Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Una vez más las nominaciones a los Globos de oro de este año en las categorías de televisión no se dejan llevar por las tendencias creadas por los Emmy y las críticas y eligen su propia vía. Una vía que vuelve a dejarse cegar por estrellas de renombre y que apuesta por series de nueva creación para, probablemente, volver a olvidarse de ellas al año siguiente. Como es el caso de la ganadora del año pasado en drama, The affair, que este año solo tiene a Maura Tierney nominada como secundaria. En el resto de apartados, Transparent en comedia y Fargo en miniserie tienen muchas posibilidades de repetir. Pero con los Globos de Oro nunca se sabe…

Categorías de drama

La ganadora del Emmy al mejor drama en la última edición, Juego de tronos, es la única serie que repite nominación en los Globos de oro de este año. Y sus compañeras de categoría son cuando menos peculiares. Nada de nominar siquiera la despedida de Mad Men o reconocer a la heredera de Breaking BadBetter call Saul, no. Las menciones al exitazo mediático de Empire y su protagonista Taraji P. Henson, entran dentro de lo esperable. Pero la apuesta de los Globos por productos tan alejados de lo convencional como son Mr. Robot (con candidaturas a Rami Malek y Christian Slater como principal y secundario) y Outlander (con Caitriona Balfe nominada como protagonista y Tobias Menzies como secundario), ambas además de cadenas que no suelen ser reconocidas en premios como estos, USA y Starz, son sorprendentes a la par que refrescantes. Y Narcos (y su protagonista Wagner Moura) recoge el testigo como representante de las series de Netflix que deja House of cards.

Aunque Kevin Spacey fuese premiado como mejor actor en drama durante la pasada edición, la única nominación este año para la otrora serie buque insignia de Netflix es la de Robin Wright, que sí ganó hace dos años, por lo que su victoria es improbable esta vez. A Wright, P. Henson y Balfe les acompañan la ganadora del último Emmy Viola Davis por Cómo defender a un asesino, favorita en muchas de las quinielas, y Eva Green por esa rareza de terror de Showtime que es Penny Dreadful.

Aunque Mad Men y Better call Saul no han entrado como mejor drama, sí lo han conseguido sus actores Jon Hamm y Bob Odenkirk, cerrando el quinteto, junto a Malek y Moura con el Liev Schreiber de Ray Donovan, el único que repite en esta categoría del año pasado y que consigue con esta su tercera nominación consecutiva. Y dado que los Globos ya premiaron a Hamm en el primer año de Mad Men y no tienen la deuda que si tenían los Emmy en la última edición, es probable que el premio se lo lleve alguno de los tres recién llegados. Mi dinero está con Rami Malek.

Categorías de comedia

En comedia la locura es incluso mayor. Aunque repiten todos los ganadores del año pasado: Transparent y Jeffrey Tambor y Gina Rodriguez por Jane the virgin, creo que nadie se esperaba que otra comedia de Amazon, Mozart in the jungle y su protagonista Gael Garcia Bernal fuesen a ser nominados. Y la mención a Casual, producida por otra plataforma online, Hulu, confirma que los Globos también se suben a la moda de preferir reconocer estas nuevas formas de distribución por encima de las cadenas de televisión tradicionales. Y es que Silicon Valley y Veep son las únicas nominadas que no vienen de Netflix, Amazon o Hulu. Las dos son de HBO, que tampoco es una cadena tradicional sino de cable. Los tiempos realmente están cambiando.

Orange is the new black sí que repite nominación para la serie y para Uzo Aduba (la ganadora de dos Emmys) como secundaria, pero pierde la de Taylor Schilling como protagonista en favor de tres nombres nuevos: Rachel Bloom por Crazy Ex-girlfriend, otra serie ligera de la CW que apela a un público parecido al de Jane the virgin; la veterana Lily Tomlin por otro producto Netflix, Grace & Frankie y que también fue candidata en los Emmy; y, contra todo pronóstico, Jamie Lee Curtis por la patochada para adolescentes que es Scream Queens. Y quizá precisamente por lo marciana que es la nominación, quizá se alce con el premio. Si no se lo impide Julia Louis-Dreyfus por Veep porque, a pesar de que la actriz está forrada de Emmys por este papel, aún no ha ganado el Globo.

