándose como un iceberg- pero recurrieron a grandes trucos para secuencias capitales como la famosa pelea sin gravedad por los pasillos de un hotel. Aunque la idea no es nueva –ya la usó Fred Astaire en Bodas reales el resultado da una sensación de verosimilitud que el CGI, por perfecto que sea, no puede transmitir. Es difícil imaginar que se les escape el Oscar.

OSCATLÓN 2010: Efectos visuales

Janek Sirrs, Ben Snow, Ged Wright y Daniel Sudick por Iron Man 2

Cabe pensar que la inclusión de Iron Man 2 entre las cinco finalistas es por inercia después de la candidatura de la primera entrega. De aquel equipo sólo queda en realidad Ben Snow, que ya suma cuatro candidaturas a los Oscar, todas en la última década. El nuevo responsable es Janek Sirrs, el creador de los entonces rompedores efectos de Matrix, que le valieron la estatuilla; sin embargo, no había vuelto a estar nominado desde entonces. El trabajo en Iron Man 2 es correcto, pero no hay nada destacable. Todo funciona, sí, pero no han dado con momentos memorables ni vueltas de tuerca.
Ganará: Origen

Debería ganar: Origen