Los tres actores que acompañan a Tambor y Garcia Bernal son, ¡sorpresa!, tres nombres nuevos también: Aziz Ansari, que tras acabar Parks & Recreation ha conseguido su propia serie como protagonista en, cómo no, Netflix, titulada Master of none, con una clara influencia de Louie, de Louis C.K.; una eminencia como Patrick Stewart por una serie de la que nadie ha oído hablar como es Blunt Talk; y la estrella de renombre, en este caso Rob Lowe por The Grinder, interpretando a una ex estrella de televisión que vive demasiado su papel. Y aunque su actuación es correcta, la gran sorpresa de la serie de FOX es Fred Savage, interpretando a su sensato hermano pequeño, pero que no ha conseguido nominación.

Categorías de miniserie y telefilm

Aunque los Emmy ya hayan separado miniserie de telefilm en sus premios, en los Globos siguen existiendo estas categorías a modo de cajón desastre donde entra un poco de todo. El año pasado hubo una lucha hasta el último momento entre True Detective y la finalmente ganadora Fargo, pero dado que la segunda temporada de la primera ha significado una decepción considerable, queda el camino libre para que la serie de la FX vuelva a repetir premio. Y como ambas series cuentan con tramas y reparto diferente en cada temporada, los afortunados nominados este año por Fargo son Patrick Wilson y Kirsten Dunst, ambos con buenas opciones de victoria.

Sus contrincantes son la nueva entrega de American Horror Story, en esta ocasión ambientada en un hotel poblado de fantasmas y vampiros y que cambia a Jessica Lange por Lady Gaga. Aunque la cantante no realiza un mal trabajo la sombra de la gran lange es alargada, pero quizá los globos no desprecien la oportunidad de hacer subir a recoger un premio a una diva pop, como ya han hecho con Madonna en varias ocasiones. American Crime, la única representante de la cadena ABC en estos Globos, cuenta con nominaciones a mejor miniserie y a Felicity Huffmann como principal y Regina King como secundaria (y hablando de Regina King, ¿por qué los Globos no se han acordado de The Leftovers?)

La aportación británica suele ser importante siempre en estas categorías y está representada en esta edición por la teatral Wolf Hall, que además tiene a Mark Rylance (doble nominado este año y probable ganador como secundario en cine por El puente de los espías) como candidato a actor principal y a Damian Lewis como secundario. Idris Elba siempre rasca nominación con cada temporada de Luther, pero ya ganó hace cuatro años. David Oyelowo, la revelación del año pasado con Selma es candidato por Nightingale como ya lo fue en los últimos Emmy. Y el quinteto de actores se cierra con Oscar Isaac, recién salido del exitazo de la nueva entrega de Star Wars, nominado por Show me a hero, la miniserie de David Simon (The Wire) y Paul Haggis, que no ha recibido más que esta candidatura.

La quinta miniserie nominada es otra inesperada sorpresa, Flesh and bone, una atípica historia sobre el mundo del ballet, con evidentes ecos de Cisne negro, que también ha logrado para su jovencísima protagonista Sarah Hay, una mención como actriz principal. Es curioso que, al final, todos los productos que hemos mencionado hasta ahora en estas categorías son miniseries. El único telefilme que ha logrado alguna mención ha sido el mediocre Bessie para su protagonista Queen Latifah.

Y otro cajón desastre son las dos categorías de secundarios donde se juntan actores de drama, comedia y miniserie o telefilme. Aparte de los nominados que hemos mencionado más arriba encontramos a Alan Cumming por The good wife (único representante de la serie de la CBS) repitiendo nominación del año pasado y a Ben Mendelsohn por Bloodline (de Netflix) que también fue candidato al Emmy. Y en el apartado femenino, aparte de Aduba, Tierney y King y de la ganadora del año pasado, Joanne Frogatt por Downton Abbey (no deja de sorprender que con los excelentes repartos tanto de esta serie británica como de The good wife siempre tiendan a nominar a los mismos) se completa la categoría con una posible vencedora: Judith Light como la ex-mujer del personaje de Jeffrey Tambor en Transparent.